Home / Colaboradores / Producciones Rancho Azul, de Alfredo Don / El Problema de la Educación en México

El Problema de la Educación en México

Por Alfredo DON OLIVERA

Acaso una de las pocas temáticas que nos ofrecen coincidencia en este mundo plural de la globalización, sea que la educación es un instrumento indispensable para el desarrollo de los países. Pero muy a pesar de ello, en nuestro México es uno de los renglones que mayor atraso registra.

Pero ese lamentable atraso no es de a gratis; porque la educación, además de constituir un fuerte puntal del progreso, también ha comprobado que puede resquebrajar las estructuras del poder, y bajo otra perspectiva también ha resultado, un jugosísimo negocio para la iniciativa privada, que lo sería aun más, si el Estado la desanclara de sus obligaciones.

Vea usted, hace alrededor de unos cuatro años, TELEVISA, cuya programación no precisamente se ha caracterizado por su impulso a la educación ni a la ciencia, financió y llevó a las pantallas de cine una supuesta investigación en materia de educación, realizada el periodista, Carlos Loret De Mola, quien con los resultados del documental que produjo, dejó bastante en claro, que ni es un investigador, ni mucho menos un conocedor del tema.

Porque un trabajo de esta naturaleza, no es para inexpertos; la problemática de la educación entraña complejos factores pedagógicos, económicos, políticos, sociales, culturales y regionales, dentro de los cuales convergen la participación conjunta de alumnos, profesores, padres de familia y autoridades para la elaboración de un producto final; la formación integral de la personalidad humana con base en la adquisición del conocimiento para el beneficio y desarrollo de la sociedad.

En aquel documental -que sería un insulto llamarlo investigación- ya que resultó obvio que las hipótesis que se plantearon fueron diseñadas de antemano para convertirlas en las conclusiones finales del mismo, fue llevado a las pantallas con el nombre de “De Panzazo” Y aunque, ante Loret De Mola, se reveló el verdadero problema de la educación en nuestro país; la incapacidad intelectual y la apatía de los alumnos que estamos confeccionando, no lo supo ver; porque las verdaderas intenciones de aquel filme, nunca fueron ni encontrar, ni dar a conocer la problemática de la educación nacional, sino más bien, cumplimentar las finalidades políticas del dueño de Televisa y del grupo oligárquico que se apoderó de la conducción de este país a través de su delfín en el poder; el presidente Enrique Peña Nieto, en su intento ulterior de privatizar la educación, para lo cual resultó imperioso primero, contrarrestar el poderío de la Maestra Elba Esther Gordillo y del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación.

Porque bajo el proyecto de nación que transpiran las Reformas Estructurales -no lo puedo llamar proyecto de país porque están destrozando nuestra soberanía- que insiste en la errática filosofía de que lo importante no es la repartición equitativa de la riqueza sino su acumulación en pocas manos, pues están tratando de hacer de México un territorio de negocios, donde el sector privado encuentre todo género de facilidades legales, fiscales y laborales para emprender a su antojo.

Ellos, cegados por sus ambiciones, insisten en creer que en la medida en que se puedan multiplicar los negocios, la riqueza se derramará entre los habitantes, sin alcanzar a entender que por lo contrario; sólo están incrementando las desigualdades sociales y que bajo la globalización, la mayoría de esas riquezas, no se retienen para la nación, sino por lo contrario, se fugan, especulando hacia otro mercados internacionales.

Por lo mismo, ambicionan a negociar con todo lo que se pueda, muy especialmente privatizando los jugosísimos dominios estratégicos del Estado, como lo han sido la explotación del petróleo, la producción de energía y los servicio de educación y de salud, de una manera tal, que además, se descarga al Estado de sus obligaciones, disminuyendo sus presupuestos y favoreciendo la creación del paraíso fiscal que tanto anhelan los poderosos. Total, si la población se ve afectada por estas medidas, pues como lo dijo el lamentable Raúl Araiza, “que los mexicanos se tendrán que chingar más” (me tendrán que disculpar, pero este empleado privilegiado de Televisa e imagen del Partido Verde, es un auténtico imbécil; típica muestra de lo que en Televisa florece)

El caso es que esta ola de privatizaciones que ha emprendido el gobierno actual, tiene la mira bien puesta en la educación: Para ello, consolidaron a una sombría organización denominada “Mexicanos Primero” que se ha apoderado a través de la SEP de las políticas educativas de nuestro país y cobijándose además en recomendaciones de la OCDE (Organización para lo Colaboración y el Desarrollo Económicos.- Organismo Internacional que insiste en crear los paraísos fiscales y laborales que demandan los poderosos de la Globalización), se esfuerzan por modificar los criterios tradicionales de la educación que impulsaban el desarrollo integral de la personalidad y el pensamiento crítico, por nuevos conceptos que pretenden convertir la educación en meros esquemas de capacitación de la mano de obra para la producción que requiere el sector privado.

Bajo este paradójico contexto, planean que además de producir trabajadores bien calificados para los procesos de producción (lo cual de pasada constituye una total utopía; sería imposible generar una cantidad tan enorme de los planes de estudio que exige cada proceso productivo), paralelamente sueñan con eliminar esa incómoda intelectualidad de la educación tradicional que sustenta que el desarrollo, la paz y la democracia sólo pueden ser encontrados a través de la igualdad y la justicia, lo cual resulta contrario al concepto de favorecer la acumulación de riquezas en pocas manos. En consecuencia que mejor negocio que arrebatar al Estado su función constitucional de impartir a educación a todos, y modelarla bajo el sesgo que conviene a sólo unos cuantos.

Como se podrá entender, para implementar todo este desfiguro de entendimiento, que la verdad raya al borde de la inconsciencia y del cinismo, tiene un obstáculo principalísimo; el gremio magisterial, que en una importante mayoría se ha venido oponiendo radicalmente a semejante bajeza. ¿O de verdad cree usted que la pseudo Reforma Laboral de la Educación de Peña Nieto, basada en una evaluación punitiva a los docentes a cambio de unos cuantos premios va mejorar la calidad de la educación en México?

¡Claro que para nada! El mejoramiento de la calidad de la educación, exige atacar la corrupción de las autoridades educativas, la irresponsabilidad en que cada vez más alarmantemente incurren los padres de familia con respecto a la formación académica de sus hijos, el sobre proteccionismo que ahora ha venido cobijando al alumnado y la capacitación continua del profesorado. Todo ello en un marco de entendimiento de la realidad que atraviesan las diversas condiciones regionales de nuestro país, pero sobre todo, recuperando la cordura en materia de disciplina escolar, pedagogía y didácticas.

Porque desde finales de los 80s, con el lamentable estructuralismo importado del extranjero por el entonces Secretario de Educación Humberto Zedillo, por cierto totalmente inexperto en los temas de educación pero eso sí, siempre tan anuente a las recomendaciones de la OCDE. Y posteriormente con el sistema de Habilidades y competencias, también importado hace cuatro años, por la entonces secretaria de educación y no menos neófita en estos temas Josefina Vázquez Mota. Para rematar con la Pseudo Reforma Laboral de la Educación y su evaluación punitiva y anti constitucional, la educación nacional se ha venido desbarrancando, al grado de que ya somos uno de los peores países en este importante renglón.

Y no es para menos, pues ya hace 28 años que la SEP se encuentra en manos de ineptos y corruptos. Y por si lo anterior no fuera suficiente, ahora en panorama aparecen, la voracidad mercantil de los empresarios privados, la perversidad de “Mexicanos Primero” y los intentos impositivos de la OCDE.

Hasta resulta absurdo creer que la pseudo Reforma Educativa de Peña Nieto con su evaluación punitiva va a resolver absolutamente nada en materia de educación. Lo único que persigue es golpear al profesorado para tenerlo bien blandito en 2017 cuando piensan dar el errático golpe de privatizar la educación.

Lo que pienso que sería sensacional, es que la SNTE, aceptara someterse a la evaluación punitiva del gobierno federal, bajo la condición de que tanto Peña Nieto en su calidad de presidente, así como su séquito de Diputados y senadores, aceptaran también ¡someterse a la misma evaluación y a las mismas consecuencias! ¡Se imaginan? Se libraría el país de los malos profesores y paralelamente de toda esa bola sanguijuelas y corruptos que nos están gobernado.

Es imperativo y urgente, recuperar la cordura en materia de educación; debemos regresar a las bases, porque la verdad es que desde Benjamín Bloom, Pierre Faure y María Montessori, no hay nada nuevo bajo el panorama de la educación. Cierto, hay muchos y excelentes trabajos que sin duda alimentan la reflexión de los docentes, pero en temas específicos y que sin duda deben contribuir a mejorar la calidad del profesor, Pero en lo sustantivo hay que regresar a las bases, simplemente porque la educación de entonces era mejor; la actual con todo y su explosión de avances, es un total desastre. Tenemos que zafar los modelos educativos de de las funestas adecuaciones del modelo neoliberal porque sólo conduce a la ceguera total del individualismo más bestial.

Por lo mismo y al respecto, les transcribo al texto, el atinado pensamiento del norteamericano George Carlin quien señaló:

“Los gobiernos de los países no quieren gente bien formada, ni bien educada, con capacidad de pensamiento crítico.

Esto va en contra de sus intereses.

Lo que quiere, son trabajadores obedientes, lo suficientemente inteligentes para manejar las máquinas, desarrollar los procesos y realizar el papeleo.

Pero también lo suficientemente tontos, para aceptar este sometimiento de manera pasiva”.

Me despido arremetiendo nuevamente, contra la insensatez de haber importado a nuestro país modelos educativos tan paradójicos como el estructuralismo y como el actual modelo de habilidades y competencias que por cierto previamente ya había fracasado en España. Ambos modelos se centran en destruir los núcleos intelectuales de la educación como lo son el profesor, la disciplina escolar y el desarrollo de una mentalidad crítica formada a través de la adquisición de conocimientos y del rigor científico.

Así que en contra parte me pregunto ¿hasta cuándo nuestras autoridades educativas, para resolver eficazmente este problema se decidirán a convocar a sus buenos profesores, y preguntarles cómo le hacemos para mejorar la calidad de la educación en México?

Y cierro recordando a los señores padres de familia, que:

1. Los profesores no son profesionales súper humanos, y que las responsabilidades del profesorado, que ya son sumamente exigentes, se centran alrededor de los conceptos de la formación académica y el conocimientos de los alumnos.

2. Pero en lo relativo a las formas educativas de sus hijos; esas pertenecen a ustedes. No quieran que sus deficiencias familiares, también tengan que ser resueltas por los profesores.

3. Y finalmente a las autoridades ¡que ya dejen de estarse chingando los presupuestos de la manera asquerosa en que lo han venido haciendo! y entreguen ese recurso a donde está destinado; a proveer a los profesores de los recursos materiales y la tecnología que la educación de calidad está exigiendo.

 

Check Also

Una Visión Autista de la Realidad

Por Alfredo DON OLIVERA Ya es tradicional en México, que en la medida en que …

La Lamentable Reunión de Patos

Por Alfredo DON OLIVERA La verdad, que ya no quisiera seguir con los temas de …

La Evolución del Conflicto Magisterial (2)

Por Alfredo DON OLIVERA En la pasada entrega, en mi breve narración sobre la evolución …

La Evolución del Conflicto Magisterial (I)

Por Alfredo DON OLIVERA Desde Benjamín Bloom, María Montessori y Pierre FaureNo hay nada nuevo …

El Terrorismo

La religión es el opio de todos los pueblosKarl Marx Por Alfredo DON OLIVERA Sin …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *