Home / Colaboradores / Gilberto Ramos / Gritos y Susurros: Víctima

Gritos y Susurros: Víctima

Por Gilberto RAMOS CAMACHO

 Todas las muertes son dolorosas no cabe duda, seguramente por el inevitable camino que todos debemos transitar con la inclemente ley de la vida. Unas impactan más que otras por la misteriosa sorpresa. Muchos futbolistas han dejado de existir por diferentes circunstancias y no dudo en admitir que lo sucedido a Antonio De Nigris me deja la huella moral que no se olvida minuto tras minuto. Me hace recordar el mismo sentimiento cuando murió Marco Antonio Paredes, aquel portero del Jalisco y la selección juvenil que estuvo en el mundial de Túnez en 1977, comandada por Alfonso Portugal y Horacio Casarín, en la que también estaban López Zarza, Eduardo Moses, Agustín Manzo, Ambriz, Jorge Dávalos, Sergio Rubio, Eduardo Rergis entre los que recuerdo. Fue un buen equipo que perdió la final en penales con Rusia. Marco era un prometedor arquero que falleció en 1979 de pancreatitis apenas a los 21 años. El futbol sintió su desaparición como la llegué a sentir con Miguel Marín quien en un acto humanitario promovió el homenaje para Paredes con un lleno en el Estadio Jalisco. Ahora con Toño me queda

 la misma sensación no por el hecho simplista de que su muerte se pudo evitar, porque eso se deja a la competencia de la superioridad ya que ningún mortal tiene poderes de semejante alcance. En este momento sobran los sabios ignorando que lo primero que deben prevenir es su propia muerte.

 POSTIGUILLO.- ¡A pesar de mi fe, cada día evidencio que detrás de la tumba ya no hay más que silencio!Amado Nervo. 

En este momento sobran expertos con micrófono en cardiología, todos tienen la fórmula de haber evitado la desaparición de De Nigris y proponen a la FIFA el método para evitar que otros futbolistas mueran. Hace algunos años escuché en una conferencia al respecto la imposibilidad de convertirse en adivinos porque el corazón es “el enemigo silencioso”. Para Antonio morir a los 31 años fue posiblemente colmar sus aspiraciones deportivas. Se dice que estaba enterado de su deficiencia y que se rehusó a un retiro de extrema depresión. Es una de las muchas versiones que en nada contradice la dolorosa realidad porque no hay hora, día ni lugar en donde se establezca la cita con la muerte. Hubo un tiempo donde se manejó el mito de que rebasando los 65 años se estaba a salvo de un infarto. Hace años me enteré en una revista española que hay una edad peligrosa: de 19 a 90 años, lo que se ha comprobado con frecuencia. Cierto que Toño fue un trotamundo incasable, primero por su inquietud de consagrarse como futbolista en cualquier cancha del planeta y posteriormente por el reto de abrirse puertas que en México se le cerraron especialmente la del Monterrey que fue apoyado por el Pacto de Dueños lo que le convirtió en una víctima más porque hay los que sin la mentalidad de Antonio están en prematuro retiro. Lo cierto es que hay muchos que no tienen tranquila la conciencia. No porque se evitara lo sucedido, sino porque pudo ser de otra manera.

 CUCHICHEO.- Lo que importa no es si vives mucho, sino si vives bien.- Publio Siro.

Check Also

Los Amigos Recordamos a Gilberto

Por Rosario BAREÑO   Compañero de él en los partidos y grandes eventos deportivos, el …

La Ultima de Gilberto: Gritos y Susurros

(Esta es la última colaboracón que Ramos Camacho dejó para fueradejuicio, la tituló Lección, y que …

Gritos y Susurros: Incógnitas

Por Gilberto RAMOS CAMACHO Este fin de semana se inicia un torneo más del futbol …

Gritos y Susurros: ¡Cuídenlos!

Por Gilberto RAMOS CAMACHO Toda la gloria que están cosechando fue bien ganada, todos los …

Gritos y Susurros: Futuro

Por Gilberto RAMOS CAMACHO Es verdad que todos los futuros en la vida son impredecibles, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *