Home / Colaboradores / Omar Andrade (Dash) / ¿Vale la Pena la Lucha?, ¿la Razón Eres tú?

¿Vale la Pena la Lucha?, ¿la Razón Eres tú?

Por Octavio GASPAR

El primero de diciembre de 1988, Carlos Salinas de Gortari asume la presidencia de manera DUDOSA, después de un burdo, pésimamente encubierto, fraude electoral (¿Pa’ qué disimular? Que al cabo el PRI es, en México, ¡EL PRI!).

 El 10 de enero de 1989 el ejército mexicano irrumpe en el domicilio particular de Joaquín Hernández Galicia, líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, de sus familiares cercanos en Ciudad Madero, Tamaulipas, y de TREINTA más de sus incondicionales (como por ejemplo Salvador Barragán Camacho).

 Para muchos de los analistas políticos de ese tiempo, Joaquín Hernández, alias “la Quina”, cometió EN REALIDAD dos delitos: EL PRIMERO fue promover un panfleto (“Asesinos en Palacio”) donde narra el asesinato que perpetró Carlitos Salinas a la tierna edad de doce años cuando practicaba tiro al blanco con una de las sirvientas de la casa (él tiraba y ella era el blanco), y EL SEGUNDO fue que el voto duro de sus agremiados fue a favor de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y NO del candidato priísta Salinas de Gortari, como “se supone que debería de ser”.

 Note usted que las acusaciones contra “la Quina” y sus secuaces fueron por ACOPIO DE ARMAS y ASESINATO EN PRIMER GRADO, NO por enriquecimiento ilícito, por corrupción, o por tráfico de influencias; así que cuando nos impusieron como su sucesor a la joyita de Carlos Romero Deschamps, este santo señor, al igual que la espeluznante Elba Esther Gordillo (¿”Y la Hummer amá”?), ejercen hasta la fecha el oficio de sindicaleros charros, “sin más restricciones que las que les impone la ley neoliberal” (léase: IMPUNIDAD total mientras sirvas al sistema).

 El primero de diciembre de 2006, Felipe del Niñito Jesús Calderón Hinojosa asume la presidencia de manera DUDOSA, “haiga sido como haiga sido” (en español culto: entrando a la fuerza por la puerta trasera de San Lázaro en medio de empujones y una permanente rechifla).

Ángela Verge, en su reportaje del primero de diciembre para la revista madrileña “América Económica” proféticamente comentó ese día:

“Calderón llegó a la tribuna y consiguió prometer su cargo en medio de una sonora pitada que no hace presagiar NADA BUENO para la GOBERNABILIDAD

del país.” (¡El subrayado es mío, por supuesto! ella, en ese entonces ¿qué iba a saber..?).

 Pos’ Don Jelipe no se tardó tanto como el señorito Salinas.

El 12 de diciembre de 2006, de acuerdo a su estatura mental, también dió su Quinazo: Se declara “en guerra contra el hampa” (así, con minúsculas).

Arremetió con cinco mil marinos, soldados y polEcías en contra su natal Michoacán (NB. PolEcías: elementos sin adiestramiento especial, con armamento obsoleto, y sueldos de hambre que por lo general complementan, en su tiempo libre, ofreciendo sus servicios “como oreja” o “escolta” a los diferentes cárteles de droga).

 Su objetivo: “Sellar las costas y carreteras con el fin de evitar el tráfico en el estado, erradicar plantíos ilícitos, instalar puestos de control, realizar cateos y ejecutar órdenes de aprehensión, así como desmantelar puntos de venta de drogas.”

 ¡Todo con el mismo salario de hambre! ¡Una verdadera ganga! (¡Periodistas malosos! ¿Por qué critican este magnífico “paquete feliz”?).

La PUNTADA de Calderón consistió en INVOLUCRAR a marinos y soldados en todo este enjuague. Era cosa fácil, pues HISTÓRICAMENTE el ejército ha ejercido las funciones de POLICÍA EMERGENTE:

 –         En el sexenio de Adolfo López Mateos, se utilizó el ejército en gran escala para detener las movilizaciones laborales de trabajadores petroleros, telegrafistas, maestros y otros sectores alebrestados (que de seguro tenían un excelente NIVEL DE VIDA y muchas ganas de estar dando lata “nomás por que sí”). La actuación del ejército en esa etapa culminó en el paro ferrocarrilero de 1958, cuando efectuó la detención de sus principales dirigentes (Demetrio Vallejo y Valentín Campa). Ahí se dio por vez primera vez en la historia el fenómeno de la REQUISA: Los militares pisotearon el derecho a huelga de los trabajadores, operando el servicio de ferrocarriles.

 –         En el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz (sin epítetos para este señor, a fin de que la susceptibilidad de algunos lectores no se vea herida por mi florido lenguaje), el ejército simplemente BARRIÓ a fuego cruzado hombres, mujeres, niños y personas de la tercera edad que estaban reunidos pacíficamente en la Plaza de las Tres Culturas de Tlaltelolco, remató a BAYONETA calada a todo aquel que quiso abandonar el lugar, y durante los meses siguientes persiguió, encarceló y torturó a CUALQUIER ciudadano que tuviera facha de estudiante o de intelectual.

 –         En el sexenio de Luis Echeverría el ejército se confronta por primera vez con personas armadas: la guerrilla rural. Soldados y voluntarios paramilitares acosaron y torturaron a CIVILES de forma implacable, para finalmente poder montonear, a los contingentes de Lucio Cabañas, de Genaro Vázquez, y de la Liga 23 de Septiembre, entre otros.

 –         En 1994, durante la transición del gobierno de Salinas De Gortari al de Luis Donaldo Colosio, su heroica función fue la de enfrentarse durante doce días en Ocosingo Chiapas contra el peligroso y subversivo Ejército Zapatista de Liberación Nacional que, armado con fusiles de madera, atentaba contra el orden establecido. Otra parte importante de su honrosa misión fue desaparecer del mapa a quienes tuvieran conocimiento consciente o involuntario, pero de primera mano, de los tristes sucesos de “Lomas Taurinas.”

 En lo que nunca reparó Felipito de Jesús es en que las victoriosas intervenciones del ejército fueron en su GRANDE MAYORÍA en contra de gente CIVIL poco organizada, DESARMADA, con pobres recursos y sin NOCIÓN alguna de tácticas de guerra.

 Con la pena del mundo voy a agregar algo más: gracias al sistema vigente los sueldos de un soldado raso, que es el que le entra de lleno a los balazos en el frente de batalla, son TAMBIÉN de HAMBRE. Un general gana AL DÍA, mucho más de lo que un soldado gana EN UN MES.

Respecto a la tecnología y al armamento… pues usted sabe, ¡están para llorar, comparados con los del enemigo!

¿Qué ventaja tiene entonces que los militares hagan funciones de polEcía?

 Ahora se explica usted, querido lector, la SOBERANA PELA que le están poniendo al ejército en todos los estados y por todos los frentes en esta guerra contra el crimen organizado, en la que, al menos para los criminales, SÍ ES EN SERIO, pues tienen mucho DINERO qué perder. El ejército, acostumbrado a agarrar de barquito a civiles desarmados, se enfrenta ahora a un formidable enemigo, bien pagado y bien pertrechado.

 Los militares desesperados regresan sin querer a sus viejos hábitos y ocasionalmente hacen lo que históricamente habían estado haciendo: atacar a niños, jóvenes y civiles desarmados e inocentes  (“daños colaterales” para Calderón).

 Es del dominio público, además, que las refriegas de los estoicos soldados no son solamente contra la delincuencia organizada, sino contra los polEcías municipales y judiciales de cada localidad, al servicio del cártel de la zona.

Los bajos sueldos del ejército y la presión tan fuerte han provocado una muy alta DESERCIÓN entre sus filas (por no mencionar un “cambio de bando,” muy palpable cada vez que caen presos los zetas, ¡Dése cuenta nomás cuántos de ellos son ex-militares!).

 ¿Porqué mantener entonces, esta desigual batalla contra un crimen BIEN organizado, que sí paga buenos sueldos, tiene toda la logística y los recursos materiales y que al parecer tiene la fortuna de tener entre sus filas a elementos más LEALES?

 ¿Porqué insistir en una lucha donde mueren Jefes de Seguridad Pública, inermes, ante los sicarios, como cualquier hijo de vecino, mientras que DESDE DENTRO del mismo gabinete se dan pitazos para que los narcotraficantes huyan a tiempo y salgan intactos, aún de las cárceles de “alta seguridad” (¿edá, Chapo?)?

 ¿Por qué no al menos REPLANTEAR la estrategia ahora que estados como Jalisco entran en CRISIS de seguridad porque el ejército mal pertrechado cerca y ocupa a un estado fronterizo, y el hampa, con todo el dinero y las influencias con que cuenta, TRANQUILAMENTE llega y se instala AQUÍ, como si nada? ¿Porqué ignorar la psicosis colectiva que vive ahora el conmocionado municipio de Ixtlahuacán de lo Membrillos, Jalisco?

 Pues porque es un EXCELENTE pretexto para MILITARIZAR EL PAÍS.

 Un dato para los que creen que exagero:

¿Cómo desaloja el gobiernito a los tercos nativos de TEMACAPULÍN que prefieren conservar sus joyas arquitectónicas y sus maravillas naturales antes que dejar que el glorioso progreso sepulte su población entera bajo las aguas de la “PRESA EL ZAPOTILLO”?

 Muy simple: el gobierno federal organiza de TRES a CUATRO incursiones SEMANALES con el pretexto de buscar ARMAS y NARCÓTICOS.

El objetivo real es intimidarlos y hacer presión de distintas maneras para que vendan su casa y se vayan (igualito que en las películas de Jean-Claude Van Damme o de Steven Seagal). Ahí es donde la absurda guerra contra el narcotráfico tiene SU UTILIDAD para el Gobierno Federal: Se puede reprimir o intimidar a CUALQUIERA que a ellos se les antoje. Basta con acusarlo de traficar con drogas.

 Tristemente, se repite la historia AHORA en Jalisco.

La polEcía, muy brava en contra de los ciudadanos pacíficos y desarmados que quieren hacer valer sus derechos elementales. Pero muy respetuosa y precavida contra el narco, que por hoy hace de las suyas IMPUNEMENTE en NUESTRO ESTADO.

Check Also

Emilio, Juan Sandoval y el “Chicharito”

Por Santos URBINA (de la página electrónica Unidad)  Si al gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, le …

Re-Evolución: Candidatos Ciudadanos

* Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Una de las exigencias del poeta y escritor Javier Sicilia es …

Re-Evolución: Licencia de Paternidad

* Por Francisco JIMENEZ REYNOSO La licencia de paternidad tiene como objetivo otorgar un permiso de …

Re-Evolución: Clamor Social, que Regrese el Auditor

Pero los 10 millones… * Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Hace unos meses, el polémico auditor …

Re-Evolución: Salud y Educación vs Narco

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO  En virtud del recrudecimiento de la violencia que hemos padecido los últimos …