Home / Colaboradores / Gilberto Ramos / Gritos y Susurros: Culpables

Gritos y Susurros: Culpables

 Por Gilberto RAMOS CAMACHO

 Nadie pronosticó lo que podría suceder a los equipos inferiores que son el futuro de los equipos mayores, en sus larguísimos y penosos viajes. Faltó alguien con la suficiente sapiencia que adelantara y posiblemente hasta podría haberse evitado el accidente sucedido al equipo Sub-17 del Guadalajara. Hay accidentes que no deben suceder siempre y cuando alguien se encargue de tener la visión de advertir que el camino es extremadamente peligroso cuando se toma con la irresponsabilidad que lo hizo el chofer del autobús que fue la muerte del médico encargado de los cuidados de jóvenes con la ilusión de algún día merecer transportarse en avión. Fue un doctor joven, Ricardo Herrera Flores,

 de apenas 37 años, también con la meta de llegar algún día al primer equipo y dejar el tedioso camión. Deja huérfanos y viuda que pierden inesperadamente a su guía. El entrenador Manuel Martínez, aquel habilidoso extremo de las Chivas a quien por su nombre se le decía el “Matador”, lucha para sobrevivir de múltiples fracturas en el tórax. Hay futbolistas que en un sanatorio también sufren las consecuencias. Es indudable que esto se pudo evitar si los directivos planean de otra manera torneos, que no son lo que esperan en la producción de futbolistas, como está plenamente comprobado por experiencias anteriores, en las que quizá resultó más apropiado aquel torneo nacional de reservas en el que hasta jugaban los suspendidos del primer equipo que servía como atractivo especial para los jóvenes.

 POSTIGUILLO.- La muerte no es el más grande de los males: es peor que morir y no poder hacerlo.- Sófocles.

 Al aprobarse los torneos Sub-20 y Sub-17 nadie advirtió los riesgos de distancias que superan dos mil kilómetros. Por ejemplo este fin de semana los dos inferiores equipos del Atlas viajarán a Cancún para enfrentarse a sus similares del Atlante. Nada cerca le quedará a Indios cuando visiten a Pachuca y mucho menos cómodo será para Santos en el viaje a Chiapas. Claro que los directivos jamás acompañan a estos equipos y prefieren la comodidad del avión. Se dan casos en que los propios jugadores tienen que comprar su comida para hacerlo en la propia unidad durante el trayecto. Algún día tenía que suceder para que los directivos y dueños se den cuenta que su planteamiento fue muy a la ligera y sin medir los riesgos. Puede que no sea el primer caso porque el riesgo seguirá latente. Posiblemente sirva para tomar una medida más inteligente como puede ser organizar torneos de estas categorías regionales, con distancias cortas y que futbolísticamente pueden tener el mismo resultado. Es una prueba para establecer si los dueños aprenden la lección y por lo pronto nadie puede resbalar la responsabilidad. Cierto que de momento la culpa es del chofer pero en el fondo no es el único. Hay hechos que exhiben catastróficos errores. 

CUCHICHEO.- La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa.- Erasmo.

Check Also

Los Amigos Recordamos a Gilberto

Por Rosario BAREÑO   Compañero de él en los partidos y grandes eventos deportivos, el …

La Ultima de Gilberto: Gritos y Susurros

(Esta es la última colaboracón que Ramos Camacho dejó para fueradejuicio, la tituló Lección, y que …

Gritos y Susurros: Incógnitas

Por Gilberto RAMOS CAMACHO Este fin de semana se inicia un torneo más del futbol …

Gritos y Susurros: ¡Cuídenlos!

Por Gilberto RAMOS CAMACHO Toda la gloria que están cosechando fue bien ganada, todos los …

Gritos y Susurros: Futuro

Por Gilberto RAMOS CAMACHO Es verdad que todos los futuros en la vida son impredecibles, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *