Home / Colaboradores / José María Pulido / Hombres del Poder: Adiós al Fariseísmo

Hombres del Poder: Adiós al Fariseísmo

Por Gabriel IBARRA BORUJAC (Director del Semanario Conciencia Pública)

Fariseo, dícese de aquellas personas que viven en una doble moral y que bajo el signo de la religión está cegado por la soberbia, alardean pureza, se sienten dueños de la verdad, suelen soltar su lengua larga y venenosa para lanzar anatemas y descalificar a los que van contra sus intereses.

Al mismo tiempo intentan hacer sentir que ellos son los puros, los inmaculados, los honestos y los otros los impuros.

Los fariseos no le hacen bien al cristianismo y suelen ser destructores. Ellos no tienen defectos, no se ven la cola. Estos fariseos no han desaparecido y están vigentes.

¿Alguna similitud con el gobernador que se va, que se da golpes de pecho y que dice que tiene el monopolio de la honestidad? Lea simplemente el mensaje central de su despedida que organizó en Palacio de Gobierno, rodeado por los funcionarios estatales, amigos, familiares y políticos, con un cerco de cientos de policías a la redonda del perímetro para cerrar el paso a las manifestaciones ciudadanas de despedida a un mal gobierno.

“Me voy tranquilo, en paz con mi conciencia y mis semejantes”. (…) El primero de marzo de 2007 dije ante el Congreso del Estado que el día último de febrero de 2013 saldría a la calle y vería a los jaliscienses manteniendo las manos limpias y con la frente en alto, y así será, con humildad les digo que hicimos un gobierno exitoso y de logros, en el que no robamos ni buscamos glorias personales, en donde sólo buscamos servir, en donde dimos resultados positivos”.

 

Durante el sexenio desde Casa Jalisco se impartieron clases de Biblia y religión. Entiendo que allí se hizo hincapié en lo que es la moral cristiana, los 10 mandamientos y los pecados capitales. ¿Sirvieron de algo estás clases de Biblia?

En el mensaje hay ausencia total de autocrítica. Después de seis años de dislates, de actos penosos en que se vio envuelto, de haber sido presa por sus propias debilidades y llegar a la ofensa a los jaliscienses, que lo llevó a que la propia gente dejara tomarlo en serio hasta su denigración, ese cinismo es el que aflora y que pintan de cuerpo entero su personalidad, de un personaje al que el poder lo enloqueció y que quedó como el cuento del rey desnudo.

LA ALIANZA FALLIDA

Cuando llegó al gobierno de Jalisco, González Márquez pareció tener clara su visión de estar al lado de la gente. La convocatoria de la llamada “Gran Alianza por Jalisco”, tuvo una acogida muy positiva por parte de la sociedad jalisciense organizada en diversos sectores.

El objetivo de la Gran Alianza era inmejorable: “Recuperar y estimular la capacidad que tenemos los jaliscienses para ponernos de acuerdo en lo que necesita Jalisco a corto, mediano y largo plazo sin que nadie sea excluido del acuerdo”.

Pero nada, este político surgido de las filas del sinarquismo realmente no tenía voluntad real de cambiar las condiciones adversas que son freno para Jalisco, cuando traicionó a la confianza del partido que le abrió sus puertas, permitiendo a sus amigos y colaboradores se dedicaran a hacer grandes negocios, haciendo un gobierno de ocurrencias y hasta llegar al rompimiento con la sociedad.

EL ENTERRADOR

¿Cómo quedará ante la historia de Jalisco Emilio González Márquez? ¿Un jalisciense que tuvo buena voluntad o un vil oportunista que engañó a todos para heredar un estado endeudado, inseguro y violento, con un aparato del Estado desarticulado e ineficaz para hacer vigente el pacto social?

Nadie como este alteño que llegó a dirigir a nivel nacional el Partido Demócrata Mexicano y al que mandó al cementerio y luego fue adoptado por el PAN, al que mandó al tercer lugar con el cúmulo de todos los errores que en su óptica no existe, son invento de sus malquerientes.

EL PACTO POR JALISCO

Lo que no se debe hacer en un gobierno deja como legado Emilio González Márquez, empezando por haber cedido el poder que le entregó la ciudadanía a Herbert Taylor Arthur, quien estuvo detrás de los grandes negocios, y que a la postre gravitó en el resultado desastroso como esta administración termina.

Más que por sus propósitos y buenos deseos se juzga a los gobernantes. Hechos son amores. La Gran Alianza por Jalisco, hemos escrito, la dinamitó el propio gobernador con su irresponsabilidad.

Viene el regreso del PRI después de 18 años de ausencia. Hace seis años se convocó a la sociedad a la Gran Alianza, ahora muy pronto se convocará a las fuerzas políticas al Pacto por Jalisco. ¿Se repetirá la misma historia dentro de seis años? ¿El nuevo gobernador ya se vio en el espejo del que se va? ¿Y cómo querrá que lo vean dentro de seis años?

Correo electrónico:

gabriel.ibarrabourjac@gmail.com

 

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *