Home / Colaboradores / José María Pulido / Ni con Dios ni con el Diablo

Ni con Dios ni con el Diablo

La aprobación del presupuesto para el próximo año del Poder Ejecutivo sirvió de escenario para exhibir una arista más del conflicto interno que vive el Partido Acción Nacional y, de paso, una confusión en las labores propias del Poder Legislativo.

La parte a subrayar es que los diputados le dieron carta de naturalidad a funciones de gestoría, principalmente en obra pública, más allá de sus funciones legislativas, uno de los motivos principales para la que fueron electos.

Ahora, según se pudo escuchar a más de uno, consideran normal realizar funciones de gestores con el pretexto de sacar adelante los gastos que propone el Gobernador.

Viene a cuento por los reclamos que trascendieron entre algunos diputados de la fracción panista que acusaron a su coordinador, Gildardo Guerrero, porque ofreció 10 millones de pesos para obra en sus distritos, y así contar con su voto a favor.

No se trata de satanizar, tampoco, si recibieron o no dinero, si se atiende a la máxima de que en política todo problema que se arregla con dinero sale barato.

El problema es querer justificar sus labores de gestión, como una de sus funciones sobresalientes cuando eso no está en sus atribuciones y si se atiende al principio de legalidad que dicta que las autoridades sólo pueden hacer lo que la ley les faculta, mientras que el ciudadano puede hacer todo excepto lo que la ley les prohíbe.

De ser así, les faltaría primero legislar para que puedan gestionar y administrar recursos.

Pero al paso de los años, la excepción se volvió regla, en un principio tomado de otros países donde se permite la reelección y los diputados buscan mantener la preferencia de sus electores para seguir con el cargo.

A falta de reelección, hasta el momento, lo que busca el diputado es gestionar obra para utilizar su cargo como plataforma y alcanzar otro cargo de elección popular, lamentablemente, y en ese escenario caen también las famosísimas Casas de Enlace que hasta el momento han servido para simular un sobresueldo.

Para gestionar y atender las necesidades existen otras autoridades, pero no para los diputados y sin embargo lo hacen.

Si ocurrió o no que les ofrecieran 10 millones de pesos para obra pública en sus respectivos distritos, asunto que niegan los priístas pero sí sostienen tres diputados de Acción Nacional, pasó a segundo término porque lo evidente fue el conflicto interno de los panistas que insisten en quitarle al PRD el monopolio de los conflictos internos.

Las versiones de los inconformes con quienes votaron a favor el presupuesto tienen un foco muy concreto, exhibir a su coordinador como débil y a su presidente estatal como comparsa en la toma de decisiones.

Ambas partes dejan de lado la visión de Estado, necesaria para pensar en un futuro, y se quedan en la medianía de tomar acuerdos que no trasciendan más allá de la actual administración porque tanto de un lado como de otro buscan el beneficio personal.

Quizás no caminen por la misma ruta porque uno busca exhibir a sus dirigentes, situación que debiera dirimirse al interior de su partido político, y otros buscan posicionar su nombre rumbo al próximo proceso electoral.

Pero ambos se han equivocado en perjuicio del Estado.

josemapulido@hotmail.com

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *