Home / Colaboradores / Juan Cabello / El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

Por Juan CABELLO

Conocer las razones por las que las personas militan en un partido político es una de las acciones que un dirigente debe conocer, es de parvulitos el realizar actividades en consecuencia, pues nadie, en ningún lugar, trabajará sin esperar nada a cambio, no hay ni existen las hermanitas de la caridad en el PRI.

Haciendo un análisis en retrospectiva, veremos algunos puntos débiles del otrora partidazo: en el 2013 a la llegada de Hugo Contreras los males acumulados por años de sequía en el presupuesto, tomaron tintes de seria enfermedad, pues no hubo reconocimiento en la nómina para una gran parte de la militancia; trataré de explicar los antecedentes.

En las elecciones de 1995, cuando el PAN ganó la elección para gobernador, los panistas no dejaron títere con cabeza y sólo contados priístas trabajaron en cargos directivos de primer nivel y por supuesto buscaron refugio en las delegaciones federales, ya en el 2000 con el arribo de Vicente Fox la pandemia fue extremadamente grave, los miedos y bajos comportamientos de muchos militantes salieron a flote y vimos cómo sin vergüenza asumieron actitudes reptilianas ante los panistas quienes ni tardos ni perezosos los humillaron sin piedad.

En términos generales, no hubo pues espacios políticos para nadie que oliera al rancio PRI, y fueron firmes en esa determinación, sin embargo cuando el PRI recupera el municipio de Zapopan con Zamora como presidente, no corrieron a la totalidad de los panistas ni metieron a los militantes priístas de Zapopan, es importante señalar que en ésta administración no hubo ética ni respeto para dejar a los de Zapopan ocupar los cargos en Zapopan, siendo así que llegaron al ayuntamiento gentes de Guadalajara y Tlaquepaque quienes no conocían las necesidades del municipio ni a la gente que los apoyó, pero sabían perfectamente cómo hacer negocios.

Es en este histórico momento que comenzó la debacle del partidazo, pues Zamora se pronunció como candidato ciudadano y desconoció el trabajo de la militancia priísta del municipio, pactó con el gobernador algunas posiciones de primer nivel para los panistas y el PRI nunca levantó la voz.

Gentes como José Luis Cuellar, Ismael Orozco y una recua de arribistas llegaron a gobernar una tierra que no era suya, con la complicidad y el silencio de el comité directivo estatal del partido se hicieron magnos negocios millonarios que hoy podemos advertir, se adueñaron de propiedad municipal y hoy quieren ser vistos con respeto.

La migración de pseudo políticos otrora priístas de hueso colorado, que mostraron su verdadera vocación y el amor por el dinero y el poder sin que medie principio moral alguno como Juan Enrique Ibarra Pedroza, Enrique Alfaro y todos los demás integrantes de la piara que hoy conforma el partidazo naranja generó una desbandada de proporciones épicas.

Con la llegada de Aristóteles al gobierno del estado a Hugo Contreras le quedó grande el puesto y nunca vio más allá del beneficio de sus cuates, no tuvo los arrestos para ser presidente del comité directivo estatal del PRI y en consecuencia hacerle ver al gobernador los puntos flacos que estaban dejando al mantener al margen a muchos militantes fuera de la nómina estatal y sostener a bastantes panistas en puestos clave de la novel administración, sin embargo demostró ser un excelente gerente del PRI.

No se puede chiflar y comer pinole, tampoco se puede gobernar con cómplices de una administración a la que se le detectaron bastantes anomalías y actos delictivos, no hay presos y hubo denuncias que la contraloría presentó, pero coincidentemente quien fuera secretario de seguridad pública con Emilio González Márquez asumió (con modificación a la Ley a su modo) la Fiscalía General en el gobierno entrante y no han detenido a ningún pez gordo.

La militancia no dio la espalda al gobierno, que quede claro; fue el gobierno el que le dio la espalda a la militancia, luego entonces podemos advertir que un gobierno alejado de su militancia, de la gente que lo llevó al poder, que no ha hecho nada por ellos, que no les ayuda en sus gestiones, que no incluyó en la administración a la representación partidista, que hoy se ocupan en una gran proporción las direcciones generales y las direcciones de área personas que nunca gastaron suela en la campaña, sustentado en lo anterior el PRI no tiene la más mínima posibilidad de seguir en el poder.

Los mensajes fueron claros, los brotes de rebelión fueron muchos y evidentes, el rechazo generalizado a la imposición de un candidato para Guadalajara ajeno al PRI y amigos personales sin capacidad manifiesta como candidatos en Zapopan y otros municipios dio como resultado una abrumadora derrota.

No se puede esperar otro resultado si la militancia no es tomada en cuenta, las vacas sagradas ya no tienen autoridad moral para imponerse pues han demostrado ser unos auténticos pájaros de cuenta, las ideas y los principios son meros artículos decorativos y el ánimo de la sociedad por los pésimos resultados en las acciones de gobierno para combatir la inseguridad, el desempleo y la seguridad social de mala calidad, son la consecuencia anunciada y lógica de una regresión partidista al olvido y el descrédito.

Check Also

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado …

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Y yo ¿de qué Tengo la Culpa?

Por Juan CABELLO En México somos algo así como masoquistas sádicos y pervertidos pues padecemos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *