Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / Eliseo, un Gallo sin Espolones

Eliseo, un Gallo sin Espolones

Luis Alberto ALCARAZ/www.noticiasvallarta.com

Pese a las acusaciones vertidas en algunos medios de información de la localidad, que señalaron que Cheo Aréchiga había salido del gobierno del estado en medio de acusaciones de corrupción, en realidad el oriundo de El Pitillal sigue gozando de la estima de Salvador González Reséndiz.

Pero más allá del alta estima en que lo tiene, Salvador González tiene mucho más para el llamado Gallo: una ruta crítica muy bien trazada para convertirlo en el próximo candidato del PRI a la alcaldía de Puerto Vallarta.

Tan es claro que Cheo regresó a Puerto Vallarta por instrucciones de Chava González, que de inmediato lo puso al frente del Conalep Puerto Vallarta pese a que el entonces titular parecía inamovible debido a sus nexos con el Grupo Universidad.

Pero ni todo el sueldo de Cheo en un año como director del Conalep le alcanzaría para pagar los costos de su precampaña, la cual a través del Facebook exhibe cotidianamente los eventos que se realizan en todo el municipio bajo el sello de La Gallada.

No se trata de una precampaña amateur y espontánea, como las muchas que vemos cada que se aproxima el año de la elección, sino de una precampaña perfectamente estructurada para mejorar la imagen del Cheo, a quien le encanta proyectar la película infantil Un Pollo con muchos huevos, aunque por supuesto le encantaría que la cinta tuviera de estelar a un gallo y no un pollo. Como ocurre con la mayoría de los aspirantes a una candidatura, se comienza con el trabajo social en las colonias populares, repartiendo cuanta fregadera está al alcance del bolsillo. En su muro del Feis el Cheo presume lo mismo la entrega de una silla de ruedas que el reparto de despensas o la proyección de una película para niños.

La gran cantidad de este tipo de apoyos entregados hace evidente el monto del dinero invertido cada semana, dinero que evidentemente no sale del bolsillo del director del Conalep, sino de una talega mucho más holgada.

En el mismo Feis se pueden encontrar los elementos gráficos de la campaña promocional de Cheo Aréchiga, lo cual es evidencia del trabajo profesional de los consultores que seguramente han colaborado en otras campañas políticas orquestadas por Salvador González Reséndiz.

Y es ahí donde está el detalle: muchos en Puerto Vallarta daban por seguro que el ex presidente municipal ya había decidido jugársela con César Abarca en el 2018 en cumplimiento de una presunta línea trazada por el gobernador Aristóteles Sandoval.

Sin embargo Chava González entiende con claridad que en el 2018 habrá bola suelta, y quien esté más cerca del balón estará en mejores posibilidades de meter el gol.

No se discute el apoyo que Aristóteles Sandoval le ha prodigado a César Abarca, el problema es que si el gobernador no consigue imponer sucesor entonces el candidato a la alcaldía de Vallarta por el PRI será designado por el próximo candidato a gobernador, presumiblemente Arturo Zamora.

Acostumbrado a anticipar escenarios, Chavita sabe que su futuro con Aristóteles Sandoval termina en el 2018, por lo que está obligado a cuidar sus pasos si quiere seguir vigente más allá del término del sexenio.

Por lo mismo parece decidido a tratar de recuperar el control político de Puerto Vallarta, aunque para su desgracia la única posibilidad que parece estar contemplando es la de promover un gallo que en realidad todavía está muy pollito, apenas empezando a emplumar.

Parecía claro que la ruta crítica de Chava González contemplaba a su hermano Rafael en la alcaldía de Vallarta, sin embargo el fracaso del año pasado mandó al traste todo el futurismo que se había diseñado y al día de hoy no queda gran cosa, de ahí la urgencia de fortalecer cuadros nuevos que respondan a sus intereses.

Eliseo Aréchiga no es el gran líder pero podría crecer bastante a base del dinero que evidentemente le está inyectando Chava González. Tiene por delante dos años para madurar y convertirse en una buena opción en caso de que el PRI se polarice entre la candidatura de César Abarca y la de Heriberto Sánchez Ruiz.

De cualquier forma, si la cordura se impusiera y César Abarca resultara el candidato de la unidad, Cheo Aréchiga será un buen proyecto a futuro para que los González Reséndiz intenten reverdecer viejos laureles en Puerto Vallarta.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *