Home / Colaboradores / Mónica Ortiz / Políticos Disfrazados de Ciudadanos

Políticos Disfrazados de Ciudadanos

Un gran error puede mostrarnos la verdad
José Narosky

Por Mónica ORTIZ

Los regidores en los ayuntamientos, además de ser la médula espinal de la administración pública local, son los muros o filtros para evaluar, presentar, aprobar o desaprobar las acciones de los gobiernos municipales. Es necesario que sean oposición y que nivelen la balanza del alcalde en el ejercicio del poder.

Sin embargo, con el tiempo se han convertido en la piedra en el zapato de alcaldes y partidos en el poder. Pareciera que está de moda que sean promotores de investigaciones contra lo que se mueva de color distinto, la seriedad de dicho cargo ha caído en lo farandulero, las cámaras y reporteros son el objetivo para que el ciudadano note la presencia de su partido en el municipio.

Los regidores carentes de experiencia y colmillo en la política, sobre todo cuando son oposición en este papel simulado de cargo de elección popular, no miden eso, ni pueden sostenerse. Terminan en conflicto con su fracción de partido y hasta con su conciencia ciudadana.

Es válido y congruente sentirse útil para su municipio, pero algunos terminan dándose cuenta que nunca fue así, deben ser rentables para que su fracción genere polémicas y batallas mediáticas.

 

Así sucedió en el municipio de Tlaquepaque, donde la regidora María de Jesús de la Torre González, de Movimiento Ciudadano, ya se declara independiente. La razón es muy común en este ámbito, estaba de adorno y a las órdenes del partido que representaba, se casó con quien no conocía y se llevó tremenda sorpresa desilusionadora de la política interna de los ayuntamientos.

Valiente su desafío, que no la eximirá de las consecuencias pero sí hizo notar la realidad política.

Ojo con el mensaje que deja la ciudadana regidora, que a raíz del trato político hostil que le brindo quien la invitó a trabajar, prometiéndole que sería participe de la gobernanza del municipio, sólo la dejó calentando el espacio, con iniciativas y propuestas en el cajón del escritorio. Pudiera ser que no era la persona ideal para saber y conocer de movimientos y artimañas politiqueras para causar ruido en Tlaquepaque, pero no hay que extrañarse, pasa hasta en las mejor familias políticas, también llamadas partidos porque dice bien el refrán: “las malas nuevas siempre son ciertas”.

Fue la persona incorrecta, ¡oh, desilusión! Era ciudadano de ideales, no político de golpeteo, no hay tal trabajo en favor de la ciudadanía y el municipio, por lo menos no para el Partido Movimiento Ciudadano;.

Terrible es ya que alguien en una sola acción deje dicho al ciudadano que su partido es puro cuento.

Los reales ciudadanos no les sirven en las regidurías al PMC, necesitan políticos con experiencia y maestría en asuntos mediáticos, políticos y simuladores populares, por si alguno de ustedes gusta enviar su curriculum vitae ya saben que no basta con la intención, es más el saber dar gancho al hígado en la administración, así es esto del los disfraces políticos.

Check Also

Tiempos Fatales Para la Transparencia

Por Mónica ORTIZ Dentro del ciclo de vida jurídica elemental de la Transparencia en el …

Más de la Misma Función

Los funcionarios son los empleados que el ciudadanpaga para ser la víctima de su insolente …

Caos Urbano

La recompensa de una buena acción es el haberla hechoSéneca Por Mónica ORTIZ Planes y …

Transparencia Fiscal, un Orgulloso Logro

Por Mónica ORTIZ De los logros en materia gubernamental, aquellos que debemos reconocer y destacar …

A Chaleco Para los Motociclistas

Por Mónica ORTIZ Está causando polémica social el uso del chaleco reflejante con el número …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *