Home / Colaboradores / Juan Cabello / El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO

El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado su instalación y los payasos ya andan en la calle: los eminentes legisladores pretenden (una vez más) darnos atole con el dedo, quieren asentar en la ley que ya no tengan fuero los personajes que ostenten un cargo de elección.

Que no inventen ni nos quieran vender la autoría del descubrimiento del hilo negro, lo cierto es que de aprobarse no va a pasar absolutamente nada, aquí en México nadie castiga ni reconoce a nadie, entonces si se llegara a comprobar un ilícito, va a faltar que se animen a denunciarlo, y si esto sucediera con el nuevo sistema de justicia penal adversarial, seguramente pasarán años antes de iniciar o integrar lo que antes se llamaba averiguación previa y hoy se denomina pomposamente carpeta de integración.

El beneficio del fuero le servía a los miembros electos para evitar actos administrativos sancionados por la ley, pero en la comisión de un delito, el proceso era iniciado por solicitud de la entonces Procuraduría de Justicia hoy Fiscalía General y luego los diputados en sesión le quitaban el fuero, para que el brazo de la justicia alcanzara a los delincuentes.

Sin embargo, el fuero real, el que resuelve cualquier problema o ilícito es el poderoso dinero, material económico que mueve montañas, compra voluntades y le tapa los ojos y la boca a la justicia.

Ejemplifico para dar claridad a mi argumento: existen denuncias presentadas formalmente ante la Fiscalía General del Estado por parte del que fuera hasta hace unos meses el Contralor del Estado, en contra de quien o quienes resulten responsables por el desvío de miles de millones de pesos en diversas áreas de la administración pública estatal (seguro popular, juegos panamericanos, CAPECE, etc.), sin embargo las denuncias misteriosamente no caminan.

Los diputados bien pueden pasar por unos delincuentes que extorsionan a los municipios que componen el distrito por el que fueron electos, obligándolos a dar dinero por la agilización en el trámite de la liberación de recursos para la obra pública y para recibir apoyos federales, lo han hecho sin importar las siglas por las que hayan llegado.

La justicia debe ir más allá de lo legal, el gobernar es o debe ser una noble labor de tiempo completo que debe ser retribuida generosamente, para mantenerlos alejados de la tentación del dinero mal habido.

Gobernar es función de pocos para generar recursos en beneficio de muchos y no una función de pocos para generar recursos en beneficio de ellos mismos, se parece pero no es lo mismo.

Legislar señores, es vigilar que en la entidad impere el estado de derecho, no es hacer leyes a diestra y siniestra, es a estas alturas el revisar las leyes vigentes y adecuar y derogar según lo amerite.

Los magistrados deben imponer la aplicación de la justicia y alguien debe frenar su inminente invasión al poder legislativo con la emisión de jurisprudencias, al menos deben establecer mecanismos de control para que los diputados aprueben o no dichas tesis.

Como se puede observar el circo de tres pistas y los payasos están listos, que comience la función.

Check Also

El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

Por Juan CABELLO Conocer las razones por las que las personas militan en un partido …

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Y yo ¿de qué Tengo la Culpa?

Por Juan CABELLO En México somos algo así como masoquistas sádicos y pervertidos pues padecemos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *