Home / Colaboradores / Carlos Enrigue Zuloaga / El “Machote” de los Informes

El “Machote” de los Informes

Por Carlos ENRIGUE

Con motivo de la temporada de informes me acordé que hace muchos años asistí a un informe y estoy por decirle que es una de las experiencias más enfadosas que puede padecer un ser humano y sin embargo supongo que para alguien debe ser un buen negocio que se haga un informe que a nadie interesa, que nadie consultará y en el que rige la mentira; y si bien la figura del informante y el show mediático son absurdos, no son las partes más ridículas del espectáculo, están esas figuras del surrealismo nacional que son los regidores perdidosos en la contienda y que son becados en premio a servir de Patiños, y que si guardan silencio con eso cumplen pero que a veces les da por hacer patéticas declaraciones.

Con la antes dicha excepción la primera parte de las tres en las que se debe dividir la perorata debe consistir en criticar agriamente al antecesor. Sin embargo, y dada la intrascendencia del tema he decidido hacer una guía de desarrollo de informes de gobierno, dado que ni cambian ni mejoran, en este caso nos referiremos al del primer año de gobierno, comparando el baile con el brillantísimo informe que rindió el recontrasuper megaalcalde metropolitano señor ingeniero Alfaro, en camino al 18. Reitero que a mi me gusta la relación de gobernantes en que uno manda y los otros obedecen dentro del proyecto de grupo. Así él y sus diócesis sufragáneas ( con excepción de número 2 quien en lo futuro será sparring oficial y tiene el más bien articulado discurso -lo cual no significa que sea veraz- aunque no puede criticar la labor de número uno quien fue su predecesor en el hueso y por ello no resulta materia de crítica, ya que es evidente que a número uno no se le critica ni con el más mínimo pensamiento).

Con la antes dicha excepción la primera parte de las tres en las que se debe dividir la perorata debe consistir en criticar agriamente al antecesor que lo màs amable que se puede decir de él es que es una rata atejonada, un pillo desesperado y un sujeto cuando menos con cara de nalgas de calabaza en tacha, por no decir que es un miserable que aprovechó el puesto público y que ya yéndose se lo dejó al que informa, hecho pedazos con el drama de que si no fuera por alguien tan bueno cómo el que está informando, esto ya hubiera valido madre y desde luego aclarar que el antecesor dejó la institución adeudado hasta el contrato de luz, o cualquier otra cosa que pudiera deber pero que gracias al pueblo bueno que había elegido correctamente, se estaba salvando la situación.

La segunda parte del discurso debe de decir que a pesar de que el antecesor dejó la caja vacía, sin lápices ni papel del baño, el informante, con esa bondad que lo caracteriza y que lo hace tan único, como el ave fénix, renació de entre las cenizas de la deuda para purificar el ambiente y de la nada sacar una inversión que pueda ser (disculpe pero me ganó la risa).

Y la última parte será las maravillas que se harán en el futuro.

@carlosmorsa

Check Also

‘La Unidad Popular’

Por Carlos ENRIGUE Yo siempre he creído que los mexicanos no necesitamos que nadie nos …

La Manzana de la Discordia

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA No lo digo por el director de Conade y amigo del …

Las Gestas de Gloria

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Mienten miserablemente quienes -fuera del congreso porque ahí es la casa …

Me he Estado Acordando

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Tradicionalmente los jacobinos han establecido que el sacramento de la confesión …

De Ciudades y Enredaderas

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Como buenos tapatíos que orgullosamente somos, la vida pasa en un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *