Nochixtlán

Por Alfredo DON OLIVERA

Muy preocupantes están resultando los sucesos relacionados con las protestas del profesorado relativas a la mal llamada Reforma Educativa. Muy especialmente a raíz de lo acontecido en Nochixtlán, Oaxaca.

Al respecto, me voy a permitir citar al Rector del CUCSH, el Dr. Héctor Raúl Solís Gadea quien sobre esta temática señaló “que Los hechos de Nochixtlán y la coyuntura que ha seguido no sólo son el desenlace desafortunado de la suma de imprudencias y errores cometidos por la Policía Federal, el Gobierno de Oaxaca, la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Gobernación o la Presidencia de la República. Tampoco se pueden reducir a un mero efecto derivado de los vicios de la cúpula de la CNTE.

“Y es que ¿Cómo explicar a los mexicanos que una corporación policiaca, responsable ante al Gobierno Federal, haya atacado a la población civil ocasionando la pérdida de vidas humanas y decenas de lesionados? ¿Qué argumentos éticos pueden justificar la intimidación policiaca, por encima del diálogo y la negociación, como método para atender las inconformidades de los maestros de la CNTE?”.

Da la impresión de que no parece haber cabeza en el gobierno federal ni para plantear sus reformas, ni para enfrentar la problemática que están derivando. Porque más allá de la valoración que se pueda hacer sobre las acciones emprendidas por el CNTE para oponerse a la Reforma Educativa, subyacen realidades que de por sí mismas, descalifican al gobierno federal.

Por ahí incluso escuché, “que alguien le debe hacer entender a Peña Nieto, que no entiende, que no entiende”.

Porque mire usted, de entrada esta Reforma Educativa, jamás fue consensuada con el gremio magisterial, simplemente brotó de la obscuridad de un escritorio bajo criterios evidentemente orientados a la necesidad de someter el control político del magisterio a la estructura del poder del Ejecutivo de la Nación.

Pesimamente planteada, como parece caracterizar a todo lo que emana de Peña Nieto, la reforma soslaya a diferentes variables que incidirían en el mejoramiento de la educación y reducirse a una especie de nuevo reglamento, no sólo tendiente a controlar al profesorado , sino además anulándole derechos laborales e incluso sujetándolos a causas de despido que los segregan de derechos que en cambio la constitución sí otorga al resto de los mexicanos.

En cambio esto nuevo reglamento laboral deja intactos a los principales causantes del deterioro educativo, es decir a las mismas autoridades. ¿O de dónde se puede considerar que aparecieron nómina los malos profesores, los incapaces y los aviadores? ¿De dónde se originan los desvíos presupuestales, la corrupción y el estado de desastre de muchos planteles? El problema básico, más allá del profesorado y de los reglamentos es la corrupción de las autoridades. Esto lo sabe perfectamente el gremio magisterial y naturalmente se ha revelado en contra de la imposición de la que está siendo objeto. Si realmente se quisiera mejorar la calidad de la educación, sí habría que elaborar un reglamento de ingreso, promoción y permanencia de los docentes, bajo criterios que estimularan su preparación

profesional y su producción académica, pero principalmente habría que definir los perfiles de las autoridades educativas.

No es posible que auténticos neófitos e inexpertos en materia de educación como lo es el actual Secretario de Educación Aurelio Nuño, cuya formación y experiencia es nula en materia de educación, estén pretendiendo dirigir lo que absolutamente desconocen. Amén de amarrar las manitas de las autoridades educativas, para transparentar su participación administrativa y sobre todo garantizar que el flujo de los recursos presupuestales si llegue a las actividades educativas para las que fueron destinados.

También habría que precisar las responsabilidades y participación de los padres de familia, quienes tan olímpicamente se han desentendido de sus obligaciones, pretendiendo descargar todas las responsabilidades en la figura del docente.

Pero el soporte fundamental es el sistema educativo y urge modificar el absurdo actual de Habilidades y Competencias que otra neófita en materia de educación, Josefina Vázquez Mota impuso unilateralmente a la nación. Yo me pregunto por qué, en vez de andar importando soluciones ajenas a nuestra realidad, mejor no se convoca a los buenos profesores mexicanos para definir el sistema educativo. Les aseguro que ahí sí encontraremos las soluciones que tanto necesitamos. Los profesores saben muy bien cómo hacer correctamente las cosas. Lo que sucede, es que las autoridades no los dejan Pero mire usted el trasfondo más preocupante de la actual reforma educativa, es la manera en que el Estado comienza a desentenderse de sus obligaciones presupuestales, dotando a las escuelas de la posibilidad de gestionar sus propios recurso. Esta clase de gestiones ya ha aparejado graves abusos y corrupción sobre los padres de familia.

Porque finalmente quienes están atrás de esta Reforma, es un grupo que se ha apoderado de la Secretaría de Educación y que se autodenomina “Mexicanos Primero”. Este grupo intenta impulsar en nuestro país los criterios de la OCDE, organismo internacional que contempla a la educación como un instrumento de capacitación de la mano de obra para beneficio de la empresa privada.

Lejos de semejante criterio, la educación es un proceso formativo de desarrollo integral de la personalidad humana, basado en la adquisición de conocimientos para el desarrollo de la conciencia y el desarrollo de las capacidades de los educandos, de tal suerte que se sea posible insertarlos exitosamente en la sociedad a la cual pertenecen, como agentes críticos de transformación para impulsar e impulsores de los cambios que dicha sociedad requiera.

La educación ante todo debe impulsar la emancipación de los individuos mediante la libertad intelectual. La capacitación para el trabajo, es obligación y necesidad de las empresas, caer en el error de estructurar la educación a partir de semejante criterio, implicaría educar para capacitar, pero no para pensar. Sin embargo, esta segunda posición, educar para capacitar, sería un fenomenal negocio, atrás del cual se encuentra “Mexicanos Primero”.

Como se podrá entender, alguien habrá de hacer entender a Peña Nieto y a sus asesores, que no entienden el problema educativo que están manejando, ni mucho menos sus consecuencias.

Check Also

Una Visión Autista de la Realidad

Por Alfredo DON OLIVERA Ya es tradicional en México, que en la medida en que …

La Lamentable Reunión de Patos

Por Alfredo DON OLIVERA La verdad, que ya no quisiera seguir con los temas de …

La Evolución del Conflicto Magisterial (2)

Por Alfredo DON OLIVERA En la pasada entrega, en mi breve narración sobre la evolución …

La Evolución del Conflicto Magisterial (I)

Por Alfredo DON OLIVERA Desde Benjamín Bloom, María Montessori y Pierre FaureNo hay nada nuevo …

El Terrorismo

La religión es el opio de todos los pueblosKarl Marx Por Alfredo DON OLIVERA Sin …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *