Home / Colaboradores / Ruben Bautista / El Hombre de las dos Caras

El Hombre de las dos Caras

Por Rubén BAUTISTA I.

Hay dichos que encierran sabiduría, y los hay definitivamente bobos.

Pero hay uno que no falla, y es aquél que advierte que no hay que pelear con la cocinera, cosa que casi nadie hace.

El diputado Héctor Álvarez se acoge a esa recomendación, y contra su costumbre de ir contra todo lo que se mueve,on tal de salir en los medios como el Charro Justiciero, hace mutis cuando se trata de hacerle justicia al Auditor Superior, que ha demostrado ser muy inferior.

Y es que el justiciero de pacotilla sabe perfectamente como estaban sus cuentas públicas – cosa que en Zapotlanejo todo mundo lo sabe -, y requerían algo más que una cocinadita o una simple lavada.

El hiperquinético diputado es muy combativo cuando se trata de afectar intereses de los demás, pero es muy comprensivo cuando le afectan su parcela. Por ahora es un león desdentado y sin garras con el Auditor Godoy, y por el contrario, lo apoya a contrapelo de los intereses de su partido y la posición de sus compañeros en el tema.

Algo esconde, porque este escenario es su especialidad de lanzar cieno a diestra y siniestra.

Héctor Álvarez se erigió como campeón de la justicia en el campo de la impunidad, que es el congreso, llamando a los servidores públicos a que denunciaran a los aviadores, y hasta puso un sitio en internet para los chivatones cibernautas.

Loable propósito ¿no le parece?

Pero cuando se le comunicó y se le demostró que su asesor político, Alberto Jiménez “La Antena”, hizo… Iba a decir mutis, pero para ilustrarlo correctamente, corrijo: se hizo pendejo.

En Zapotlanejo lo conocen muy bien y no ha de ser la reina de la simpatía del pueblo, toda vez que en su campaña para diputado, no se paró ante sus electores, y por supuesto que perdió la elección entre los suyos, es decir entre quienes mejor le conocen.

¿O no hizo campaña en Zapotlanejo porque le recordaban sus antecedentes penales?

Se hubiera encontrado a un grupo numeroso de ciudadanos con leyendas como la siguiente:

“¿Por qué golpeaste a una mujer y luego dijiste que sólo era una pinche mesera de un centro bonatero?”

Y otra:

“Las mujeres del Distrito 17 reprobamos tu actitud y exigimos respeto a la mujer”.

Otros ciudadanos portaban un facsímil de una ficha de la Procuraduría de Justicia, donde se acusa a Héctor Álvarez de lesiones y de portación de arma prohibida.

Que compre al Piporro de la política jalisciense el que no lo conozca.

Check Also

Trabajadores Complican Litigio en las Villas

Por Rubén BAUTISTA El Sindicato de la Federación General de Trabajadores del Estado y Municipios …

Villas Panamericanas se Deterioran

Por Rubén BAUTISTA Sólo ladridos de un perro que acompaña a los guardias privados que …

Motivos de Peña Para Arrancar en Jalisco

SEGURIDAD, LA PAZ Y EL CAMBIO, EJES DE ARISTÓTELES Por Rubén BAUTISTA (Conciencia Pública) Flanqueado por …

El Equipo de Campaña de Aristóteles

Por Rubén BAUTISTA (Conciencia Pública) Resultó ser sorpresiva la integración de parte del equipo de campaña …

La Obsesión de Emilio por Ganar Elecciones

Por Rubén BAUTISTA (Concienca Pública)  Emilio González Márquez arriba a su sexto año de gobierno, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *