Home / Colaboradores / José María Pulido / Macrobús: Llorar Como Empresarios

Macrobús: Llorar Como Empresarios

Guadalajara, Jalisco. Octubre 28.- A los argumentos (entre ellos la oposición de los vecinos) utilizados por los alcaldes de la zona metropolitana de Guadalajara para rechazar la línea dos, los empresarios interesados en el macrobús, con vestimenta de autoridades, han respondido con acusaciones verbales, en lugar de aceptar que se equivocaron.

En una paráfrasis, podría decirse que lloran como empresarios lo que no pudieron defender como servidores públicos.

Larga es la lista de mentiras que lanzaron (encabezados por al actual secretario de Vialidad, Diego Monraz) para “meter  a chaleco” la línea uno, y larga es la lista de daños ocasionados durante su primer año de operación porque tampoco aceptaron que la toma de decisiones debe encaminarse al beneficio de la población no al interés particular.

Larga es la lista de gastos, entre los beneficiados la organización Guadalajara 20-20, encabezada por Pepe Palacios que luchó por la implementación del servicio y que pensamos lo hacía de manera altruista pero nos dieron el portazo y nos informaron que era con dinero gubernamental.

El último, nos informan que tienen 300 personas que trabajan permanentemente en la socialización y si luego de un año el proyecto termina por contar con el rechazo generalizado habría que preguntar si realmente trabajaban.

DATOS DUROS: TODO, MENOS LA EQUIVOCACIÓN

Ajenos a tomar en cuenta a la población, los panistas (así, sin el mote de autoridades porque el encargado de organizar el carrusel de prensa fue Herbert Taylor, el mismo cuya tía resultó beneficiada con el proyecto de Chalacatepec) no consideran que a los perjudicados no se les tomó en cuenta.

“Los elementos técnicos se suman a la opinión de la gente, que en su mayoría no lo aceptan, es por eso que gestionamos 150 millones de pesos del ejercicio 2010 para los estudios de la implementación de un Tren Ligero”, señaló Aristóteles Sandoval, presidente municipal de Guadalajara.

Entre los datos duros que se dieron a conocer para rechazar el macrobús, se encuentra precisamente que de acuerdo a la empresa Berumen el 58 por ciento de la población prefiere al Tren Ligero como sistema de transporte, sistema que comenzó a implementarse hace 21 años pero que los panistas truncaron desde que hace quince llegaron al gobierno.

En más datos duros: a la vuelta de 30 años resultará más caro el BRT que el tren ligero; en la Calzada Independencia, vialidad que recorre actualmente la Línea 1, bajaron las ventas entre el 10 y 30 por ciento del comercio y cerraron 93 establecimientos.

Pero de tomar en cuenta a la población no se entiende desde el gobierno de Emilio González Márquez, cuya forma de actuar ha sido el autoritarimo, aunado a las ocurrencias.

Por eso cuando, el alcalde de Tlaquepaque señala que  “no debemos perder de vista que lo importante es mantenernos del lado de la gente, debemos atender a los comerciantes y habitantes de la zona”, se le van encima como al peor enemigo, con francotiradores cibernéticos con cargos al erario desde la secretaría de finanzas y dirigidos por el secretario general de gobierno, Fernando Guzmán Pérez Peláez.

LARGA LISTA DE ERRORES

Entre las primeras mentiras que utilizó Diego Monraz para engañar a los vecinos de la calzada Independencia fue que tardaríamos menos en llegar a casa ya fuera en auto o en camión, pero en ninguno de los casos funcionó.

Lejos de corregir, dejaron tiradas las observaciones que mejorarían el servicio como las llamadas “orejas”, los semáforos peatonales y el servicio Express.

El caso más claro de la displicencia con que trataron el negocio fue que aún cuando tenían a una alcalde de su parte con la aceptación de la ruta dos, e incluso permitió que se arrancaran las obras, pero nunca le dieron seguimiento, lo dejaron sólo en la aventura y no quisieron ensuciarse las manos.

Cuando las autoridades panistas acusan que se ha perdido tiempo, bien valdría una recordadita de que en materia de transporte el tiempo comenzó a perderse desde que llegaron al poder, desde entonces, ni un centímetro ha crecido el tren ligero.

 El reto, como lo anunció el presidente municipal de Zapopan, Héctor Vielma, es arrancar lo más pronto posible con su proyecto de la Línea 3 del Tren Ligero, según promesa de campaña.

La consecuencia, es que más de uno de los alcaldes que rechazaron el macrobús con el respaldo ciudadano, buscarán otro cargo de elección popular y esos mismos ciudadanos podrían pasarles la factura.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *