Home / Colaboradores / Producciones Rancho Azul, de Alfredo Don / El Lamentable Estado de México

El Lamentable Estado de México

Por Alfredo DON OLIVERA

 

Evidentemente que el Grupo Interamericano de expertos Independientes designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para efectuar las investigaciones que esclarezcan lo que en verdad aconteció a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, está convertido en un verdadero dolor de cabeza para el gobierno federal mexicano. A tal grado, que nuestro ejecutivo está demandando que los referidos expertos entreguen ya sus conclusiones y den por concluidos sus trabajos. Simple y sencillamente, ya no quieren saber de ellos.

Obviamente que los familiares de los desaparecidos y quienes los han venido apoyando, se han alarmado ante semejante postura y dado que no confían en el gobierno, demandan que el grupo de expertos continúe sus investigaciones.

La participación de este grupo, inició principalmente como consecuencia, de que la famosa “Verdad Histórica” dada a conocer por el entonces Procurador de la República Jesús Murillo Karam, en el sentido de que los muchachos habían sido incinerados en el basurero de Cocula, fue desmentida cuando el Equipo Argentino de Ingeniería Forense, estableció que dicha incineración habría sido imposible no sólo por la desproporcionada cantidad de combustibles que se habrían requerido, sino especialmente porque en esos días, llovió en esa región tan copiosamente que habría sido inverosímil el hecho de la incineración.

Como se comprenderá, resultó imprescindible que otros organismos más creíbles emprendieran la investigación, y de ahí que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, designara a los expertos independientes que han venido tratando de dilucidar la desaparición de los 43.

El problema es que las investigaciones hasta ahora realizadas por el referido grupo de expertos, han planteado al gobierno mexicano, a lo largo de tres informes una serie de exigencias, entre las cuales, menciono solo las siguientes:

* Tratar el caso como “Desaparición Forzada” no como homicidio y por lo mismo continuar con la búsqueda de los desparecidos

* Por lo mismo, solicitaron al Senado, la expedición urgente de una Ley sobre desaparición forzada

* Además, requirieron ampliar las indagaciones del caso, pero sobre todo integrar la investigación, porque actualmente, ¡hágame usted el favor! La investigación judicial está fragmentada en trece causas, que se ventilan en seis juzgados distintos, y por si fuera poco, los detenidos se encuentran confinados en diferentes estados de la república. Aquí la pregunta es ¿Puede prosperar una investigación, bajo una fragmentación de semejante naturaleza?

* En consecuencia, están denunciando al Estado, por las omisiones graves en las que ha venido incurriendo, calificando el hecho, como ¡obstrucción de la Justicia!!

* Paralelamente se exige, sean investigadas prácticas de tortura por parte de la autoridad que se han venido evidenciando, así como la comisión de actos de tentativa de homicidio.

* También, y de manera reiterada, han solicitado, poder entrevistar a los integrantes del batallón 27 del ejército con sede en Iguala. Entrevista que hasta ahora el gobierno no ha concedido

* Y por si lo anterior no fuera suficiente, además han denunciado la ausencia de un programa oficial de atención y protección a víctimas del delito.

Y claro que semejantes exigencias no resultan nada cómodas para el gobierno mexicano, pero peor aún es, que el Estado molesto ante las querellas, comience a solicitar el finiquito de los trabajos de la Comisión de Expertos independientes. Dado que un atropello de tal naturaleza, sólo dejaría en claro que la intención del gobierno, es cerrar las investigaciones y darle carpetazo final al asunto, porque las investigaciones estarían exhibiendo situaciones que al propio Estado le interesa ocultar.

¿Qué acaso no entenderá el gobierno mexicano la lacerante gravedad de la simbiosis entre autoridades y delincuentes que en el caso de los 43, se exhibió como nunca.

¿Qué acaso no se entenderá el enorme peligro que entraña agregar un fracaso más a la obligación del Estado de descubrir la verdad para la aplicación de la Justicia?

¿Qué acaso no se entenderá, que esta incapacidad crónica del gobierno para esclarecer la verdad contribuye a la impunidad y refleja el fracaso del Estado de Derecho y la descomposición de la sociedad?

¿Qué acaso el gobierno mexicano no entenderá la gravedad absoluta incredulidad que se ha ganado a pulso entre los gobernados, a los cuales, dice representar?

¿Qué acaso le será imposible a Enrique Peña Nieto entender el hartazgo absoluto y total que sufre ya la nación mexicana y que incluso podría conducirnos peligrosísimas circunstancias de ingobernabilidad?

¿Qué acaso nuestro gobierno no entenderá la gravedad de la mentira de Murillo Karam cuando anunció su falsa “Verdad Histórica” Mentira que agravó aún más, cuando ante las evidencias en su contra de su “Verdad” declaró “que ya estaba cansado” y que todavía acabó de trastornar tan desatinadamente el propio presidente Peña Nieto cuando declaró que ¡ya había que superar esa desaparición y olvidarse del asunto!!

Bueno la verdad, uno se pregunta si quienes nos gobiernan están dementes o de plano no entienden la gravedad de la situación. Porque mire si este asunto no se aclara a satisfacción, dadas las circunstancias, la responsabilidad de la desaparición recaerá en el mismo Estado, evidenciando las circunstancias, la responsabilidad de la desaparición recaerá en el mismo Estado, evidenciando una circunstancia aun peor que la de tener que aceptar que la realidad en México es la de un “Estado Fallido” Porque entonces, bajo una gran preocupación tendremos que estar hablando sobre la conformación en nuestro país, de un Narco Estado Mexicano.

Y a propósito ya que viene al tema ¿Hasta cuándo dejarán de ensañarse y poner en libertad al Dr. Mireles? Cierro mi intervención de hoy en tono sarcástico para preguntar ¿Sabe usted porqué, Jesucristo eligió para morir a la Palestina y no a México?

– Porque ahorita, a dos mil años de su muerte, aun no se sabría, ni quién lo mató, ni por qué lo mataron.

Check Also

Una Visión Autista de la Realidad

Por Alfredo DON OLIVERA Ya es tradicional en México, que en la medida en que …

La Lamentable Reunión de Patos

Por Alfredo DON OLIVERA La verdad, que ya no quisiera seguir con los temas de …

La Evolución del Conflicto Magisterial (2)

Por Alfredo DON OLIVERA En la pasada entrega, en mi breve narración sobre la evolución …

La Evolución del Conflicto Magisterial (I)

Por Alfredo DON OLIVERA Desde Benjamín Bloom, María Montessori y Pierre FaureNo hay nada nuevo …

El Terrorismo

La religión es el opio de todos los pueblosKarl Marx Por Alfredo DON OLIVERA Sin …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *