Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Vallarta: Un Tianguis con Muchos Padres

Vallarta: Un Tianguis con Muchos Padres

Por Luis Alberto ALCARAZ

LA NUEVA PANACEA. En un tiempo en que no abundan las buenas noticias, el anuncio de que la próxima edición del Tianguis Turístico tendrá como sede Puerto Vallarta y Nuevo Vallarta hizo que el Felizódromo se disparara por las nubes. Todos, sin excepción, hablan maravillas del evento y la gran mayoría se disputa la paternidad de este logro que evidentemente tiene más que ver con conveniencias políticas que con potenciales turísticos. Durante décadas el Tianguis Turístico de Acapulco fue un referente para la industria turística de México, no sólo por lo que se negociaba en sus pasillos, sino por la fiesta que prometía cada jornada tras el cierre de las actividades del día. Más que el Tianguis, era Acapulco el que ejercía la magia, lo que hacía apetecible viajar a ese evento turístico. Por desgracia para todos, el clima de inseguridad se desbordó por completo y Acapulco dejó de ser atractivo para los empresarios y obreros del turismo, obligando al gobierno federal a declarar itinerante el evento, con la clara intención de atender intereses políticos antes que turísticos. Si la conveniencia fuera meramente turística, se habría buscado una nueva sede para el evento, pero en lugar de eso se opta por pasear el Tianguis por toda la república para atender los reclamos de los dueños de la industria turística. 

LAS CAMPANAS AL VUELO. La decisión de organizar el Tianguis Turístico en Puerto Vallarta y Riviera Nayarit el año entrante se ve empañada por la decisión de la Secretaría de Turismo de darle al evento característica itinerante, lo cual implica que en el 2013 la sede será en Puebla y en el 2014 en Cancún. Lo anterior es una evidencia de que los factores que pesaron para tomar esta decisión son más del tipo político que turístico, porque de lo contrario se habría declarado a Puerto Vallarta como sede permanente del evento por los próximos años, en tanto no cambien las condiciones actuales. Llama la atención la forma en que tanto en Nayarit como en Jalisco se ha festinado la obtención de la sede del Tianguis, al grado de que en Nayarit se le ve como un logro de Ney González y en Jalisco se le  reconoce como una gestión de Emilio González Márquez. En realidad no hay duda en cuanto a que la Sectur tomó la mejor decisión al otorgar a Puerto Vallarta la sede del evento, en primer lugar porque es el destino de playa con mejor infraestructura que en estos momentos tiene algo muy importante: seguridad pública. Evidentemente que Cancún tiene mayores méritos turísticos para organizar el tianguis, sin embargo en estos momentos padece graves problemas de inseguridad pública, lo cual hizo que se postergara la decisión de otorgarle la sede al menos por dos años.

 UN PLEITO A FONDO. Tras el anuncio de la Sectur de que el Tianguis se iría de Acapulco, 17 estados del país y el Distrito Federal entraron en la puja por obtener la sede, aunque de antemano se presumía que el proceso sería poco transparente, al grado de que el gobernador de Nayarit, Ney González, calificó el proceso como de “mero show” ya que “todo estaba resuelto de antemano”. Por lo mismo, seguramente fue el más sorprendido cuando se dio a conocer que la sede de la edición 37 del Tianguis será Puerto Vallarta y la llamada Riviera Nayarit, aunque está por verse la forma en que se repartirán los trabajos debido a que Nuevo Vallarta no cuenta con un auditorio suficiente para albergar al grueso de los operadores turísticos. Durante años Puerto Vallarta reclamó la sede de eventos de esta importancia, sin embargo el hecho de no contar con un centro de convenciones la dejó al margen. Hoy, que finalmente cuenta con centro de convenciones de primer mundo, era muy lógico que se le concediera la sede, una sede que por justicia le correspondía más bien a Cancún, pero que por el clima de inseguridad de ese destino del Caribe de plano se le fue de las manos. 

UNA BUENA ESTRATEGIA. Si analizamos el perfil de las 18 entidades que reclamaban la sede del tianguis, es evidente que Puerto Vallarta era la mejor. Después de Acapulco todo es Cancún y Puerto Vallarta, por lo tanto una decisión lógica apuntaba en ese sentido. Otorgar la sede a una ciudad sin mar es poco recomendable debido a que los asistentes al Tianguis en gran parte acuden por el atractivo que les representa pasarse varios días trabajando a orillas del mar. De las 18 entidades que aspiraban a obtener la sede, sólo unas cuantas llegaron a la final: D.F., Monterrey, León, Guadalajara, Querétaro, Cancún y Puerto Vallarta. De todas ellas sólo Puerto Vallarta ofrecía condiciones similares a las del Tianguis de Acapulco, descontando a Cancún por sus problemas de inseguridad. Un punto importante para obtener la sede lo fue el hecho de que Jalisco y Nayarit formaron un frente común para obtener la sede en la bahía de Banderas, aunque es evidente que el grueso del evento se realizará en Puerto Vallarta. Además, para conseguir la sede, los turisteros de Puerto Vallarta y Nuevo Vallarta ofrecieron el centro de convenciones sin ningún costo, 50% de descuento en hoteles cinco días antes y cinco días después del evento, una campaña de promoción nacional e internacional, 60 boletos aéreos redondos para prensa internacional y diversos eventos laterales como torneos de golf y regatas de exhibición.

 POSDATA. El hecho de que pase lo que pase Puerto Vallarta no seguirá siendo sede del Tianguis en el 2013 es evidencia de que no sólo se atendió el punto de vista turístico, sino también el político. Está por verse a cuántos turisteros les llamará la atención acudir al Tianguis Turístico en Puebla en el 2013, algo que desde ahora se antoja poco interesante. No así Cancún, que será la sede en el 2014, dando tiempo a que para entonces la inseguridad haya sido desterrada de ese paraíso del Caribe mexicano.

 VOX POPULI. En el mediano plazo lo más lógico será que el Tianguis regrese a Acapulco, siempre y cuando sus autoridades logren acabar con el clima de inseguridad que en estos momentos afecta drásticamente a ese destino que por décadas ha sido el referente de la industria turística nacional. Tal vez por eso el carácter de itinerante que se le ha dado a partir del año entrante, con la intención de que pronto el Tianguis regrese al puerto que lo vio nacer. Después de todo, Acapulco siempre será Acapulco.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *