Home / Colaboradores / Alekss y sus videos / Los Hombres del Poder: Una Triada Invencible

Los Hombres del Poder: Una Triada Invencible

Por Gabriel IBARRA BOUJAC

(Conciencia Pública)

 

HAY UNA TRÍADA DE NUEVOS LIDERAZGOS QUE SI SE ARTICULAN PUEDEN CAMBIAR LA HISTORIA DE JALISCO Y REORIENTAR SU DESARROLLO HOY EXTRAVIADO Y QUE REPRESENTAN POLÍTICA, RELIGIÓN Y EDUCACIÓN, PERO TIENEN QUE ENTENDER SU RESPONSABILIDAD HISTÓRICA, Y CONTAR CON VALOR PARA EXORCIZAR A LOS DEMONIOS Y FANTASMAS DEL PASADO.

“Jalisco debe ser reconstruido y le urge una nueva clase política, para darle mayor empleo, educación, seguridad, así como orden y certeza jurídica”, proclamó hace un año Aristóteles Sandoval al protestar como candidato a la gubernatura de Jalisco en Calzada del Campesino 222, frente a miles de seguidores que fervorosos lo veían y lo sentían como el líder que podía poner fin a 18 años de gobiernos panistas.

Allí mismo, Aristóteles resaltaría y subrayaría ante los suyos la palabra revolución, tan desgastada en el discurso de los políticos priístas de viejo cuño, al llevar a un modelo viejo hasta el cansancio y su agotamiento, los 70 años de gobiernos que también tuvieron sus buenos momentos, con avances significativos, pero al igual rezagos, estancamientos, y retrocesos en el campo social. “El ser herederos de la revolución no significa que estamos legitimados, significa que la revolución la tenemos que llevar día a día y actualizar la revolución nos exige la gente (…) Una revolución que sea hija de la cultura de las ideas, una revolución donde todos los que participemos en ella lo hagamos plenamente convencidos”. Esto hay que verlo como parte de un discurso conceptual.

Hace un año este abogado carismático, echado siempre para adelante, presentaría un diagnóstico crítico del Jalisco que quería gobernar, su síntesis crítica de un modelo de gobierno que fracasó en el que la improvisación se impuso sobre la frustrada planeación y que explotó en el mundo de la frivolidad del tercer gobernador que todavía nos receta su despedida con esa propaganda mentirosa que paga de los bolsillos de los jaliscienses de que “hoy Jalisco está mejor”:

“Son 18 años en los que el PRI ha estado fuera del gobierno de Jalisco. Los priístas dejaron la deuda en 1,372 millones de pesos y en 2011 ésta ha llegado a los 24 mil millones. Y diría algo más Aristóteles Sandoval Díaz: ‘No vemos dónde están los hospitales, las escuelas, los apoyos. Hoy vemos un campo abandonado y más pérdida del poder adquisitivo del empleo’”. Añadiría también la herencia de la violencia, de los descabezados, desaparecidos y el derramamiento de tanta sangre.

¿Qué podemos esperar del gobierno de Aristóteles? ¿Tendrá la capacidad de gobernar en el sentido completo de la palabra? ¿Acotará el poder del poder fáctico de la Universidad de Guadalajara y su factótum Raúl Padilla? ¿Tendrá capacidad e inteligencia para visualizar el futuro e instrumentar cambios sustantivos y reorientar el rumbo extraviado de un Jalisco sin brújula al que condujo Emilio González Márquez? ¿Tiene claro el nuevo gobernador cómo ha sido el desarrollo de Jalisco en el devenir histórico y el papel que le toca jugar a la planeación estratégica?


LA TRÍADA DE LIDRAZGOS

Junto con Aristóteles llegan en forma paralela a asumir responsabilidades otros dos personajes con retos y responsabilidades magnas en el campo de la religión y la educación: El cardenal José Francisco Robles Ortega, religioso discreto y pertinente, alejado del discurso de choque de su antecesor, y el maestro Tonatiuh Bravo Padilla, de extracción de izquierda y militante perredista, el primero tiene un año a la cabeza de la Diócesis de Guadalajara, el segundo se convertirá en rector de la Universidad de Guadalajara, a partir del primero de abril próximo.

Los tres podrían hacer mucho por Jalisco y reorientar su futuro, si tienen la inteligencia, la sensibilidad junto con la humildad y grandeza de miras, para jalar hacia un mismo objetivo que es enfrentar la pobreza, la violencia y la inseguridad, que tiene como génesis la injusticia, que deviene de un sistema injusto de distribución de riqueza, que se agudiza con malos y corruptos gobiernos.

La tríada política-religión-educación, articulada hacia un mismo fin podría significar un “dream team” invencible, un poderoso trabuco que puede revivir viejas glorias de un Jalisco que ya se fue, que es histórico y anecdótico. Ellos tienen la oportunidad de escribir una nueva historia de Jalisco, pero también sobre ellos se mueven sombras y fantasmas, de un pasado que se niega a desaparecer y que quiere seguir incidiendo en el presente, aun cuando su tiempo terminó.

¿Podrá esta tríada de nuevos liderazgos entender y aceptar su responsabilidad histórica y unirse en un proyecto en común que se llama Jalisco para empujar hacia un mismo objetivo enfrentando los enemigos comunes para salir de la oscuridad y encontrar la luz de un nuevo día, de un Jalisco más justo, más seguro, con más armonía y de oportunidades? ¿Sabrán y querrán construir esos acuerdos de alta política que construye el verdadero bien común?

 

Check Also

PAN Contra Caudillismo y Oportunismo Político

El Partido Acción Nacional en Jalisco conmemoró 77 años de su fundación, con la entrega …

Mentiras del Informe Tlaquepaquense

Compras por más de 50 millones de pesos autorizado de manera personal por la alcaldesa …

Anarquía y Vialidad en Guadalajara

Por Carlos OROZCO SANTILLÁN La semana pasada, por mi conducto, el Consejo Directivo del Colegio …

Queja de Trabajadoras Sociales Vs. Fiscal

Las trabajadoras sociales de Jalisco consideraron inadmisible que el encargado de la seguridad en Jalisco …

Aristóteles da Espaldarazo a Lemus en Zapopan

Jalisco se posiciona con mayor empleo, crecimiento económico, nuevas inversiones, aumentando exportaciones y en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *