Home / Colaboradores / Carlos Enrigue Zuloaga / Mi top 5 de Festejos en el Mundo

Mi top 5 de Festejos en el Mundo

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA

Para la hora en que mi solitario lector lea estás líneas, ya habrá tenido lugar el Txupinazo con el que se dan por iniciados los festejos en Pamplona- Iruña y ahí, de que arrancan, arrancan, por lo general esa ciudad es bastante bien portada, salvo esos ocho días en que se abre el reventón como en muy pocas partes del mundo. El Txupinazo es un cohetón que se lanza desde la sede del municipio y al explotar empieza aquello donde existe entre los presentes uniformidad en el deseo de divertirse, la gran mayoría vestidos de blanco con paños colorados en el cuello, algunos con escudos de Pamplona y otros de País Vasco y muchas boinas y de ahí cientos de bandas, charandas y chirimías tocan por toda el área mientras toda la gente comienza a bailar y a cantar hasta que ocho días después se canta el “Pobre de mí” con lo que termina el festejo.

Desde luego que se bebe de todo, desde gasóleo a lo que usted se imagine y se bebe en los recipientes más exóticos y de los tamaños más variados. Fundamentalmente ese es el festejo: como toda autoridad que se respete en el mundo la de allá anunciarán, junto con la fiesta, actividades “culturales” que a pocos interesan pero que servirán para financiar a otros festejantes. Hay corridas de toros, pero cuando menos a mí, las veces que he estado por ahí, nunca he podido conseguir boleto, como que éstos se venden desde muy antes. Los encierros son muy divertidos, con el inconveniente de que son muy temprano, como a las ocho de la mañana y el paso de los toros rumbo a la plaza dura entre 10 y 15 segundos y requiere batirse como león para conseguir lugar seguro o tendrá usted que rentar un balcón bastante caro para verlos pasar, eso sí, en este caso puedes ver la repetición en la televisión.

Sin lugar a dudas, dentro de mi top five de festejos en el mundo, y mire que conozco desde la Resolana a Ojuelos, incluyendo los puntos intermedios, no hay otro que se les iguale, claro que como todo evento “aplican” condiciones, la primera si usted tiene más de 40 años, olvídese del asunto, este festejo no está recomendado para usted, si ya anda en el mezzo del caamín di nostra vita, esto es más de 35 y está, fíjese que no digo se siente, sino está muy bien, pos puede ir, bajo vigilancia médica un día, esto es para jóvenes dispuestos a ver en persona a Satanás a media melopea y que Lucifer te llame por tu nombre y dormir donde la papalina te venza.

Lo único comparable por acá es el callejón del vicio durante el carnaval en la risueña ciudad de Autlán donde se pueden alcanzar grados de ebriedad hasta de quinto grado en escala de Richard, esto es a punto de besar el suelo patrio, y hay que tener cuidado no de que un toro te embista sino que no lo haga un camión cervecero.

Check Also

¿Para qué Escribir?

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Me puse a considerar cuál es la causa por la que …

‘La Unidad Popular’

Por Carlos ENRIGUE Yo siempre he creído que los mexicanos no necesitamos que nadie nos …

La Manzana de la Discordia

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA No lo digo por el director de Conade y amigo del …

Las Gestas de Gloria

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Mienten miserablemente quienes -fuera del congreso porque ahí es la casa …

Me he Estado Acordando

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Tradicionalmente los jacobinos han establecido que el sacramento de la confesión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *