Home / Colaboradores / José María Pulido / ¿Autoridad Moral Panista?

¿Autoridad Moral Panista?

Puede que sea su estilo, pero no por ello es la mejor forma para anunciar la creación de un nuevo grupo al interior del PAN que bajo el nombre de “Renovada convicción” pretende superar la crisis y convocar a los ciudadanos a la transformación de la sociedad, a menos que las intenciones sean otras y las traigan escondidas.

Si a eso le agregamos que se erigieron con la “autoridad moral” suficiente para hacerlo, bastaría ver por encimita la foto donde aparecen los convocados para saber que más de dos carecen por lo menos de memoria porque apenas hace unos días ejercían la función pública o partidista con actitudes muy cuestionables.

A este grupo lo encabeza Alberto Cárdenas Jiménez y el anuncio lo hicieron a un año de las elecciones que le costaron la derrota al PAN en Jalisco y a él irse de regidor de oposición a Guadalajara.

Desde esa tribuna, Cárdenas Jiménez llamó a recuperar la vocación humanista del PAN y volver a ser una opción política confiable, “ahora que se fueron los arribistas y buscachambas, ahora que nos quedamos los que en verdad queremos y creemos en el PAN, algo que tenemos muy claro, lo decimos ahora con toda alma en el momento histórico más crítico del PAN, que es ahora; los aquí presentes tenemos prohibido rendirnos”.

Cárdenas Jiménez fue claro con el “arribistas y buscachambas”, con la experiencia de haber sido, él, alcalde de Ciudad Guzmán, ex gobernador de Jalisco, ex senador, dos veces secretario de Estado y ahora regidor.

Mientras él hacía eso, su esposa también adquirió experiencia ya fuera como regidora en Zapopan, diputada federal o como delegada de SEDESOL, aunque sólo por unos meses, a la muerte de Felipe Vicencio.

Su hermano, Eduardo Cárdenas Jiménez, adquiría experiencia como gerente estatal de Liconsa. La pregunta sería a quién se refería con buscachambas.

Y de la “autoridad moral” con la que se erigió el grupo también es de recalcar que en la foto aparece gente que en su momento se les conoció como “boneros” porque aceptaron un cheque como compensación, esa misma compensación que prometieron desaparecer para aumentarse los sueldos de manera exorbitante en 1995, con César Coll a la cabeza, cuya esposa es ahora regidora en el mismo equipo de Cárdenas Jiménez.

Además de boneros, aparecen también quienes apoyaron a otros partidos en la pasada elección, que pretendieron ser candidatos pero que al no lograrlo apoyaron a Enrique Alfaro en lugar de apoyar al candidato panista Fernando Guzmán Pérez Peláez.

Y eso que el cuarto punto de su ideología piden aplicar “la normatividad partidista para sancionar y eventualmente separar del partido a todos aquellos que lo han traicionado en los recientes procesos electorales y aquellos que han incurrido en actos de corrupción, como condición necesaria para recuperar la vida institucional”.

En esas condiciones pueden interpretarse varias cosas del nuevo grupo: La lista de integrantes no fue bien revisada.

De flaca memoria, pronto olvidaron los beneficios, usos y abusos del poder que ejercieron por 18 años.

El grupo tenderá a su pronta desaparición, a menos que su interés no sea la “renovada convicción” que mencionan en sus principios, sino algún interés concreto para seguir administrando la derrota. Por lo pronto, en la autocrítica se quedaron muy, pero muy cortos.

 

josemapulido@hotmail.com

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *