Home / Colaboradores / Alekss y sus videos / Juegos Perversos, de Gabriel Ibarra Bourjac

Juegos Perversos, de Gabriel Ibarra Bourjac

En su más reciente editorial del semanario Conciencia Pública, Gabriel Ibarra en Los Hombres del Poder  revisa el trabajo de la legislatura que se despide la próxima semana. Aquí completa su óptica.

“La LIX Legislatura, todo parece indicar que superará en irregularidades a la LVIII que le antecedió. Hay que decir que fue el PRI el que tuvo la oportunidad histórica de limpiar y poner orden, sin embargo a éstos les ganó la ambición y a manos llenas se aprovecharon para obtener su mejor tajada.

“Por eso una gran parte de ciudadanos tienen la seguridad de que el priísmo que viene a gobernar Jalisco, trae las uñas más largas y filosas que los panistas que se van. Y si no es así, ya tendrán oportunidad de demostrar lo contrario.

“Hemos señalado que mucha culpa de lo que sucede en el Legislativo es del titular del Ejecutivo de Jalisco, quien les llenó los bolsillos de dinero a los anteriores diputados de la LVIII al entregarles recursos extraordinarios para que le aprobaran las iniciativas y les limpiaran cuentas públicas que eran de su interés.

“Sin embargo, también el PRI le entró a ese juego perverso. Hay ilusos que llegaron a pensar que serían diferentes a los panistas. La fracción de legisladores del tricolor, se convirtió en estos últimos tres años en la primera minoría y tuvo la oportunidad de potabilizar el Congreso del Estado, con Roberto Marrufo de coordinador, quien contaba con el firme apoyo del presidente estatal del PRI Rafael González Pimienta. Ellos dos eran los mandones.

“Si hubieran tenido voluntad política estos personajes, la historia sería distinta de la LIX Legislatura que se va, porque ellos tenían el control de los hilos, incluso hubo liderazgos del PRI que les hicieron ver que no repitieran los excesos de los panistas y socios de otros partidos que formaron parte de la LVIII Legislatura, que constituían el ejemplo más vivo y fresco de lo que no debían hacer.

“Pero dignificar la política, cambiar la historia, demostrar que ellos sí eran distintos, simplemente resultaban palabras huecas, con una visión distorsionada de una clase política desprovista de valores que simplemente ven el ejercicio público como oportunidad de hacer dinero.

“El primer error fue haber designado de secretario General a un personaje sin perfil, Carlos Corona, un ex presidente de la FEU, recomendado de la entonces presidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes, convertida en la “gran jefa” de los tricolores en Jalisco, a quien le dejaron las manos libres para que manejara con toda discrecionalidad la administración.

“La culpa no fue sólo de Carlos Corona, en el mismo Congreso del Estado, los grandes responsables de las decisiones son y han sido los integrantes de la Junta de Coordinación Política y de la Comisión de Administración. Ellos fueron los que carecieron de voluntad política para poner orden.

“EL NOMBRE DE CORREA CESEÑA

“Correa Ceseña, que ha cuidado su imagen pública en una carrera de más de tres décadas, a propósito de las imputaciones que le hizo Miguel Castro de que tiene responsabilidad en los contratos a empleados supernumerarios al incluir una liquidación por tres meses cuando termina el periodo por el que firmaron, ha comentado que le preocupa y le interesa su buen nombre, que es un secretario que no toma decisiones, es simplemente operador de los órganos del Congreso que son los que deciden.

“En el tema de los empleados supernumerarios, fue la anterior Legislatura LVIII, dominada por el panismo la que dejó de herencia 300 contratos de empleados supernumerarios, que parece es el punto del conflicto de liquidaciones o indemnizaciones por tres meses.

“El contrato laboral que firmaron en el 2009 fue por tres años y al término del mismo se ganaban el derecho a la basificación. Cuando sale forzado Carlos Corona de la Secretaría General, se advierte este problema. Para evitar esta carga permanente, se les ofreció a estos empelados supernumerarios la indemnización la que 140 aceptaron, pero otros 140 la rechazaron y a cambio firmaron un nuevo contrato por nueve meses y tres de indemnización, con lo que se pretendía evitar la basificación.

“Al respecto hablé con Correa Ceseña sobre el soporte jurídico de estos contratos laborales y argumenta que son legales y está convencido que era la mejor salida jurídica para buscar solución a un problema de nómina abultada. Sin embargo, deja en claro que si antes del último de octubre no se les cubre la indemnización a estos 140 empleados supernumerarios, automáticamente adquieren basificación.

“Por lo que vemos, el culebrón del Congreso del Estado y que perfeccionó la LIX Legislatura aún no concluye y habrá que ver su desenlace. El punto es simple y concreto: bajar la carga administrativa del personal y que responde a los compromisos políticos. ¿Será distinto con Miguel Castro, Clemente Castañeda, Gildardo Guerrero y Enrique Velázquez?”

Check Also

PAN Contra Caudillismo y Oportunismo Político

El Partido Acción Nacional en Jalisco conmemoró 77 años de su fundación, con la entrega …

Mentiras del Informe Tlaquepaquense

Compras por más de 50 millones de pesos autorizado de manera personal por la alcaldesa …

Anarquía y Vialidad en Guadalajara

Por Carlos OROZCO SANTILLÁN La semana pasada, por mi conducto, el Consejo Directivo del Colegio …

Queja de Trabajadoras Sociales Vs. Fiscal

Las trabajadoras sociales de Jalisco consideraron inadmisible que el encargado de la seguridad en Jalisco …

Aristóteles da Espaldarazo a Lemus en Zapopan

Jalisco se posiciona con mayor empleo, crecimiento económico, nuevas inversiones, aumentando exportaciones y en el …