Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Guatdefoc: ¿Cuánta promoción es mucha promoción?

Guatdefoc: ¿Cuánta promoción es mucha promoción?

Luis Alberto Alcaraz/www.noticiasvallarta.com

Cuatro años después de haber sido rodada en diversos escenarios de Puerto Vallarta, la película Guatdefoc, originalmente titulada Breake for Gringo, llega a su segunda semana de estreno y se prepara para ser exhibida en Estados Unidos a partir del 12 de mayo.

Quienes han visto la cinta han comprobado que se trata de una de las mejores promociones masivas que se le ha hecho a Puerto Vallarta, ciudad en la que frecuentemente se filman todo tipo de proyectos pero cuya promoción se limita a unas cuantas menciones indirectas.

En el caso de Guatdefoc la promoción directa e indirecta a Puerto Vallarta es la constante gracias al cuidado que tuvo el gobierno de Salvador González Rezéndiz a la hora de firmar acuerdos con los productores, a los cuales se apoyó con el compromiso concreto de que el nombre de Puerto Vallarta apareciera con claridad por lo menos en 10 ocasiones a lo largo de la cinta.

Basta ver el resultado final para comprobar que el acuerdo se cumplió de sobra, tanto en las menciones verbales como en la ilustración recurrente de escenarios típicos de la ciudad, lo cual garantiza una enorme promoción a este destino. Incluso el poster oficial incluye una frase clave debajo del título de la cinta: En Puerto Vallarta ¿cuánta fiesta es mucha fiesta?

Por supuesto que se trata de una película palomera con clasificación Mayores de 15 años, lo cual generó una enorme polémica en el primer día de estreno debido a la irresponsabilidad de los empleados de Cinépolis que permitieron que decenas de niños inundaran el cine regodeándose con un bacanal de tetas y nalgas.

Quien vaya al cine buscando una cinta de mediana calidad saldrá totalmente decepcionado porque se trata de una cinta dominguera diseñada para atraer a los chavos con el gancho de la música electrónica mediante la imagen de reconocidos DJ de fama mundial.

Todo esto sirve para poner sobre la mesa lo importante que puede resultar el cine para promover la imagen de un destine turístico, especialmente uno como Puerto Vallarta que debe su origen a la filmación de una película en la década de los 60’s.

En su primera semana de exhibición Guatdefoc se colocó en la posición número 9 entre las 10 más taquilleras de México, con ingresos netos de 6,145,304 millones de pesos, lo que implica que han acudido a verla 151,714 personas.

Por supuesto que habrá quienes opinen que promover a Vallarta usando el polémico tema de los spring breaker es algo muy cuestionable, sobre todo a nivel internacional, sin embargo a fin de cuentas se está vendiendo la imagen de una ciudad mexicana muy típica con abundantes rasgos de modernidad.

Claro que abusaron del cliché al poner a Chuy, el clásico taxista capaz de conseguirle al turista cualquier cosa que necesite, al volante de un destartalado vehículo de esos que no existen en una ciudad donde aunque los taxis no son el último grito de la moda tampoco son unos vejestorios.

El rodaje de la cinta fue posible en parte el apoyo decidido que el ayuntamiento 2009-2012 ofreció a los productores, principalmente mediante hospedaje para los miembros de la producción. Gracias a un intercambio de cuartos por impuesto predial el ayuntamiento consiguió que algunos hoteleros morosos se pusieran al corriente proporcionando hospedaje a los técnicos y actores, algo que de cualquier forma implica un apoyo económico.

Sin embargo el resultado es ampliamente favorable para Puerto Vallarta, sobre todo a partir de que la cinta se estrene a nivel nacional en Estados Unidos, porque aunque se trata de una producción mexicana el resultado final fácilmente compite con los clásicos churros hollywoodenses.

Por desgracia los últimos gobiernos no han tenido claro el enorme beneficio que implica hacer de Puerto Vallarta un destino privilegiado para la industria cinematográfica nacional e internacional, basta recordar el tropezón del gobierno panista de Pedro Ruiz Higuera cuando se dieron todo tipo de facilidades para firmar la cinta Madness que al final resultó ser pornográfica. El otro extremo lo encontramos cuando se apoyan proyectos de dudosa calidad o poco profesionalismo, como lo vimos la semana pasada cuando el ayuntamiento dio a conocer su apoyo a un proyecto que será filmado en la playa de Mayto, en el municipio de Cabo Corrientes.

Lo peor de todo es que ni siquiera se trata del rodaje de una película de gran presupuesto, sino de la filmación de un tráiler de principiantes que será presentado en un concurso, y sólo si se tiene suerte en ese concurso de la cadena FOX se abrirá la posibilidad de que la producción se realice de manera profesional.

Independientemente de todo lo anterior, vale la pena ver Guatdefoc porque nos sirve para redescubrir nuestra ciudad, una hermosa ciudad que a fuerza de verla todos los días, a menudo despeinada y sin maquillaje, terminamos tratándola como si fuera una auténtica paria.

Ver esta película nos sirve para recordar que Puerto Vallarta es una ciudad maravillosa, a pesar de la enorme mediocridad de sus políticos y gobernantes. Porque Puerto Vallarta es un gran destino turístico muy por encima de sus gobernantes corruptos e incompetentes.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *