Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Partidos Convulsionados

Partidos Convulsionados

Por Luis Alberto ALCARAZ

Incapaces de entender la nueva realidad, las cúpulas partidistas de Puerto Vallarta han entrado en una etapa de locura total en la que sólo imperan los intereses personales. Las ideologías, si es que algo quedaba de eso, se han ido a la basura y los que ayer eran azules hoy son naranjas, los que ayer eran rojos igualmente se están pintando de anaranjado.

Se trata de dos realidades muy distintas. Por un lado la sociedad civil manifestando abruptamente en las redes sociales su hartazgo contra una clase política mediocre y corrupta que salta sin pudor de un partido a otro. Por el otro lado esa clase política desvergonzada y cínica que se acomoda al viento como dulce veleta.

Lamentable lo que pasa sólo significa que nuestros políticos se están reagrupando para seguir viviendo del presupuesto. No hay en sus actos nada que nos haga suponer que se están organizando para finalmente sacar a Puerto Vallarta del bache en que está metido.

Al alcalde le preguntan sobre lo que hará ante la ola de inseguridad que nos afecta y su respuesta es preocupante: “robos hay en todas partes, lo importante es que el turismo perciba que tenemos una ciudad segura”.

En cuanto a su estrategia para combatir a los criminales, el alcalde asegura que sí la tiene pero que por conveniencia no la puede dar a conocer para que los criminales no se enteren cómo los van a combatir. Lo anterior quiere decir sólo una cosa: al gobierno sólo le importa que Puerto Vallarta siga manteniendo su imagen de ciudad segura. No importa que en las colonas del municipio la inseguridad sea un desastre, mientras los malandrines no se metan con los turistas todo estará muy bien.

 

En cuanto a la clase política, el caos es similar. El PAN, por ejemplo, finalmente cuenta con una dirigencia local luego de dos años de estar controlado por un delegado designado desde la ciudad de Guadalajara.

Igualmente les impusieron un delegado en la persona de Gregorio Robles, quien junto con conocidos panistas vallartenses encabeza la nueva dirigencia municipal. Pese a que no hay nadie más panista en Puerto Vallarta que Goyo Robles, no faltaron las críticas en su contra por la forma en que fue designado delegado del PAN municipal.

Lo que extraña es que en el nuevo comité destaque la figura de Ricardo Ponce Ibarría, a quien frecuentemente se le ha cuestionado por su presunta relación con Ramón Guerrero. Mejor aún: Ricardo es hijo de Pina Ibarría, quien fue asesora del Mochilas el trienio anterior y actualmente es pieza importante dentro del equipo de gobierno de Arturo Dávalos.

En cuanto al PRI, el partido atraviesa por una de sus peores crisis políticas debido a la renuncia de importantes militantes que en los últimos meses han migrado abiertamente al MC. El más claro ejemplo lo tenemos en el propio Gustavo Fong, quien fuera muy cercano de Javier Bravo, quien lo designó responsable de la oficina de Enlace de Relaciones Exteriores durante la administración 2006-2009.

Es Gustavo Fong quien más daño le está haciendo al PRI al sumar al MC a algunos de quienes fueron sus amigos durante su paso por el PRI. Por desgracia el fortalecimiento del MC de cara a las próximas elecciones no es algo que implique un gran beneficio para la sociedad vallartense, porque en la mayoría de los casos sus nuevas contrataciones consisten en personajes desprestigiados que han hecho de la política una generosa forma de sobrevivir.

El empoderamiento del MC es preocupante por la forma en que sin rubor alguno se está dedicando a desmantelar las estructuras políticas del PAN y el PRI, como lo vimos recientemente con la contratación del ex panista Juan José Cuevas García, quien con su traición generó un durísimo golpe moral a la de por sí desmoralizada militancia blanquiazul.

Aunque faltan dos años para las próximas elecciones, las élites partidistas se están moviendo con todo con la intención de fortalecerse, olvidando, en el caso del MC, que su principal obligación en esos momentos es ejercer un buen gobierno.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *