Home / Colaboradores / Jaime Arteaga / Mejor Cállese, Presidente

Mejor Cállese, Presidente

Por: Jaime ARTEAGA

Se desbordó el entusiasmo con el campeonato del mundo logrado por los niños futbolistas de la selección Sub 17. Uno de los menos ecuánimes ante el triunfo fue nuestro Presidente de la República, que cayó en el exceso de afirmar que de hoy en adelante “México va a ser diferente”.

 La mayoría de los ciudadanos de este país tienen derecho a disfrutar como quieran cualquier triunfo de sus muchachos, Calderón, por vergüenza, debería callarse.

Todo lo que se dice de los victoriosos es real, derrumbaron mitos atávicos, que si no sabemos trabajar en equipo, que si tenemos una disfuncionalidad, que si carecemos de ambición y etc., etc. Lo realmente alentador de su triunfo fue la forma en que lo lograron y la muestra de humildad que dieron al final del partido, esa sí es mesura: fueron lo suficientemente saludables espiritualmente como para no adjudicarse todo el merito del triunfo.

Y es que pareciera un detalle menor la oración que realizaron juntos al centro de la cancha, pero en estos momentos en los que nos encontramos atónitos por el salvajismo de los criminales de todos los bandos, carentes de todo sentido humano, que muestran nuestro México bronco que ya despertó desde hace varios años, la lección de humildad de nuestros nuevos niños héroes no es poca cosa, y descalifica por sí sola a los políticos oportunistas que pretenden colgarse del triunfo.

El trabajo de los adultos que ocupan las cúpulas del poder tuvo que ser realizado por unos niños, por la incapacidad manifiesta de nuestra clase gobernante de ofrecer alguna esperanza para nuestra población, desgarrada por la violencia, los abusos de todo tipo y la falta de oportunidades, calamidades que ofenden e indignan; por eso, mejor ¡cállese señor presidente! y deje a los que se lo merecen disfrutar de lo bueno que hay en nuestro país.

¡Cállese! porque sus palabras lastiman a los mexicanos de bien que no pretenden otra cosa que servir a sus semejantes, llevar una vida útil y productiva y constituyen, estoy convencido, la mayoría de la población; porque no se merecen esa falta de respeto a su inteligencia y dignidad que muestran una total insensibilidad de quien dirige los destinos de la nación.

Seguramente el destinatario nunca leerá esta misiva, y no me preocupa, va dirigida al presidente pero es para mí también, para todo los adultos que tengamos compromisos pendientes con nuestros amigos, parientes o conocidos, e incluso autoridades, para dejar de ser complacientes con nosotros mismos y asumir nuestras responsabilidades como lo hacen nuestros niños mexicanos.

Check Also

Quien Esté Libre de Corrupción…

Por Mónica ORTIZ Dice el estudio que evalúa el índice de corrupción en 5 municipios …

El Futbol no es Para Misóginos

Por: Jaime ARTEAGA  ¡Un juego para la historia!, ¡excepcional!, ¡maravilloso!, ¡qué garra!, ¡qué pundonor y …

La Gordillo Destapó la Cloaca

Por: Jaime ARTEAGA Los momentos en que un presidente de la República mexicano se vuelve …

Calderón, Como Pirata Honrado

Por: Jaime ARTEAGA Parece canción infantil, como aquella que cantaba Amparo Ochoa que decía:”erase una …

Psicosis Emiliana Contra Datos Reales

Por: Jaime ARTEAGA  El alboroto local que ocasionó el gobernador del estado de Jalisco, con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *