Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político: Abarca Como pez en el Agua

Perfil Político: Abarca Como pez en el Agua

Por Luis Alberto ALCARAZ

EN SU ELEMENTO. Como pez en el agua se movió César Abarca durante la celebración del Encuentro Nacional de Aguas Comerciales que aglutinó a más de 500 participantes provenientes de 27 estados de la república. Durante el evento el Seapal Vallarta recibió infinidad de reconocimientos por sus grandes logros que lo ubican como un organismo líder a nivel internacional. Ahí César Abarca puso el dedo sobre la llaga cuando advirtió que las tarifas de agua potable y alcantarillado deben estar en manos de los organismos operadores y no del Congreso. Y es que cada año los diputados analizan el aumento de las tarifas desde la óptica política, cuando debiera ser el aspecto comercial el principal factor a tomar en cuenta. En aras de la rentabilidad política los diputados se niegan a autorizar tarifas acordes con la realidad, condenando a los organismos operadores de agua potable a vivir del subsidio que apenas les alcanza para operar mediocremente, aunque el Seapal es un caso de éxito gracias a las gestiones de César Abarca, quien en su primer año de administración consiguió recursos adicionales por más de 250 millones de pesos.

PEOR TANTITO. El manoseo que sufren las tarifas del Seapal Vallarta es tal que incluso el año pasado el ayuntamiento de Puerto Vallarta se negó a avalar un incremento en las tarifas del organismo para el 2014, obligando al organismo a buscar la aprobación del Congreso del Estado por la vía directa del Ejecutivo Estatal, el cual presentó en paquete la solicitud de incremento de las tarifas en un porcentaje apenas suficiente para igualar el incremento inflacionario. Por desgracia para nuestros políticos lo más importante es el populismo, lo que ha llevado a la quiebra a la gran mayoría de los organismos operadores del país, que sobreviven gracias al subsidio que reciben para poder seguir otorgando agua potable de mala calidad y servicio de alcantarillado prácticamente inexistente a costos realmente ridículos. Lo peor de todo es que los organismos operadores de agua potable ni siquiera cuentan con facultades legales para realizar una cobranza efectiva, lo que provoca que muchos usuarios se nieguen a pagar el recibo de agua con el aliciente de que por mandato constitucional no se puede negar el agua potable a ningún mexicano. Así, mientras organismos públicos como la CFE o privados como Telmex cortan el servicio al día siguiente de su vencimiento, los organismos operadores de agua sólo pueden reducir el suministro pero no cortarlo de manera definitiva como medida de presión para obligar al usuario a liquidar su cuota.

JUSTICIA Y GRACIA. En ese contexto de paternalismo y populismo que rige a nuestros diputados a la hora de aprobar la tarifas de agua potable y drenaje, los organismos operadores de agua potable ni siquiera pueden exhibir a los deudores a manera de presión, como sí lo hacen organismos privados que incluso recurren de inmediato al Buró de Crédito para fichar a los clientes morosos. Gracias a eso miles de ciudadanos se niegan a pagar 100 o 200 pesos mensuales por el servicio de agua potable pero en cambio pagan gustosos 300 o cuatrocientos pesos del Telecable y otros tantos del servicio telefónico, además por supuesto de los 500 o mil pesos que les llega del recibo de la CFE, aunque yo en lo personal llegué a pagar recibos de 5 mil pesos, lo cual aquí y en China es una mentada de madre. De ahí que, pese a lo barato que resulta el suministro de agua potable, abundan malos ciudadanos que se niegan a pagar oportunamente escudándose en que por ley no les pueden cortar el suministro. Por suerte César Abarca puso en el área de Catastro a Jorge Luis García Delgado, quien pese a estar formado en la vieja escuela del PRI no se anda con rodeos a la hora de apretar a los deudores, principalmente los de alto poder adquisitivo, a quienes les corta totalmente el agua en cuanto dejan de pagar el segundo recibo. Impresiona la velocidad con la que acuden al Seapal a pagar el recibo en cuanto les cortan el agua, por desgracia eso sólo ocurre en Puerto Vallarta, porque ni en Guadalajara se atreven a hacerlo porque implica un alto costo político para el partido en el poder.

EL EQUILIBRIO SOCIAL. Por eso es muy importante el llamado que hizo César Abarca durante la celebración del ENAC 2014 en el sentido de la urgencia de que sean los propios organismos operadores del agua a través de sus consejos de administración los que decidan todo lo relacionado a las tarifas, en el entendido de que cualquier exceso que se llegue a presentar será de inmediato atajado por el Congreso correspondiente. Por desgracia, lejos de aplicarse una gradual aplicación de tarifas acorde con la realidad, en aras del populismo se sostienen tarifas muy por debajo de los costos de producción, lo que condena a los organismos a la quiebra. No se trata de que los organismos operadores de agua potable hagan negocio con uno de los servicios más básicos para la sociedad, simplemente se trata de que sean eficientes y autosuficientes. Un solo garrafón de agua purificada llega a costar hasta 25 pesos y muchos lo pagamos con gusto, pero cuando nos llega el recibo del agua de 100 pesos ponemos el grito en el cielo y lo dejamos para el último. Lo peor de todo es que hay muchas colonias del municipio en las que ni siquiera existe red de agua potable y drenaje, por lo que esos ciudadanos deben pagar mucho dinero por pipas particulares. Con tarifas adecuadas a la realidad los organismos de agua potable y drenaje podrán llevar agua potable a todos los rincones del país. Ojalá que los reclamos de César Abarca no sean una lluvia en el desierto.

POSDATA. Agridulce fue la noticia de la llegada de Javier Bravo a la subdelegación regional del IMSS, cargo que finalmente asumió ayer de manos del delegado federal en Jalisco, Marcelo Castillero Manzano. Y es que por años los sectores sociales del municipio habían clamado por un subdelegado identificado y arraigado en la región, lo cual finalmente les fue concedido el día de ayer.

VOX POPULI. Lo malo es que Javier Bravo llega al IMSS envuelto en todo tipo de cuestionamientos debido a su pésimo desempeño como presidente municipal de Puerto Vallarta, donde dejó una deuda de más de 700 millones de pesos y se convirtió en el azote de miles de empleados municipales a los que desvió sus cuotas a Pensiones del Estado y sus pagos a organismos como el Fonacot, lo cual les generó un grave problema en el corto y mediano plazo. Habiendo tantos priistas honestos y experimentados en Puerto Vallarta, a Aristóteles Sandoval se le ocurrió elegir a Javier Bravo como nuevo delegado del IMSS. Es lo mismo que poner un chango a cuidar plátanos.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *