Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Los Billetes de Layín

Los Billetes de Layín

Luis Alberto ALCARAZ/www.noticiasvallarta.com

Como en el remate triunfal de un gran acto de magia, el alcalde de San Blas mete la mano a su bolsillo y saca dos gruesos fajos de billetes. ¡Cien mil pesos en cash! 200 billetes de 500 pesos, y todos firmaditos por el maestro Diego Rivera.

Y como en todo gran acto de magia, el estruendoso aplauso del respetable no se hizo esperar. Algunos incluso de pie ovacionaron al polémico Layín por su generosos desprendimiento, mira que robarle poquito a su cuenta personal para donarlo a la Universidad Autónoma de Nayarit. ¡Ese es hombre, no payaso!

Como diría el comercial, “y estos es todos los días”. El alcalde de uno de los municipios más pobres del país recorriendo el estado de Nayarit sacando billetes de la chistera para regalarlos al por mayor al grito de “que llueva parejo”.

Pocos, casi nadie, se preguntan el origen de la fortuna que generosamente reparte Hilario Ramírez Villanueva en su ostentosa precampaña en busca de la gubernatura de Nayarit. A nadie parece importarle el origen de esos donativos que no se otorgan con cheques, que no requieren una firma de recibido.

Unos cuantos, malpensados que son, se han atrevido a insinuar que es dinero proveniente del narcotráfico, otros son más cautos y presumen que el recurso sale de las arcas municipales. Pero la mayoría prefiere creer que es dinero bien habido, producto de las miles de toneladas de mango que cada año el folclórico Layín produce en su paraíso de Huaristemba, donde el próximo 15 de abril celebrará su cumpleaños en compañía de Vicente Fernández.

Pero nadie en las altas esferas parece interesado en fiscalizar las cuentas del popular político nayarita, ni siquiera de oficio se animan a intervenir la Secretaría de Hacienda o el Órgano de Fiscalización Superior, pese a que este señor grazna como pato, camina como pato y nada como pato.

No hay que ser muy observadores para entender que aquí hay gato encerrado, los férreos candados fiscales impuestos por la Secretaría de Hacienda hacen casi imposible la dilapidación de tanto dinero en efectivo, especialmente en estos tiempos en que todo el mundo pide comprobante hasta cuando compra un kilo de tortillas.

Por experiencia sabemos que nadie regala su dinero, ni siquiera los ricos, al menos no los ricos que incursionan en política. Esos ricos presumen ser generosos y donan su salario a causas altruistas, pero al mismo tiempo abusan de su posición política para generarse grandes negocios.

Como sociedad y como gobierno los nayaritas no se pueden dar el lujo de alentar el empoderamiento de un funcionario público que derrocha a los cuatro vientos una gran cantidad de dinero en efectivo.

Tal vez sea complicado cuantificar a cuánto asciende la morralla que en los últimos años ha repartido Layín entre los niños de su pueblo, que debe ser superior a la montaña de monedas que tenía Rico Mc Pato en su bóveda personal, pero debiera ser fácil fiscalizar los eventos masivos con los que don Hilario festeja sus cumpleaños con su gente en Huaristemba.

Porque un traguito y un ruidito con los cuates no es gran cosa, pero contratar a Vicente Fernández o la banda El Recodo para amenizar un cumpleaños como que sólo El Chapo Guzmán puede hacerlo en estos tiempos de crisis mundial.

Embrujados por la magia de Layín todos aplaudimos embelesados, olvidando que este hombre tiene como máxima su frase de cabecera: “robar, pero nomás poquito”. Robarle al gobierno para dar a los pobres, aunque sea un taquito y un ruidito.

Cuidado, ya sabemos cómo terminan estas historias populistas. No habrá final feliz.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *