Home / Colaboradores / José María Pulido / Diferencias Partidistas en la Función Pública

Diferencias Partidistas en la Función Pública

Los índices de inseguridad, la recolección de basura y la democracia inducida disfrazada de presupuesto participativo son los nuevos temas que sirven como botón para demostrar que algunas autoridades siguen en campaña y con artilugios como la victimización para disminuir el desgaste que lleva consigo el ejercicio del poder.

En los tres casos, lo peor que podría ocurrir es que consigan sus objetivos de mantener el poder sin resolver los problemas de los ciudadanos porque de esa manera se le abona al desprestigio de las instituciones que, todos, debiéramos cuidar para evitar la irrupción del caudillismo, a menos que eso se quiera porque la democracia nos hartó demasiado pronto.

Cada uno de los temas merecería una atención especial, cuando han transcurrido poco más de los primeros seis meses de las administraciones municipales.

Tanto en el ámbito municipal como estatal o federal se podrá hablar de coordinación, de enviar mensajes políticamente correctos y de respeto a las autonomías, pero en los hechos son más los indicios que apuntan a la diferencia.

En el caso de los índices de inseguridad llamó la atención el debate y las hechuras que se mostraron cuando se exigía al Estado que no regresara a las calles a los detenidos por la policía de Guadalajara.

En el trasfondo, resultó que 40 días antes, el propio fiscal de Jalisco advirtió personalmente que los índices de inseguridad estaban creciendo en la Zona Metropolitana de Guadalajara, cuyas autoridades trabajaron y lejos de disminuir encontraron una inconformidad entre sus filas por lo que consideran excesivas cargas de trabajo.

Pero la piedra ya estaba lanzada y le correspondió al comisario seguir las indicaciones, con el mismo tema y con sus números: de octubre a marzo su corporación detuvo a 237 personas por delitos de alto impacto, de las cuales 115 fueron liberadas por la Fiscalía y el comisario exhortó a las instituciones a «hacer ajustes» para evitar que los supuestos infractores sean liberados y que continúen con sus actividades al margen de la ley.

Pero no fueron lejos por la respuesta y el mismo día el fiscal atajó con sus propios datos que dicen que en los últimos seis meses los homicidios dolosos en la Perla Tapatía se incrementaron en 47%; un 27% los robos a bancos, un 160% los robos a vehículos de carga pesada y 15% el robo de vehículos particulares.

Contra esos datos, en seis meses no han podido dar un «manotazo», como dice el coordinador de gabinete que puede resolver los problemas el alcalde, y por lo tanto no quedaba más que culpar a otro de la incapacidad propia en el papel de víctima.

Cabe mencionar que cada una de las instituciones tiene sus funciones específicas, de acuerdo a los principios de legalidad, pero parece que alguien los olvidó que una tiene el papel de prevenir y la otra el papel de investigar, por lo que más de algún número podría revertirse por detenciones arbitrarias.

Politizar un tema tan delicado tendrá sus consecuencias porque no sólo se trata de los datos duros en torno a cómo crece la delincuencia sino que la percepción ciudadana registra un aumento exponencial, a menos que tengan encuestas a modo con datos positivos.

Como todo problema, un buen principio para solucionarlo es aceptar que existe, aceptar que el ejercicio del poder desgasta y evitar mantener una campaña política permanente como si no fueran los dueños del poder en estos momentos.

Las autoridades municipales tienen ya a estas alturas sus números, saben dónde les ha pegado más el ejercicio del poder que todos sabemos no es fácil de ejercer y en algún momento deben esperar el fin de la luna de miel que se vivió con la ciudadanía porque tampoco debe pasarse por alto el amplio respaldo ciudadano con el que llegaron y que por lo tanto les daba la legitimidad necesaria para tener un buen arranque, como ocurrió.

En el caso de la basura, como dijera el diputado Augusto Valencia, «no es un problema, es un negocio» y todo hace indicar que ya llegaron a un acuerdo, sin necesidad de manotazos, para fortuna de los ciudadanos.

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *