Home / Colaboradores / José María Pulido / El CUCSH es una Caja de Resonancia: Solís Gadea

El CUCSH es una Caja de Resonancia: Solís Gadea

El Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades “es mucho más que quince carreras y veintidós posgrados sustentados en diez centros de investigación, veintitrés departamentos, cinco divisiones, y el trabajo de 773 profesores de tiempo completo, 462 de asignatura y 564 trabajadores administrativos y operativos”.

Así lo dijo ante la comunidad universitaria e invitados especiales, el rector Héctor Raúl Solís Gadea luego de rendir protesta para un segundo periodo durante la sesión del Consejo de Centro celebrada este lunes en el auditorio Salvador Allende.

“La complejidad del CUCSH tiene que ver con el hecho de que es un microcosmos social, cultural e intelectual: es una caja de resonancia de muchos fenómenos y una puerta de entrada a las realizaciones de la cultura universal. Es también un espacio abierto a la historia, a la imaginación, a los sueños y a las utopías”, agregó Solís Gadea.

Tras el mensaje del rector general de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, quien le tomó la protesta, Héctor Raúl Solís Gadea reconoció “el gran compromiso por las muestras de confianza y apoyo de que he sido objeto”.

Durante su mensaje, Solís Gadea hizo un recorrido histórico desde mayo de 1983, cuando Manuel Rodríguez Lapuente, entonces director de la facultad de filosofía y Letras, convocó a una reunión fundacional y propuso “una revisión de las transiciones del mundo” a partir de la caída del muro de Berlín.

Recordó el reto de las ciencia sociales a la llegada de la democracia y la irrupción del juego electoral entre partidos, el colapso de los paradigmas estructuralistas, funcionalistas y marxistas, así como la tendencia a descuidar el rigor metodológico.

Así, dijo, “llegamos al presente, cuando las ciencias sociales y las humanidades viven una fragmentación disciplinar que complica repetir una sesión como aquélla que les he relatado cuando Manuel Rodríguez Lapuente, en unos cuantos minutos, ofreció una visión de conjunto de las tareas que debía emprender cada comunidad académica.

“Los trazos verbales del maestro (Rodríguez Lapuente) tenían la virtud de atalayar extensos territorios. Me pregunto quiénes pueden hacer eso mismo hoy en día y dominar los problemas, oportunidades y retos que tienen ante sí la variedad de disciplinas que ahora se cultivan en nuestro centro universitario”.

Advirtió que si las ciencias humanas hoy quieren recuperar su credibilidad y su legitimidad moral en la esfera pública, deben sustentarse en el diálogo entre ellas y en la deliberación desprejuiciada a cargo de profesores que se tratan con respeto.

Es probable que la figura del intelectual enciclopédico, con visión de conjunto, se haya retirado para siempre pero “estamos obligados a mantener vivas a las ciencias humanas, y para ello necesitamos construir visiones amplias y de gran aliento. El requisito para intentarlo, en todo caso, es la humildad”, dijo.

Apoyado en citas de Juan José Arreola, Charles Taylor, Octavio Paz o Roberto Breña, Solís Gadea resumió la esencia del CUCSH en “el cultivo de la ciencia y la razón, el libre examen de la realidad, el despliegue de la técnica, la reflexión filosófica y moral consistente, la observación cuidadosa, la creatividad estética y, en primera y última instancia, la búsqueda de la verdad”, elementos que ayudan a forjar una mejor civilización y un orden social armonioso.

Invitó a “reflexionar sobre cuál es la tarea que hoy se nos impone a las ciencias sociales y las humanidades. Necesitamos, por ejemplo, impulsar la crítica del capitalismo que corre desbocado sin freno y sin mesura; también la crítica de la democracia realmente existente y mostrar las razones de su malestar”.

Reconoció sin embargo la imposibilidad de “esbozar la agenda de investigación que tenemos enfrente como institución”, por lo que invitó “a cada comunidad del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, agrupada en sus distintos departamentos de investigación y áreas docentes, a que revise el estado actual de sus disciplinas mediante un diálogo franco y sin pretensiones de lucimiento personal”.

Subrayó la necesidad de comenzar con “la crítica por nosotros mismos”, cuidar los procesos académicos y “construir mejores ambientes de aprendizaje”.

Además aseguró no ignorar “que hay muchas cosas que mejorar para que el CUCSH esté a la altura de su destino”, pero, agregó, “se trata de aspectos materiales, salariales y, probablemente, también de asuntos relacionados con las reglas y los incentivos para propiciar comportamientos que mejoren la calidad del desempeño de todos los que aquí laboramos. Todo ello se puede mejorar y, naturalmente, es importante plantearlo ante las autoridades correspondientes”.

Hizo un llamado a mantener la cohesión “y aún incrementarla, y hacer de cada quien su propio evaluador, su propio examinador. Necesitamos actuar desde la conciencia de que si queremos contribuir a un mejor país debemos comenzar con esta pequeña casa común de nosotros que es nuestro Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades”.

 

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *