Home / Colaboradores / José María Pulido / González Uyeda, en el PAN Nació y se Despidió

González Uyeda, en el PAN Nació y se Despidió

En 15 años, Abraham Kunio González Uyeda pasó de pagar el derecho de piso en la política partidista como candidato del PAN a la alcaldía de Tonalá, donde no ganó pero tampoco asumió como regidor de oposición ser el jalisciense mejor posicionado como secretario de Gobernación, aunque de manera interina.

Antes de la candidatura en busca de la alcaldía de Tonalá, de la mano de Francisco Ramírez Acuña, Abraham hizo sus primeros “pininos” en la función pública como secretario de Promoción Económica y posteriormente como secretario de Administración.

Durante esos 15 años, el PAN le tendió la mano a Abraham González, a quien “hizo partícipe de grandes responsabilidades que la ciudadanía le confió, al mismo tiempo, tuve la oportunidad de forjar amistad con personajes de la vida pública que por sus convicciones de servicio me dieron ejemplo para el desempeño de mis obligaciones como servidor público y funcionario del partido”, dijo en su despedida.

Entre esos amigos se encuentra Francisco Ramírez Acuña con quien dijo, “construí una profunda amistad la cual hasta hoy sigo estando orgulloso” por lo que le ofreció “mi más sincera gratitud, admiración y amistad”.

 

Su fuerte había sido la empresa privada y la familia, motivos que la semana pasada lo hicieron hacerse a un lado de la política y regresar al origen. Se va para no regresar porque garantiza que no lo veremos en ningún partido político que no sea el PAN.

“Asuntos de carácter familiar me obligan a dejar de lado la actividad partidista y mis aspiraciones públicas, me voy del partido por la puerta del frente, mantengo la amistad con mis amigos del PAN y seguiré construyendo ciudadanía desde otra trinchera”.

Dos eran sus objetivos, uno tangible que era la gubernatura del Estado, y otro intangible, lograr gobernanza para Jalisco y el país, objetivo que buscó como subsecretario de Gobernación donde conoció a tres secretarios del ramo.

“Mi trabajo ahí está, llegamos con un Oaxaca ‘incendiado’ y aguantamos tres secretarios”, recuerda el empresario a quienes pocos relacionan con otra de sus frustraciones, el fallido pacto por Jalisco que nunca llegó a concretarse porque se quedó en las mesas de café.

Ingeniero Civil de apenas 48 años, egresado del ITESO, su labor empresarial la desarrolló en la industria lechera y el ramo de la construcción, en el PAN nació a la vida política y ahí se despidió.

Un 29 de mayo, fue en uno de sus ranchos, cercano al aeropuerto de Guadalajara, donde se destapó a Felipe Calderón Hinojosa como aspirante a la presidencia de la República, pero a la distancia asegura que la gobernanza está más allá de prestar un lugar para un evento.

Esa cercanía, sin embargo, lo llevó a ser coordinador nacional de Felipe Calderón y subcoordinador del equipo de transición entre Vicente y Felipe. Las derrotas reaparecieron en la elección del 2009, como coordinador de la campaña panista en Guadalajara pero él alcanzó la diputación local, desde donde impulso la Ley Salvavidas junto con el priísta Jesús Casillas.

Su último cargo partidista fue como comisionado del PAN en Colima, al que renunció para superar sus asuntos personales.

“Me voy por la puerta del frente porque mi paso por el PAN sólo me dejó enseñanzas para soñar con un México mejor, me voy con la conciencia tranquila del deber cumplido”.

Tras la derrota del PAN en el 2012, Abraham González se refugió políticamente en Puerto Vallarta, en donde se convirtió en el hombre que ejercía el poder tras el trono, en el gobierno de Ramón Demetrio Guerrero “El Mochilas”, quien triunfó con la bandera del Partido Movimiento Ciudadano.

Abraham invirtió 15 millones de pesos de su patrimonio personal para defender en los tribunales el triunfo del PMC en poco más de una decena de municipios de Jalisco, según se los dijo a los propios alcaldes cuando recién habían sido electos.

Sin embargo fue Vallarta el sitio que le gustó para sentar sus reales y ahí impuso a personajes como Antonio Pinto Rodríguez, quien fue regidor en la administración de Juan Sánchez Aldana en Zapopan; a Ricardo Anguiano Apodaca, asesor jurídico del “Mochilas” y antes fue síndico en el Ayuntamiento de Zapopan; a Roberto Rodríguez Preciado a quien convirtió en director de Seguridad Pública de Vallarta y después asesor externo del presidente; a Juan Hernández; a Diego Franco Jiménez, actual suboficial Mayor Administrativo del Ayuntamiento de Puerto Vallarta, antes delegado de la Secretaría de Gobernación en Jalisco cuando González Uyeda era el subsecretario.

También impulsó a Samuel Octavio Pelayo Paz, tesorero del municipio de Vallarta, pero antes empleado del Congreso del Estado y a Carlos Félix, uno de sus secretarios particulares de la Presidencia. Todos ellos gente allegada a Abraham Kunio González Uyeda.

Para quienes vieron en esa injerencia la posibilidad de que reaparezca con la casaca del Partido Movimiento Ciudadano, Abraham González Uyeda les manda el recado de que no lo veremos en ningún partido político que no sea el PAN.

Buena parte de los amigos que hizo en la función pública o en la política partidista, que él mismo diferencia de “la grilla”, se dieron cita en las oficinas del Comité Estatal del PAN para despedirlo y escuchar las bondades del partido.

“Les ratifico que es mi convicción que el PAN es la verdadera herramienta para que México salga de esta podredumbre a la que la corrupción lo ha condenado, les pido que no desfallezcan en su cometido por construir una patria ordenada y generosa y una vida más digna para todos”.

Su resumen en la despedida fue como un reporte ejecutivo de su empresa: “pocas actividades en la vida te llenan de tantas satisfacciones como el servicio público, logros como la administración de la gobernanza de nuestro México.

“Evitar la creciente cantidad de muertes por la combinación de alcohol y volante.

“Brindar la herramienta más preciada de nuestros jóvenes en la Ley de Educación bilingüe obligatoria para los niveles medio superior y superior a partir del periodo 2014-2015.

“Expresiones de reconocimiento y gratitud como la mostrada en la ley de seguridad social para los policías.

Hoy su salida ocasiona un reacomodo de las fuerzas internas del Partido Acción Nacional, del que él seguirá lejos cuando busque su retorno al poder… a menos que otro amigo logre convencerlo de lo contrario.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *