Home / Colaboradores / Juan Cabello / El Descaro Económico del Transporte

El Descaro Económico del Transporte

Por Juan CABELLO

Un periódico que se considere serio debe siempre, y a pesar de cualquier circunstancia, mantener un comportamiento que no deje lugar a dudas, esto es, debe ser objetivo y no debe publicar sin pruebas, cosa que el periódico Mural por alguna extraña razón dejó de hacer.

El pretender defender lo indefendible es como querer ocultar el sol con un dedo, la entereza debe tener un valor superior al del dinero, para eso se vende publicidad en los diarios, para dejar libre la objetividad y que sus “plumas” no sean compradas.

El día lunes 09 de junio de 2014, se pone un encabezado que en lo personal me molesta “cancela ruta SEMOV sin sustento” y hace referencia en la nota a los lamentables sucesos acontecidos en las inmediaciones de la escuela preparatoria número 10 en donde perdiera la vida una estudiante y 18 más fueran lesionados gracias a la imprudencia de un conductor que conducía a gran velocidad y perdió el control con las funestas consecuencias mencionadas.

Reza la nota que “Los Secretarios del Trabajo, Eduardo Almaguer, y el de Movilidad, Mauricio Gudiño, se apuraron a ir al oriente de la Ciudad y hacer un operativo como no se había hecho en lo que va de la Administración para cancelar la Ruta 368 y anunciar el inicio del proceso de revocación de todas las unidades de la ruta, aunque sólo una hubiera participado en el accidente.” Cosa en la que no estoy de acuerdo pues hay graves inconsistencias en lo ahí mencionado; el tratar de minimizar el hecho de que sólo una unidad hubiera participado en el accidente, me explica el motivo de la nota ($), dejando al descubierto otras intenciones entre líneas.

Lo que ya no deja lugar a dudas es la mención de que a las demás unidades no se les había encontrado nada y que tras haber pagado la multa no procedía la revocación (por carecer de facultades) de toda la línea por una falta administrativa.

Asumiendo el papel de tirio o troyano (vaya usted a saber cuál), y haciendo gala de los conocimientos policiacos adquiridos con la ávida lectura de las novelas de Sir Arthur Conan Doyle, me atrevo a descalificar la versión del homicida solitario, pues en dicho delito participaron varios sospechosos más;

Primero.- el chofer iba a gran velocidad no por su propia voluntad sino por la simple y sencilla razón que el tiempo que tenía para hacer el recorrido de la ruta 368, en la que él autor material laboraba, no era suficiente y ya estaba retrasado en su recorrido, aunado a la inclemente presión que su compañero (sospechoso número dos) de ruta le hacía, con la intención de rebasarlo y ganarle el pasaje por el cual obtendría un porcentaje al final del día.

Segundo.- el dueño dela concesión (tercer sospechoso), ve con felicidad como engorda su cartera propiciando esa competencia feroz por el pasaje y muy probablemente como responsable de la reparación de los daños en más de alguna ocasión habría referido a sus choferes que si atropellaban a alguien más valdría que lo mataran, pues era más barato el pago del funeral que el pago de una pensión vitalicia por el daño causado, cosa que es cierta pero que lamentablemente para el chofer quien obedientemente y con mucha culpabilidad al ver que los atropellados se movían en el suelo con vida de manera atingente puso en reversa el camión para rematarlos, sin saber que al hacerlo el delito ya era intencional y con todas las agravantes del caso.

Tercero.- el matar una persona no es una falta administrativa, es un delito que se llama homicidio y en mi opinión la autoridad se quedó corta al revocar únicamente la concesión de la ruta 368 pues la voracidad financiera de los transportistas se había dejado ver desde que no cumplieron los términos y condiciones en las que habrían de trabajar (cuarto y último sospechoso), lo que afirmo sin titubeos pues he sido víctima del maltrato físico, verbal al igual que cualquier usuario del servicio deplorable del transporte público.

Hay responsables que no han sido llamados a rendir cuentas ante la ley, pero estoy seguro que lejos de autorizar el aumento, el gobierno va a buscar a todos los responsables para que paguen sus culpas, claro si es que no sucumben como el periódico y declaran culpable a la fallecida por interferir en la ruta del camionero.

Check Also

El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

Por Juan CABELLO Conocer las razones por las que las personas militan en un partido …

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado …

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *