Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Perfil Político de Vallarta: El Beso del Diablo

Perfil Político de Vallarta: El Beso del Diablo

Por Luis Alberto ALCARAZ
 
 ESPOSAS DESESPERADAS. “Parcialmente retirada de la política pero atenta a los acontecimientos al interior del PAN” –así se definió la señora Eva Contreras de González durante un evento turístico celebrado la semana pasada. La verdad es que a la esposa de Fernando González Corona está padeciendo los años de vacas flacas una vez que Alberto Cárdenas le recogió la senaduría condenándola al ostracismo, que no quiere decir cultivo de ostras, sino destierro o exilio. Acostumbrada a los reflectores desde que fue presidenta del DIF, Eva Contreras encontró un enorme gusto por el poder, a pesar de su escasa preparación académica y, por lo mismo, pobre desempeño. Como diría el poeta,  es una mujer tan pobre que lo único que tiene es dinero, por eso tal vez busca con desesperación espacios públicos que la libren de la rutina de clásica esposa desesperada. Despojada de una senaduría que le cayó del cielo pero que consideraba suya, Eva Contreras ha sido relegada de la actividad pública, aunque seguramente de manera momentánea porque muy pronto volverá a la escena tratando de influir en la próxima elección del presidente del PAN local. Incluso en su momento se atrevió a insinuar la posibilidad de ser ella aspirante a la presidencia del CDM, siempre y cuando fuera candidata de unidad, algo que evidentemente es imposible debido a la polarización de fuerzas que caracterizan al panismo vallartense.

CANDIDATOS A LA DIABLA. Atenta como dice estar a los movimientos del panismo local, Eva Contreras aprovechó la ocasión para mostrar un poco de las cartas con las que buscará jugar en el 2012. Según Eva, los dos panistas que más están despuntando para ser tomados en cuenta para la candidatura a la presidencia municipal son el diputado federal 

Juan José Cuevas García y el diputado local Ramón Demetrio Guerrero Martínez. Si no fuera Eva Contreras quien los estuviera promoviendo, se podría decir que se trata de una broma de mal gusto, sin embargo, dado que la esposa de Fernando González representa a una fuerte corriente de opinión al interior del panismo, es obligado tomar en serio ambas precandidaturas. Por desgracia en los dos casos se trata de personajes totalmente desvinculados con Puerto Vallarta, aunque uno menos que el otro. El peculiar estilo de la nueva sociedad vallartense, integrada en gran medida por personas que no nacieron en esta ciudad, permite que el arraigo ya no sea importante. La mayoría de los candidatos registrados por el PRI en las últimas décadas no nació en Puerto Vallarta, salvo Rodolfo Gómez Bernal y Javier Bravo, llegando a extremos como el de Salvador González Reséndiz, quien aunque vivió unos años de su infancia en Vallarta, llegó a residir a este puerto en el 2005, justo a tiempo para integrarse a la campaña de Javier Bravo. Por lo tanto no extraña que Eva Contreras conceda altas posibilidades de ser candidatos a la alcaldía a dos panistas que, como ella, no tuvieron la suerte de nacer en Puerto Vallarta.

 LOS NEOPANISTAS. Tras largos años de estar dividido en dos grandes corrientes, el panismo vallartense simplemente se diluyó en una maraña de intereses en donde  lo que menos importa es la ideología. La incursión de Fernando González Corona en las filas del PAN abrió la puerta para infinidad de personajes que en muchos casos no han sido sino auténticos mercenarios de la política. Aunado a ello se dio el fenómeno de la llegada de expriistas como José María Ibarría, quien apenas en el 2000 fue un fuerte aspirante a la candidatura del PRI. Hoy, aunque el cachorro Jesús Ruiz Higuera pretende darle coherencia a un panismo balcanizado, la diversidad de intereses que convergen en ese partido le augura un futuro complicado. No es gratuito que, junto con Eva Contreras, los que más promueven la precandidatura de El Mochilas son algunos de los regidores panistas de la pasada administración, los mismos que a cambio de fuertes cantidades de dinero avalaron las pillerías de Javier Bravo, especialmente lo referente al crédito de los 450 millones de pesos. Sin detenerse en aspectos del tipo ideológico o moral, los promotores de Ramón Guerrero dicen que es el único que sabe para qué sirve el dinero.

 LA GORDA CABALLADA. Con altas posibilidades de ganar la presidencia municipal de Vallarta en el 2012, el panismo local se enfrenta a la encrucijada de intentar el triunfo con un candidato por completo desarraigado y, lo que es peor, con nula visión de lo que requiere un municipio como éste. Juan José Cuevas García es diputado sólo gracias a esos inexplicables fenómenos de la democracia que permiten que candidatos totalmente mediocres obtengan el triunfo gracias al famoso voto de castigo. El Peri Cuevas, sin mayor inspiración que los espectaculares logros de su hermano David, otro célebre burro de oro, ganó la diputación federal prácticamente sin hacer campaña, beneficiado de la gran cantidad de votos duros que el PAN tiene en Vallarta y de la buena cosecha que levantó en el interior del distrito El Mochilas. Por desgracia lo que Natura no da Salamanca no lo presta, Juan José Cuevas ha sido como diputado federal tan mediocre como en su momento lo fue Leobardo Curiel Preciado. Ambos no representaron ningún beneficio para Puerto Vallarta en el Congreso de la Unión, sin embargo ambos creyeron que estaban en la antesala de la presidencia municipal. Es el riesgo que se corre cuando un burro toca la flauta, de inmediato queda convencido que puede ser concertista. En cuanto a Ramón Guerrero, su perfil es totalmente diferente a lo que requiere Vallarta, por lo tanto se pagaría un precio muy alto si se entregara la presidencia municipal a un hombre que no tiene la menor idea de lo que es un municipio como este.

 POSDATA. En cuanto a la disputa por la presidencia del PAN Vallarta, aunque Jesús Ruiz Higuera se perfila como favorito, está demostrado que en el PAN no existe la lógica y al final lo único que cuentan son los intereses. Falta saber quién será el candidato del gobernador, a quien apoyarán obligadamente Chema Ibarría y Humberto Muñoz. Y falta, por supuesto, conocer al candidato de Eva Contreras, quien a pesar de todo sigue ostentando una fuerza real al interior del panismo vallartense.

 VOX POPULI. La detención y traslado al penal de Puente Grande del famoso Chiva Valdivia sorprendió y conmocionó a amplios sectores de la sociedad vallartense. Dos décadas de impunidad hicieron de este personaje una auténtica leyenda en el municipio, dotándolo de una imagen de intocable. Pero el pasado fin de semana el destino lo alcanzó, junto con algunos de sus más cercanos colaboradores. Lo malo es que la caída del jefe de una plaza implica una cruenta disputa por el control del territorio vacante. Ojalá que en Puerto Vallarta se mantenga esta relativa paz, que es mil veces mejor que la que se vive en muchos lugares del país.

 
 
 

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *