Home / Colaboradores / Mónica Ortiz / El Desconocimiento de las Reformas

El Desconocimiento de las Reformas

En general, los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia,
pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven
Nicolás Maquiavelo

Por Mónica ORTIZ

En completa incertidumbre por la aprobación de la reforma política-electoral en el país, entre la clase política y social suenan voces, sentencias, juicios de valor, críticas y toda clase de expresiones qué van generando resultados para quienes la propusieron y para quiénes la aceptaron. Ninguna de las opiniones fuera de la realidad jurídica o política.

Cierto es que está realizada al vapor, que podría generar centralismo, que es de difícil aplicación, que está hecha a quemarropa y sobre todo que es una moneda de cambió para el partido Acción Nacional, que en cierto momento histórico de alternancia había derrocado al sistema centralista en su período y que hoy tiene tendencia a cambiar por lo que sea y como sea, como en una saga de “los juegos políticos”.

Sí ya es difícil, con grado extremo, entender el paquete de reformas políticas que están provocando incertidumbre e inquietud en la ciudadanía, y no precisamente porque sean para generar ingobernabilidad, retrocesos, inestabilidad, perdida de derechos o soberanía, no sabemos de dónde sale una propuesta de ley, ni a dónde llega, cómo se aprueba, por qué la regresan, cómo la modifican, cuándo entra en vigor, cuáles reforman nuestra Constitución Política.

Lo único que logramos concluir es qué la Presidencia de la Republica llegó para acodar todo a conveniencia para su partido político, el PRI, o bien sabemos lo que digan y anuncien los partidos de oposición, que por obvias razones su argumentación de los cambios y reformas son también a conveniencia, a modo para su militancia, o bien posibles nuevos militantes, molestos por el nuevo pero viejo, dicen, gobierno.

La verdadera razón de que nos provoquen incertidumbre como ciudadanos es la ignorancia que gobierna en lo político y social, no conocemos los procesos legislativos, menos la división de poderes en nuestro país y por consecuencia desconocemos la infraestructura gubernamental de nuestros estados, de su autonomía, asuntos que sólo manejan los analistas, los juristas, la prensa política, los partidos, los poderes de gobiernos, federal o estatal (no siempre).

Tenemos una enorme variedad de reformas constitucionales que se supone darán o darían al país movilidad, transformación, desarrollo y actualización, así como competencia internacional. Las preguntas están amontonadas para la clase política y partidos, la respuesta es opuesta a la que podría dar un ciudadano ¿A quién le pertenece cada reforma? ¿Cuáles reformas son letra de cambio? Tanto es así que las repuestas son para unos en plural y para otros en singular.

Regresar al centralismo y a la concentración de poder es hablar de pleonasmos, siempre hemos estado en ese supuesto, sólo que con distinta corriente política. Las condiciones del temido centralismo de hace décadas no son las mismas que en la actualidad el sistema internacional político le permitirá avanzar, pero es una gran estrategia del Partido Acción Nacional, que pudiera servir para dos cosas: para que solo se tropiece el PRI, con un sistema que lo hizo caer en su momento, o bien para que el PAN si tuviera retorno, aunque fuera con la misma bandera de restablecer el federalismo.

Check Also

Tiempos Fatales Para la Transparencia

Por Mónica ORTIZ Dentro del ciclo de vida jurídica elemental de la Transparencia en el …

Más de la Misma Función

Los funcionarios son los empleados que el ciudadanpaga para ser la víctima de su insolente …

Caos Urbano

La recompensa de una buena acción es el haberla hechoSéneca Por Mónica ORTIZ Planes y …

Transparencia Fiscal, un Orgulloso Logro

Por Mónica ORTIZ De los logros en materia gubernamental, aquellos que debemos reconocer y destacar …

A Chaleco Para los Motociclistas

Por Mónica ORTIZ Está causando polémica social el uso del chaleco reflejante con el número …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *