Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / La Peligrosa Unanimidad

La Peligrosa Unanimidad

Luis Alberto ALCARAZ

En los últimos días hemos visto acontecimientos que representan un grave peligro para la estabilidad política del municipio, porque un gobierno sin contrapesos implica un alto riesgo para la ciudadanía.

La renuncia de Juan José Cuevas García a su militancia panista es grave no porque represente una traición a los 17 mil panistas que votaron por él en las pasadas elecciones, sino porque por primera vez en 28 años deja al Partido Acción Nacional sin representación en el ayuntamiento de Puerto Vallarta.

Del PAN se pueden decir muchas cosas pero no se le puede acusar de no ser un excelente contrapeso en el ayuntamiento. Basta recordar el trabajo intenso que realizó Humberto Muñoz Vargas en la pasada administración para mantener a raya la voracidad del alcalde Ramón Guerrero. Por supuesto que nunca pudo obligarlo a conducirse con respeto a la legalidad, pero por lo menos exhibió contantemente los excesos del Mochilas.

Aunque en las elecciones pasadas el PAN logró dos regidores plurinominales, antes de que se integrara el nuevo cabildo ya había perdido uno gracias a que Gonzalo Guzmán se declaró emecista incurriendo en la primera traición. Peri Cuevas tardó ocho meses en hacer lo mismo, y aunque no ha manifestado su adhesión al MC en la práctica, desde el primer día de su gestión, se ha comportado con un regidor aliado al alcalde Arturo Dávalos.

En cuanto a los regidores de oposición emanados del PRI-PV tampoco hay mucho qué decir, el del Verde Armando Soltero de inmediato se desligó el PRI y la regidora Celina Lomelí de plano ha evitado ser protagonista en el pleno, dejando en Andrés González la posibilidad de ser el único regidor de oposición. Por desgracia Andrés González no es Humberto Muñoz, de ahí que su papel como opositor sea lo bastante light como para no incomodar al alcalde.

Y del independiente ¿qué podemos decir? Nada bueno por desgracia. Si el regidor Paco Sánchez alguna vez fue noticia fue cuando incrustó a su hijo en la nómina como Subdirector de Servicios Médicos Municipales. De ahí en fuera el independiente ha demostrado una total dependencia del presidente municipal.

Por supuesto que se agradece esa armonía con la que opera el ayuntamiento de Puerto Vallarta, sobre todo si la comparamos con el infierno que se vivió durante el trienio de El Mochilas, cuando el cabildo dejó pasar hasta cuatro meses sin sesionar debido a la falta de acuerdos. Pero esa tranquilidad que se respira en el pleno no necesariamente garantiza un beneficio para la comunidad, sino exclusivamente para los hombres del poder.

Es triste, por ejemplo, que los empleados municipales denuncien que su dirigente sindical y regidor Gilberto Lorenzo ande tranquilamente de compras en Walmart en un horario en el que debería estar trabajando en el ayuntamiento. Ya de la camioneta de lujo en la que se transporta el regidor no vale la pena hablar porque representa un insulto para la base trabajadora a la que dice representar.

El alcalde Arturo Dávalos presume que la gran mayoría de sus acuerdos han sido aprobados por la mayoría de los regidores, pero eso no quiere decir que se esté velando por el interés de la ciudadanía. Vimos, por ejemplo, la forma en que todos los regidores votaron a favor de entregar a Pensiones del Estado en dación de pago la Unidad Municipal Administrativa, un edificio que al parecer vale 190 millones de pesos fue cedido a un valor de 110 millones, el resto del dinero fue tomado a cuenta de renta del mismo edificio por los próximos dos años.

Dávalos presumió con ello haber resuelto de manera definitiva el viejo problema del adeudo a Pensiones del Estado, pero ¿es válido resolver estos adeudos malbaratando el patrimonio de todos los vallartenses? Sin regidores de oposición el alcalde Arturo Dávalos podrá sacar adelante cualquier iniciativa de gobierno aunque vaya en contra del interés de la ciudadanía.

Y ahí es cuando se convierte en imperdonable la traición en la que incurrió el regidor Juan José Cuevas García, quien ayer presentó un certificado médico para justificar su falta a la sesión de ayuntamiento celebrada en el palacio municipal.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *