Home / Colaboradores / Juan Cabello / Los Imponderables y los Tiempos Modernos

Los Imponderables y los Tiempos Modernos

Por Juan CABELLO

Mucho se habla de que las cosas que hacen los políticos están mal, defectuosas y plagadas de actos de corrupción. Se dice también que los tiempos modernos exigen políticos modernos, vientos de cambio que quieren o pretenden limpiar la mesa pero nada más por encimita.

Los viejos dichos contienen filosofía popular con alto grado de asertividad, y hoy escuchamos aquél que reza “la misma gata pero revolcada”, luego entonces tendremos que entender el cambio como gatopardismo, hacer como que cambia para que se piense que sí cambió y que las cosas sigan igual.

En la actualidad escuchamos personas de importancia en los medios por haber consignado logros personales, hablando y opinando de política, más que política es manifestación de su sentir con respecto a la política, por supuesto que no tienen ni idea de lo que significa gobernar, pero se saben al revés y al derecho el encantador oficio de criticar.

La crítica no es exclusiva de los neófitos, también se da entre los propios políticos de un mismo partido y entre contrincantes de otros partidos, pero hoy por hoy la moda es ser independiente, para los que poco saben de política un independiente son aquellos faunos que presumen ser ajenos a la participación en partidos políticos y que presumen dicha cualidad como que si fuera garantía de que van a hacer las cosas bien.

Con profundo sentir aclaro que dichos faunos ni son el mesías, ni van a cambiar nada, son modas y trucos utilizados por éstos especímenes de nueva creación (reciclados y supuestamente mejorados), que lo único que quieren cambiar es el dinero de las arcas a sus bolsillos.

No podemos ser tan ingenuos como para creer que son hermanitas de la caridad, son animales políticos que buscan hacer lo que siempre han hecho, engañar de manera convincente a la gente haciéndolos oír lo que quieren oír, sin darles tiempo de escuchar (acción de oír con atención), son lobos con piel de oveja en una arena política dentro del famoso tejido social que conocen bien, ya saben cómo robar, lo que quieren es llegar.

Hablar con pingüinos de nada sirve si no estás respaldado por alguien fuerte, no hay en todo el estado un independiente verdadero, lo que hay por un lado son ingenuos títeres de intereses más allá de su comprensión y por el otro bandidos sin ética ni principios que buscan enriquecerse vendiendo la imagen que no tienen.

Si no lo creen vean quien esta detrás del joven oriental enamorado del mamífero antártico, la universidad ubicada allá por el periférico sur y detrás del abnegado calvo hay una fauna más nociva que las ratas y las cucarachas (sin dejar de lado a las víboras, tepocatas y alimañas ponzoñosas), con un oscuro, muy oscuro pasado, pero renovado presente y promisorio futuro.

Volviendo a la filosofía popular con lapidarios refranes intento describir a los actores políticos con posibilidades de crecimiento, apoyados y sostenidos por sus mentores y equipos de trabajo, “el que entre lobos anda a aullar se enseña” y “dime con quién andas y te diré quien eres”.

En la política no hay accidentes hay imponderables y oportunidades y los tiempos modernos avivan con fuerza el engaño como estrategia para alcanzar el poder, pobre Jalisco, pobre gente que va a perder pensando que ganó.

Check Also

El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

Por Juan CABELLO Conocer las razones por las que las personas militan en un partido …

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado …

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *