Home / Colaboradores / Juan Cabello / La Amnesia Bienaventurada

La Amnesia Bienaventurada

Por Juan CABELLO

Los servidores públicos por definición (según la Ley para los Servidores Públicos del Estado de Jalisco y sus Municipios) son todos aquéllos que presten un trabajo subordinado físico o intelectual con las condiciones establecidas como mínimas por la Ley a las entidades públicas; por la naturaleza de su función hay servidores públicos de confianza y de base, los de confianza se subdividen en funcionarios públicos y empleados públicos, los primeros son los que tienen un cargo de elección popular, los magistrados y jueces, los integrantes de los órganos de gobierno o directivos de los organismos constitucionales autónomos y de las entidades de las administraciones públicas paraestatal y para municipales, los titulares de los las unidades administrativas de todo órgano, organismo, dependencia o entidad pública estatal o municipal y otro séquito de pelafustanes que tienen cargos directivos.

Los empleados públicos son todos aquellos que sin estar entre los primeros realizan funciones de dirección, supervisión, coordinación, control, etc. Los de base que son todos los que no sean considerados de confianza.

De entrada como dicen los rancheros “pa qué tanto brinco estando el suelo tan parejo”, bastaba para que pusieran en la ley que servidor público es aquella persona que por su trabajo recibe un salario del Gobierno estatal o municipal y por la naturaleza de sus actividades se dividen en de confianza y de base.

Como se puede apreciar las leyes pueden y deben ser mejoradas y simplificadas para que puedan ser entendidas por todos los gobernados, también deberían decir que su obligación es atender de manera amable, atenta y expedita a cualquier persona que solicite sus servicios.

Lo que tiene que quedar bien claro es que los servidores públicos son facilitadores del ejercicio del presupuesto y que los funcionarios públicos de confianza son los responsables de administrar y realizar las obras presupuestadas y que éstas deberán ser las que previamente se acordó realizar con la sociedad que se gobierna.

Los empleados públicos de base serán aquellos que les toque poner la mala cara del gobierno, cobradores, inspectores, etc.

Derivado de lo anterior con o sin modificación a la ley los servidores públicos son por naturaleza de la definición de sus palabras personas que brindan un servicio de utilidad social, o sea una persona que trabajando para el gobierno beneficia a otras y no genera ganancias privadas aparte de su sueldo.

Pueden perjudicar a alguien o a varias personas pero siempre buscando el beneficio colectivo, sin embargo las cosas realmente suceden de otra manera, el servicio público es deficiente, de mala calidad, no hay respeto por el usuario y no acaban de entender que es precisamente a los usuarios que ellos reciben un sueldo, dan por hecho que tienen que perjudicar aunque no haya mas que beneficio personalísimo de quien está atendiendo el asunto o problema.

Las desatenciones y la corrupción es mal de todos los partidos, se da en cualquier gobierno y les importa muy poco si está uno de acuerdo o no, ellos toman decisiones por nosotros y se enriquecen de manera ilegal en nuestra nariz, le apuestan a la falta de memoria de todos los ciudadanos y basta con que hagan su trabajo bien en los días previos a la elección para garantizar su permanencia.

Los tiempos cambian y las gentes también, el hartazgo es generalizado, el repudio a los partidos políticos es total, las candidaturas independientes son espejismos en los que caen algunos incautos que si creen que las hay, las horas de los políticos rateros y descarados, déspotas y prepotentes que conocemos están contadas, esto tiene que cambiar por las buenas o por las malas.

Check Also

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado …

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Y yo ¿de qué Tengo la Culpa?

Por Juan CABELLO En México somos algo así como masoquistas sádicos y pervertidos pues padecemos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *