Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Cambio de Planes

Perfil Político: Cambio de Planes

Por Luis Alberto ALCARAZ

DE LA CECA A LA MECA. Nunca antes un cuadro político de tal nivel había sido tan ninguneado en el priismo jalisciense, tan solo en Nayarit se recuerda el caso del también senador Raúl Mejía González, quien de aspirante a la gubernatura fue degradado a nada. Es el problema de los viejos dinosaurios priistas, que se forjaron con una sólida convicción de la disciplina priista. Hablamos del senador Ramiro Hernández García, quien aunque carecía de la fuerza necesaria para disputarle la candidatura a Aristóteles Sandoval, ni duda cabe que se trata de uno de los cinco grandes políticos con más arrastre en el PRI de la actualidad, al lado de Arturo Zamora Jiménez y unos cuantos más. Su visión de la unidad y la disciplina partidista hizo que Ramiro Hernández declinara a sus aspiraciones a la gubernatura cuando los altos mandos le mostraron diversas encuestas en las que quedaba claro que el candidato más rentable era el propio Aristóteles. A cambio de bajarse de la contienda Ramiro recibió el compromiso de ser postulado como candidato a la alcaldía de Zapopan. Sin embargo el acuerdo hizo crisis cuando el alcalde zapopano Héctor Vielma se montó en su macho y se negó a Avelar la postulación del senador. Y eso es lo increíble, la forma en que el PRI puede ceder a los chantajes de un arribista como Héctor Vielma a costillas se sacrificar a un cuadro tan distinguido como Ramiro Hernández. 

  CON LA FRENTE MARCHITA. Disciplinado hasta la muerte, Ramiro Hernández apechugó su segunda derrota y se refugió en un nombramiento como coordinador regional de la campaña de Enrique Peña Nieto, con la promesa seguramente de un buen cargo a nivel federal en caso de que el PRI obtenga el triunfo el 1 de julio próximo. Lo que pasó en Zapopan se repitió en Guadalajara, donde las bases priistas se rebelaron contra la postulación de Trino Padilla López y descarrilaron el acuerdo signado entre el Grupo Universidad y Aristóteles Sandoval, que a ratos parecen ser la misma cosa. Convertida en tierra de nadie, Guadalajara quedó al garete de los insurrectos y al final se impuso el grupo de Eugenio Ruiz Orozco al perfilar a Rocío Corona Nakamura como la candidata oficial a la alcaldía, a pesar de que la diputada local sólo ha mostrado mediocridad en las tres décadas que lleva mamando del presupuesto, saltando de un cargo a otro gracias a sus padrinos políticos. Para no dejarla en solitario, otra vaca sagrada del priismo jalisciense, Elisa Ayón, se saltó las trancas y se registró como precandidata para la convención del próximo domingo. Mientras el PRI ardía, el PAN avanzaba viento en popa con la postulación de Alberto Cárdenas Jiménez a la alcaldía de Guadalajara, lo que encendió los focos rojos en el PRI nacional. 

  NOMÁS TANTITO. No es que el PRI sienta que tiene seguro el triunfo en Guadalajara, por el contrario, según las proyecciones del propio equipo de Aristóteles Sandoval se da por un hecho que el PRI perderá Guadalajara en la contienda a la alcaldía, mientras que Aristóteles ganará en Guadalajara. Pero una cosa es perder en un escenario apretado y otra muy distinta entregar la plaza sin ofrecer la mínima resistencia. Por eso el CEN del PRI decidió dar un manotazo sobre el escritorio, “convenciendo” a Rocío Corona y a Elisa Ayón de que lo mejor para el PRI es la postulación de Ramiro Hernández García. Ni siquiera tuvieron que volar a Guadalajara de regreso para dar la buena nueva, por la vía telefónica ambas féminas anunciaron su declinación de la contienda para sumarse a la candidatura de Ramiro Hernández, quien este jueves se registrará como precandidato y el próximo domingo será ratificado en la convención municipal. Así, como el mítico Lázaro de la Biblia, Ramiro se levantó y “andó”, ratificando el conocido dicho que dice que en política no hay muertos.   

QUE NO CUNDA EL EJEMPLO. La importancia electoral que representa Guadalajara en la contabilidad del 1 de julio provocó que el PRI nacional metiera las manos y pusiera orden entre los enanos insurrectos. Por desgracia no hizo lo mismo en decenas de municipios donde los grupos de poder pasaron por encima de las preferencias electorales e impusieron candidatos que en muchos casos están destinados a perder, como es el caso de Cabo Corrientes, donde los dueños del PRI impusieron a Homero Romero como candidato de unidad, marginando al empresario Héctor Salazar, quien humillado por el PRI de inmediato se sumó a la campaña de Enrique Alfaro, anticipando desde ahora una contundente derrota del PRI. Lo mismo pasa en muchos otros municipios, donde funcionarios menores del PRI Jalisco metieron las manos en el proceso de designación de candidatos para imponer a sus amigos, socios o compinches, sin importarles las consecuencias que eso traerá en la contabilidad final de votos obtenidos por el PRI. Más que preocuparse por sumarle votos a Aristóteles Sandoval parecen interesados en hundirlo, incurriendo en las mismas prácticas nocivas de 1995, cuando los priistas hicieron hasta lo imposible por dinamitar la campaña de Eugenio Ruiz Orozco. Por suerte para el PRI la decencia se impuso en Guadalajara, pero en decenas de municipios no se ha dado marcha atrás en la imposición de candidatos poco rentables.  

 VOX POPULI. Las mismas estadísticas del grupo compacto de Aristóteles Sandoval dan por hecho que el PRI perderá la alcaldía, sin embargo es muy probable que con la designación de Humberto Muñoz Vargas como candidato del PAN el escenario se recomponga para el PRI, dando muchas más posibilidades de triunfo a Adrián Méndez, quien este domingo será ungido como candidato del PRI en la convención municipal.  

 POSDATA. Como lo hiciera Ramiro Hernández, el vallartense Andrés González Palomera dio clases de disciplina y unidad partidista al aceptar su derrota en el proceso interno del PRI, lo que le permite ser artífice del clima de unidad que pese a todo prevalece al interior del PRI. Hoy Andrés González celebra un año más de vida y seguramente será muy felicitado por el grueso de la clase política debido a su madurez política. Es una pena que sus detractores no tengan ni una mínima parte del compromiso moral que Andrés ha mostrado tener para con el PRI. 

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *