Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / El Mochilas, Entre el Oportunismo y la Legalidad

El Mochilas, Entre el Oportunismo y la Legalidad

Por Luis Alberto ALCARAZ

GENIO Y FIGURA. Beneficiario de la mediocre clase política vallartense, Ramón Guerrero, mejor conocido como El Mochilas, ya se volvió loco ante la posibilidad de ser el próximo candidato del PAN a la presidencia municipal del puerto, sin que para ello reúna las mínimas características para el puesto. Pero si Pedro Ruiz Higuera fue presidente, ¿por qué no habría de serlo un panista que ya fue alcalde de su pueblo? Montado en esa lógica y encuerdado por los regidores panistas de la pasada administración, esos que junto con los ediles del PRI avalaron las pillerías de Javier Bravo y sumieron al municipio en la peor crisis financiera de su historia, Ramón Guerrero se ha convertido en una presencia recurrente en todos los rincones del municipio, olvidando a sus representados del interior del distrito para posicionarse ante el electorado vallartense. Esa actitud lo ha llevado a mostrar un deplorable oportunismo ya que no pierde oportunidad para hacerse presente en cualquier evento de medio pelo en el que haya algún fotógrafo de prensa, especialmente en los actos donde está presente el gobernador Emilio González Márquez. Para reforzar su presencia en los medios El Mochilas ha montado su propia oficina de prensa mediante la cual difunde boletines de prensa totalmente intrascendentes por su contenido. 

El caso es aparecer en cuanto periódico o pasquín pueda, que finalmente es promoción gratuita.

UN PASO PELIGROSO. Pero una cosa es que un político sea oportunista para beneficio de su propia imagen y otra que incurra en alguna ilegalidad al apropiarse actos de gobierno que no le competen, lo cual pudiera ser causal de un delito. Y es que el miércoles pasado la oficina de prensa de El Mochilas difundió un comunicado en el cual se afirma en su encabezado que “entrega gobierno de Jalisco y diputado local una bolsa de casi 1 mdp”. Al leer el cuerpo de la nota se comprende que en realidad quién entregó recursos por 900 mil pesos a algunos habitantes de las colonias Floresta, Bobadilla y Portales que resultaron afectados por las recientes lluvias fue el Secretario de Desarrollo Humano Martín Hernández Balderas, quien a nombre del gobernador de Jalisco Emilio González Márquez entregó 171 cheques a igual número de familias beneficiadas. En el acto también estuvieron presentes algunos regidores del PAN como Ana Carina Cibrián, lo cual ratifica la abierta intención de estos señores de capitalizar política y electoralmente un recurso que debe asignarse sin tintes partidistas. No es ningún secreto que el gobierno de Emilio González Márquez está aplicando en Puerto Vallarta una estrategia para fortalecer al PAN y debilitar al gobierno priista, lo que molesta y preocupa es el cinismo con el cual realizan sus actos proselitistas.

JUNTOS Y REVUELTOS. Aunque los funcionarios del estado y El Mochilas son del mismo partido, en la práctica representan poderes diferentes y por lo tanto independientes, por lo cual no hay forma de que el Congreso del Estado pretenda abonarse una gestión realizada por el Poder Ejecutivo. Se entiende que en un acto de esta naturaleza se corra la cortesía de invitar como testigos a diversos personajes de la vida pública, pero eso es muy diferente a que uno de ellos, concretamente el diputado panista, salga al día siguiente presumiendo en la prensa que junto con el gobierno de Jalisco “entregó casi 1 mdp”, lo cual es una completa mentira y un presumible delito al publicitar como propio un acto de gobierno. La misma ley prohíbe a los funcionarios públicos presumir sus actos de gobierno fuera de sus informes, por lo que es evidente que El Mochilas incurre en una ilegalidad al capitalizar un acto de gobierno para beneficio de su propia imagen. Por desgracia El Mochilas, además de su enorme joroba, se caracteriza por una grandísima lengua que utiliza para andar pregonando actos de gobierno que no le competen, porque su desempeño en el Congreso ha sido de puro rollo, con muy poca efectividad.

QUE CON SU PAN SE LO COMAN. Egresado la UNIVA Guadalajara, donde estudió la carrera de Ciencias de la Comunicación, El Mochilas ha sido uno de los becarios más privilegiados del panismo gobernante ya que lleva años pegado a la teta presupuestal. De ahí que está muy interesado en amarrar su siguiente cargo público ante las altas posibilidades de que el PRI recupere la gubernatura de Jalisco en el 2012. Aunque en el 2003 buscó sin éxito ser por primera vez diputado local por este distrito, El Mochilas finalmente cumplió su sueño de llegar al Congreso en las elecciones del año pasado, cuando gracias a la pésima campaña de Tito Yerena y a la enorme bolsa de votos que le aportaron los panistas vallartenses, pudo ganar la diputación local. Lo malo es que durante el reparto de comisiones los diputados decidieron otorgarle al Mochilas la presidencia de la Comisión de Turismo, a pesar de que su experiencia laboral principal era como director de Infraestructura Rural de la Secretaría de Desarrollo Rural del gobierno estatal, donde demostró su talento para el manejo de los caminos sacacosechas y los bordos de riego de temporal. Hoy este campirano pretende darse baños de turistero pasando la mayor parte de su tiempo en Puerto Vallarta, ejercitando la lengua y engrandeciendo su barriga con la intención de ser el próximo candidato del PAN a la alcaldía. Por supuesto que los más interesados en que El Mochilas cumpla su objetivo son los propios priistas, porque con su candidatura el PRI garantizaría tres años más en el gobierno municipal.

POSDATA. Sin entusiasmo excesivo, el alcalde Salvador González Reséndiz regresó de la Ciudad de México, donde se reunió con los integrantes de la comisión de zonas metropolitanas con la intención de aumentar los recursos para la zona metropolitana que forman Puerto Vallarta y Bahía de Banderas. Lo malo es que por más empeño que Puerto Vallarta y Bahía de Banderas pongan, de nada servirá si el gobernador Emilio González de plano no se interesa en promover este desarrollo conurbado. Y es que existe un gran riesgo de que se pierdan 50 millones de pesos destinados a la construcción del tercer puente sobre el río Ameca debido a que el gobierno de Jalisco no ha aportado la parte que le corresponde. En cambio el gobernador de Nayarit Ney González ya puso su parte, igual que el alcalde de Bahía de Banderas Héctor Paniagua, faltando que se haga lo mismo del lado de Jalisco.

VOX POPULI. Tras un buen  tiempo de mantenerse callado, el presidente de la Canaco Carlos Gerard volvió a abrir la boca para declarar que es una vergüenza que Puerto Vallarta tenga tantos baches y tanta basura justo al comienzo de la temporada alta. Tiene razón, pero le faltó decir que también es una vergüenza que Vallarta tenga este tipo de dirigentes acomodaticios y mediocres, más propios para una población como El Tuito y no una gran ciudad como lo es Puerto Vallarta. Ni hablar, los pueblos tienen los gobiernos y los dirigentes empresariales que se merecen.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *