Home / Colaboradores / Raúl Caballero García / Muros y Puentes: Odio Contra Odio

Muros y Puentes: Odio Contra Odio

Por Raúl CABALLERO GARCIA

La alerta de noticias en mi teléfono detuvo mi atención: El Nuevo Partido Panteras Negras irá armado a Cleveland, donde tendrá lugar la convención republicana a realizarse esta semana, entre el 18 y el 21 de julio.

Revisé agencias y publicaciones, la nota la escribió Ned Parker, de Reuters, el 12 de julio (se editó con material del también reportero Daniel Trotta) y fue recogida y aumentada por el corresponsal de El País, Nicolás Alonso, este jueves 14. Por su oportunidad (e interés desde luego) no tienen desperdicio. Asimismo los colaboradores Kyle Cheney, Donovan Harrell y Dan Spinelli de la revista digital Político enfocan el espinoso asunto.

Pero antes de reseñarlas hay que apuntar que Los Nuevos Panteras Negras desde hace años patrullan armados los barrios negros de Dallas -ciudad en la que surgieron- en acciones que llaman de autodefensa; legalmente se atienen a la ley que permite armarse y portar armas en público que en Texas y otros estados se han venido aprobando. De vez en cuando los medios los han enfocado con entrevistas y reportajes, sobre todo después de los ya tantos afroamericanos desarmados muertos por policías. Así, uniformados de negro, en los barrios del sureste urbano se suceden sus marchas de protesta, enarbolando por las calles sus rifles y pistolas.

Odio contra odio. Lo mismo han hecho grupos supremacistas blancos, apareciéndose de pronto en lugares públicos en las ciudades de Texas y causando alarma entre la población. Lo dicho, el coctel de armas y racismo embriaga a los violentos del país.

Micah X. Johnson, el francotirador de Dallas, se había unido a varios grupos que emulaban las acciones de los Panteras Negras de los años 60, según un reporte de la AP. Los Panteras Negras de aquellos años buscaban, a través de la violencia, luchar por los derechos civiles de la comunidad negra.

“El grupo más reciente al que se había unido se llamaba Huey P. Newton Gun Club, llamado así en honor de uno de los cofundadores de los Panteras Negras” originales, dice el despacho de AP. “El Club, fundado el año pasado, tiene como objetivo luchar contra la brutalidad policiaca, enseñar a sus miembros técnicas de autodefensa y realizar ‘patrullas armadas’ en los vecindarios donde la policía ha matado a algún hombre negro”.

Reuters destaca que El Nuevo Partido Panteras Negras, un movimiento del llamado “Poder Negro”, portará armas de fuego para defensa personal durante manifestaciones en Cleveland antes de la convención republicana, si está permitido bajo la ley de Ohio, dijo Hashim Nzinga, líder del grupo… y pues sí, sí está permitido, incluso funcionarios de Ohio informaron que será legal portar armas en las protestas que se realicen afuera de la convención bajo las nuevas leyes de armas del estado.

Alonso en El País subraya que el Movimiento Nuevo Partido Panteras Negras para la Autodefensa en su nombre formal, fue fundado en 1989 “con unos ideales centrados en torno al nacionalismo afroamericano, el odio hacia los blancos y la defensa de la raza negra, amenazada en Estados Unidos según su visión. Aunque el nombre del movimiento es casi idéntico al Black Panther Party de los años 60, miembros de éste han criticado duramente la filosofía de este movimiento, calificándolo de racista e ilegítimo”.

Añade que Los Panteras Negras originales emergieron en los años 60 como un grupo nacionalista afroamericano de ideología socialista. Como grupo de autodefensa, los líderes consideraron que la única manera de luchar por su libertad era a través de las armas, distanciándose de la estrategia pacífica que utilizó el reverendo Martin Luther King Jr.

En California, los Panthers se establecieron como un bastión importante y atractivo para la comunidad afroamericana y su posesión de armamento obligó a los políticos estatales a limitar las leyes que permitían portar armas a la vista, por miedo a ataques por parte del grupo militante, recordó Alonso.

Volviendo al presente, para los responsables de la seguridad en Cleveland, luego de lo sucedido en Dallas esa situación será algo más que dolores de cabeza. Alrededor de 60 grupos han solicitado permisos para protestar. Ciudadanos por Trump, por ejemplo, espera aglutinar a cinco mil participantes. Sin embargo, se espera que los grupos anti Trump convoquen verdaderas masas de manifestantes, entre los que sobresalen están Code Pink, Food Not Bombs, Stand Together Against Trump y, entre otros, Stop Trump.

Político igual destaca los planes de The New Black Panther Party (El Nuevo Partido Panteras Negras) de acudir armados. La sede de la convención es la Quicken Loans Arena donde la policía (sí los servidores públicos más odiados por los activistas radicales) y autoridades federales resguardarán el orden con 1,700 agentes.

En un reporte radial Democracy Now! informó que el departamento de policía en Cleveland se prepara para enfrentar posibles arrestos masivos y grandes manifestaciones durante la convención republicana. Los funcionarios de esa ciudad afirman que los tribunales estarán abiertos prácticamente las 24 horas del día. Además, también hicieron más espacio en la cárcel para retener a los manifestantes.

Reuters indica sin nombrarlos que “varios otros grupos, que incluyen a algunos seguidores del presunto nominado presidencial republicano Donald Trump, han dicho que portarán armas en Cleveland, lo que generó preocupación sobre la posibilidad de que haya grupos rivales armados” frente a frente.

Según datos de The Southern Poverty Law Center (Centro Legal para la Pobreza en el Sur) los conflictos raciales de los últimos años en Estados Unidos, principalmente la brutalidad policial de agentes blancos sobre jóvenes negros desarmados, ha provocado la proliferación de grupos separatistas negros en este país, pasando de 113 en 2014 a 180 en 2015.

Pues el hecho es que el tiempo de las convenciones llega en medio de fuertes tensiones raciales, los acontecimientos frecuentes de brutalidad policiaca hicieron rebasar el vaso de la realidad de la violencia, los grupos que se han formado en reacción a ese fenómeno -al Nuevo Partido Panteras Negras para la Autodefensa, se pueden agregar La Nación del Islam y el Partido de Liberación de los Jinetes Negros- estarán presentes en la Convención Nacional Republicana que, además, atrae su conflicto inherente: manifestantes pro Trump y anti Trump, unos contra otros.

Pues ahí está el hecho indeseado que toma forma al mezclarse racismo y armas de fuego. Entre tanto -y son el ejemplo a seguir- frente a los extremistas de las dos esquinas, los grupos de activistas que se desenvuelven bajo el slogan La Vida de los Negros Sí Importa, avanzan promoviendo desde la paz una reforma policial y la justicia racial en Estados Unidos.

Quedémonos con la imagen que componen los que avanzan con carteles que dicen La Vida de los Negros Sí Importa, es una imagen multirracial, es una imagen que veremos en la otra convención, la de los demócratas.

Raúl Caballero García. Escritor y periodista regiomontano, para comentarios: caballeror52@gmail.com.

Check Also

Muros y Puentes

El Mercury del Chimy en un zeppelinPor Raúl CABALLERO GARCÍA “El pájaro rompe el cascarón… …

Muros y Puentes: Nuestra Apuesta

Por Raúl CABALLERO GARCÍA Ahora se da en California. Hablo del fenómeno pocas veces visto …

Muros y Puentes

Daniel Berrigan, Apóstol de la No Violencia Por Raúl CABALLERO GARCIA “Escuchando NPR supe de …

Muros y Puentes

¡La Janis, la Janis y apaguen esa pinche luz!Por Raúl CABALLERO GARCIA Hace unos días …

Calidad del Aire, el Destino que nos Alcanzó

Por Carlos OROZCO SANTILLÁN Como sabemos, los humanos podemos vivir sin alimentos o agua algunos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *