Home / Colaboradores / Juan Cabello / El Machismo a Ultranza y el Feminismo igual

El Machismo a Ultranza y el Feminismo igual

Por Juan CABELLO

Mucha de la culpa de la vejación al género femenino se debe curiosamente a la religión (si es que se puede señalar un culpable). Cuando la política religiosa nos dice que Dios instruyó al hombre para profesar el curato y oficiar misas, entonces estamos en condiciones de calcular la magnitud del daño.

En los últimos años las mujeres han remontado el camino y han incurrido, desde mi personal punto de vista, en excesos que derivan en que sean tomadas con una evidente falta de seriedad, nos hablan de igualdad de salarios para la misma actividad realizada por hombres y mujeres, que no hay equidad de género en la designación de cargos en la administración pública y, por qué no, también en el ámbito privado, que falta legislar para imponer la obligación de tales circunstancias, cosas que en lo general comparto y apoyo, pero en lo particular tengo algunas reservas.

 

Considero que en las cuestiones políticas los espacios se deben pelear, esto es, un cargo de elección no se debe repartir en equidad por partes iguales, en el entendido de que no existe mucha participación de las mujeres en la política. Estoy hablando de cantidad y por supuesto de calidad, no se debe dejar en el cargo a una mujer que ni idea tenga de la responsabilidad que va a asumir por el simple hecho de ser mujer.

Los espacios políticos al cincuenta por ciento son limitativos en cantidad pero no en calidad, las mujeres deberían ocupar el cien por ciento de los cargos si hubiera capacidad manifiesta, ya que a la inversa también se dan los supuestos que alcanzan espacios políticos por el simple hecho de ser hijo o recomendado de fulanito de tal.

Luego entonces la democracia debe garantizar que sólo los mejores son dignos de alcanzar un cargo público, las amistades entrañables deben quedar como eso, una entrañable amistad pero fuera de la administración, no deben estar en cargos públicos ni los hombres ni las mujeres que no tengan ni la vocación ni la capacidad para ejercerlos.

Los excesos en que han incurrido las mujeres están poniendo de manifiesto un sexismo intransigente, sin importar las modalidades del lenguaje, luchan por que se diga la arquitecta, la ingeniera, la presidenta, la diputada, sin importar que lo correcto sea la arquitecto, la ingeniero, la presidente, la diputado, pues son sustantivos neutros y lo que define el género es el artículo que antecede la palabra, sin embargo ellas le ponen el toque femenino argumentando una lucha en el lenguaje que desde acá parece desproporcionado.

Palabras como edecán, árbitro, pinche, por mencionar sólo algunas se ven hasta raras escritas en “femenino” y “masculino”, vea usted; la edecana, el edecano, el árbitro, la árbitra, el pinche, la pincha, nos dejan un raro sabor de boca, es un abuso femenino el querer establecer una diferencia en el lenguaje o la lenguaja, entonces podremos avizorar que cuando una mujer deposita su humanidad en una silla se sienta y un hombre al hacer lo mismo se siento.

Las mujeres están lejos de proponer una equidad de género o génera según sea el caso, lo que quieren es publicitar las conquistas logradas en todas y cada una de sus parejas, para así lograr el privilegio generalizado que gozan cada una de manera individual.

No es ni ha sido una lucha de género, es una lucha de empoderamiento donde la mujer vea, palpe y sienta los privilegios que goza en lo personal, en su casa, en su alcoba, es pues extender extramuros su dominio.

La caballerosidad debe sobreponerse a éstos embates y prevalecer para atender, apoyar y si es necesario, proteger a las féminas que felices o felisas siempre deben estar.

 

Check Also

El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

Por Juan CABELLO Conocer las razones por las que las personas militan en un partido …

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado …

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *