Día del Maestro

Carlos ENRIGUE ZULOAGA

El día 15 dentro del santoral de festejos del mes de mayo se conmemora el Día del Maestro y eso de por sí tiene un sentido muy diferente, dependiendo si el homenajeado es uno de los, por fortuna, docentes cuya labor es estimada y apreciada por toda la sociedad, de la que desde luego que tenemos que excluir al Gobierno en lo general o la bola de vivales que por necesidad o por ambición medran con los actualmente muy jugosos recursos públicos.

Nuestro sistema educativo ha sido reiteradamente considerado como el peor de los países miembros de la OCDE, donde sólo por equivocación y en ciertas materias a veces hemos logrado el penúltimo lugar, pero sólo por excepción, nuestro lugar educativo es, según esta entidad, el peor; hace años vengo diciendo que al no poder mejorar la calificación internacional hicimos algo muy mexicano: hicimos nuestra propia valoración y así nació la prueba Enlace que no resistía el menor análisis —ya que evidentemente era un negocio de los que la forjaron—, por fortuna las actuales autoridades ya declararon la inoperancia de la referida prueba aunque los sospechosistas que abundan creen que la nueva prueba será el negocio de otros y nos preguntamos por qué sencillamente aceptamos la valoración que se hace con la prueba de esta entidad que ya tiene mucho tiempo de hacerla y con esa base tratar de mejorar la educación, no pretendiendo transformar, que eso no se da, sino simplemente mejorar, intentar quedar en penúltimo y es que la educación en nuestro entorno no es una cuestión de razonamientos, no, es una cuestión de nalgas, los educandos nacionales tienen dos meses más de clases que los niños europeos y un mes más que los del vecinos del Norte y la verdad, en cuanto nivel no creo que nadie discuta que en lo general es más bajo.

Pero esta semana el festejo tuvo un divertido aderezo, resulta que el Instituto Mexicano de la Competitividad, quienes se pusieron a revisar las páginas que por obligación de transparencia tienen que tener las autoridades y que se sospecha no son nada confiables —y los becarios de IFAI e ITEI como si nada—, y las conclusiones alcanzaron los niveles que nuestro subdesarrollo merece, descubrieron entre otras muchas cosas, que hay un grupo de maestros centenarios: los Lupes —más de mil nacidos el 12 de diciembre de 1912— que por fortuna, aunque centenarios, cobran muy buenos salarios; nada más triste que los viejos pobres, lo que no se da en este caso.

Lo más divertido se da cuando señalan federal y estatalmente maestros que dicen ganan más de 600 mil pesos mensuales, lo que comparan con el salario de nuestro admirado señor Presidente —de verdad que se requiere tener una ingenuidad digna de mejor causa para pensar que el primer mandatario gana eso, todos sabemos que cualquier Presidente garantiza que cinco generaciones de descendientes puedan vivir como magos—, pero aún así 600 mil devaluados son una suma envidiable para la mayoría de miembros del infelizaje.

Buen trabajo del IMCO, pero no se debe esperar nada, y puedo asegurar que si revisan todas las páginas de transparencia llegarán a conclusiones similares.

Check Also

¿Para qué Escribir?

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Me puse a considerar cuál es la causa por la que …

‘La Unidad Popular’

Por Carlos ENRIGUE Yo siempre he creído que los mexicanos no necesitamos que nadie nos …

La Manzana de la Discordia

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA No lo digo por el director de Conade y amigo del …

Las Gestas de Gloria

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Mienten miserablemente quienes -fuera del congreso porque ahí es la casa …

Me he Estado Acordando

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Tradicionalmente los jacobinos han establecido que el sacramento de la confesión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *