Home / Colaboradores / Juan Cabello / Ellas Contra Ellos

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO

Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir el derecho universal de ser tratada en igualdad de circunstancias ante el hombre. La brecha existente entre ellos y ellas cada vez es más estrecha y en eso estoy totalmente de acuerdo con ellas.

Las féminas son unos seres divinos que deleitan el lívido y tienen la capacidad de conseguir lo que quieren, aunque la técnica utilizada para tal fin por algunas no es precisamente la mejor de las fórmulas.

Pensar en la alegre convivencia entre personas del sexo opuesto es una realidad en un entorno laboral o en un círculo de amigos, pero resulta una utopía si entre ésas y ésos hay un vínculo sentimental, pues el problema se da con el sentimiento de propiedad enraizado hasta lo más profundo del corazón de las damas, quienes recelosas no permiten que su pareja mire a otra mujer y resulta impensable que le permitan convivir con otra doncella.

Es tal la opresión que quieren ser ajonjolí de todos los moles, esto es, pretenden estar en todo momento con su pareja y toman decisiones en asuntos que no son de su incumbencia, ergo no al patriarcado, si al matriarcado.

Las hermosas mujeres pretenden en su lucha acabar con las diferencias entre machos y hembras, sin embargo se perciben algunos abusos que parecen no importarles, hablan de estipular en la ley los femenicidios y simplemente ignoran que todos los elementos delictivos que hacen la diferencia con el homicidio se encuentran señalados en la misma ley.

Están a favor de que se castigue inmisericordemente a quien viole a una mujer, pero se vuelven mudas ante violaciones a hombres que en estadísticas se dan en más ocasiones y no se encuentra entre todas las organizaciones feministas una voz a favor de detener estos abusos sexuales.

Consiguieron el cincuenta por ciento de los espacios políticos para cargos de elección, aunque no tengan la menor idea de lo que van a hacer en tal encargo, salvo honrosas excepciones que se cuentan con los dedos de una mano, son en general una nulidad.

Hay divas que son exitosas empresarias que incluso ocupan un lugar importante en la revista Forbes, ejemplo de perseverancia, dedicación, empeño y responsabilidad; sin embargo hay muchas más que viven extorsionando a su maridos o su ex maridos con fuertes cantidades de dinero utilizando a los vástagos como efectivo recurso de artero chantaje.

Quieren igualdad y las mismas oportunidades de empleo lo cual aplaudo, pero no toleran que un hombre les diga un piropo y ellas cuando están enojadas utilizan lenguaje soez y vulgar delante de quien sea para ofender y sobajar a su pareja sin importar las consecuencias que su comportamiento pueda acarrear, golpean al hombre y hacen escarnio sin remordimiento alguno, pero piden prisión para el que se atreva a ponerle a ellas una mano encima.

Pretenden las bellas que no haya discriminación y han conseguido hasta rutas de camión exclusivas para mujeres, sin generar algún sentimiento de culpa porque no hay camiones exclusivos para hombres, luego entonces podemos deducir que quieren igualdad y no privilegios, pero en la realidad gozan de privilegios alegando igualdad.

Para despedirme de las bonitas les recuerdo que en su incansable lucha por la igualdad y la equidad de genero, siguen defendiendo a capa y espada que en los lugares públicos existan baños para hombres y baños para mujeres, hecho cuestionable hasta por razones ecológicas y por supuesto la desaparición de estas claras manifestaciones de discriminación permitiría que no se supiera quién es homosexual o lesbiana.

Dijeron que parejos e iguales y yo estoy de acuerdo con ellas, pero sin privilegios.

Check Also

El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

Por Juan CABELLO Conocer las razones por las que las personas militan en un partido …

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Y yo ¿de qué Tengo la Culpa?

Por Juan CABELLO En México somos algo así como masoquistas sádicos y pervertidos pues padecemos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *