Home / Colaboradores / José María Pulido / El Hijo, Tras los Pasos de Maquío

El Hijo, Tras los Pasos de Maquío

Mencionar el apellido Clouthier en el Partido Acción Nacional es hablar de un antes y un después, desde que en 1988 Manuel de Jesús Couthier del Rincón innovó con la “resistencia civil pacífica” y abrió el camino para los primeros triunfos de la oposición en México.

Y como en la conocida novela de Jorge Ibargüengoitia, Los pasos de López, su hijo del mismo nombre lucha por la democracia buscando una candidatura ciudadana que no existe en las leyes reglamentarias porque, dice, los actuales candidatos “no cumplen con las expectativas que necesita el pueblo mexicano”.

Manuel de Jesús Clouthier Carrillo es diputado federal con licencia, buscó una senaduría que le negó su partido y ahora quiere ser candidato independiente a la presidencia con el argumento de empoderar a la ciudadanía.

Más allá de sus alcances, en la práctica vino a ponerle el color a la temporada de veda que supuestamente vive el proceso electoral que arrancará el próximo 29 de marzo.

Asegura que los tres candidatos: Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador “comparten una visión de pasado y lo que hay que hacer es ver para adelante”.

Lo que Clouthier quiso decir fue que “no hay que cambiar de amo, sino dejar de ser perro, como dijera mi padre”.

En tono políticamente correcto: “En el PRI veo al viejo PRI, en el PAN veo al nuevo PRI y en la izquierda tristemente veo el infantilismo del PRI”, resumió, cobijado en su anuncio por su esposa, su hija y una docena de jóvenes estudiantes de Derecho que impulsan su candidatura ciudadana y quienes le han asegurado que “sí es posible” su postulación presidencial.

Al fantasma de su candidatura independiente contesta arrebatado: “Un consejero del IFE no es el IFE”, dijo en entrevista con Karla Planter en Radio Universidad, cuando se le preguntó sobre la opinión del consejero Marco Antonio Baños, en el sentido de que no hay posibilidad de que el instituto pudiera dar cauce a una petición de registro, porque es atribución de los partidos políticos.

– Y ¿cómo ganarle a partidos grandes…?

– A mí, mi padre me enseñó que no hay que mirar a la gente ni para arriba, ni para abajo, que debemos mirar de frente, así que no acepto que se les considere como partidos grandes cuando todos somos iguales, contesta obnubilado, obcecado, y en su defensa de la legalidad pide el voto en plena temporada de veda cuando despide la llamada telefónica.

HISTORIA DE CONFRONTACIONES

En su historial acumula que confrontado con el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, hace poco más de un mes Manuel de Jesús Clouthier decidió renunciar a su militancia en el blanquiazul porque lo vetaron en las listas para contender por un escaño en la Cámara Alta por Sinaloa.

“Mi padre me enseñó”, se escudó otra vez Clouthier Carrillo e interpuso una demanda para la protección de derechos ciudadanos precisamente contra Gustavo Madero y le ganó.

De hablar directo, franco, golpeado como los del norte, el motivo para negarle la inclusión se encuentra en su boca: el hijo mayor del “Maquío”, fue acusado también de fracturar al PAN con declaraciones marcadamente contrarias a la estrategia anticrimen del presidente de la República, Felipe Calderón.

Pero si en su partido no lo quieren por su estilo, en la oposición la estima es pública, como quedó de manifiesto durante su despedida como diputado federal cuando todavía se pensaba que buscaría la segunda fórmula del senado por Sinaloa desde las filas del movimiento Ciudadano, antes Convergencia.

Antes de la aprobación de su licencia, en el salón de sesiones del Palacio Legislativo de San Lázaro, hicieron fila los perredistas Agustín Guerrero, Víctor Manuel Castro y Emilio Serrano, quienes le desearon suerte.

Y estuvieron también los priistas José Ramón Martel, vicecoordinador del PRI, y Eduardo Bailey, así como el diputado Alejandro del Mazo, del PVEM.

Todos unidos en los abrazos y buenos deseos.

Fríos, sus correligionarios del PAN, el vicecoordinador Carlos Alberto Pérez Cuevas y Paz Gutiérrez Cortina le desearon suerte, nomás.

LOS PASOS DE JORGE

En su momento, cuando quedó en el tercer lugar en el proceso federal de 1988 que ganó el priísta Carlos Salinas de Gortari y en segundo lugar Cuauhtémoc Cárdenas, del Frente Democrático Nacional, su padre Clouthier del Rincón propuso otra idea innovadora para el país, el gabinete de sombra en el que incluía, entre otros personajes a Diego Fernández de Cevallos.

Hoy, 24 años después, Clouthier Carrillo propone una candidatura independiente a la que le auguran el fracaso por los antecedentes del pasado reciente.,Y es que asegura que la Constitución mexicana no prohíbe las candidaturas independientes en procesos federales, sino únicamente en los de carácter estatal, por lo que auguró que registrará ante el IFE su candidatura “sin mayor problema”.

El nuevo Maquío sigue los pasos de su papá yen su afán olvida los pasos de Jorge, pero de Jorge G. Castañeda, quien intentó también una candidatura independiente en el año 2006, cuyo registro le fue negado tanto en el IFE como en el TRIFE y tuvo que recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Ahí la sentencia fue que si la constitución no lo prohibía, entonces deberían permitirse, pero han pasado más de cinco años y, tras una propuesta del presidente en su reforma política de 10 puntos, apenas se aprobaron que para el año 2018 se cuente con una ley reglamentaria que les de cauce.

Si lo consigue o no, será una historia, la otra que es segura es que el nuevo Maquío ganará páginas impresas, aunque muy pocas electrónicas por las restricciones de la ley, como cuando le dijo a Josefina Vázquez Mota que México no necesita una mamá, a pregunta única y exclusivamente si su candidatura le quitaría votos al PAN.

Lo que preocupa del discurso de la panista, dijo, es que ofrezca a los mexicanos “protegernos como a sus hijas, cuando México no necesita una mamá, si así fuera equivaldría a que no tenemos madre y yo sí tengo. Lo que más ha afectado al país es el paternalismo y encarnado en ella sería maternalismo”.

De Peña Nieto dice que tiene una obsesión porque “siempre que lo miró le veo el copete, será quizás porque yo no tengo”.

A estas alturas, cuando reparte a diestra y siniestra, su candidatura está en duda, por la vía que sea, pero la nota y la declaración está garantizada.

Si tuvo para el presidente y para su partido, que no tenga para los aspirantes al mismo cargo que él, por el camino que sea.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *