Home / Colaboradores / Raúl Caballero García / Voto en el Extranjero: Desdén Histórico

Voto en el Extranjero: Desdén Histórico

Por  Raúl Caballero

Los principales miembros de la Coalición por los Derechos Políticos de los Mexicanos en el Extranjero (CDPME), tuvieron un encuentro en la Ciudad de México, dialogaron y discutieron en torno al tema que principalmente los aglutina: facilitar y ampliar el voto de los mexicanos en el extranjero. Se plantearon autocríticas porque sus esfuerzos no fueron suficientes para alentar una reforma legislativa que expanda el voto extraterritorial, pero a fin de cuentas la responsabilidad de dictaminar esa reforma es del Congreso mexicano, cuyos miembros demostraron una vez más un rotundo desinterés por los derechos políticos de los mexicanos en el extranjero.

Varios de sus dirigentes informaron sobre los resultados del encuentro. En el curso de sus actividades se reunieron asimismo con el consejero electoral Benito Nacif y otras funcionarias del IFE como Licet Pineda y Guadalupe López, la encargada de relaciones con organizaciones de migrantes en la Coordinación del Voto en el Extranjero. 

Nacif respondió a los cuestionamientos de los integrantes de la CDPME, informó sobre el quehacer del IFE por el voto en el exterior, pero sus enfoques resaltan estrategias agotadas o aspectos en los que ha fallado el Estado mexicano para garantizar el derecho político de los mexicanos en el extranjero.

 Adolfo Laborde (miembro de la CDPME) informó, por ejemplo, que hizo alusión a una revisión comprensiva de la legislación mexicana por parte de las cámaras de diputados y senadores, pero éstas no tocaron el tema del voto extraterritorial porque “la clase política considera los resultados de la experiencia del 2006 como irrelevante”.

 Se presentaron ocho iniciativas para reformar la ley, sin embargo transcurrió el tiempo sin atenderlas y al final ya no fue posible darles cabida; el IFE ha intentado promover el voto en Internet lo que ya se considera estrategia agotada.

 Se propone que exista un módulo del IFE para registro para el voto en los consulados y si bien la infraestructura está disponible, todo eso parece quedarse en el limbo.

 Precisamente el consejero Nacif comentó que el Estado mexicano ha fallado por no otorgar una credencial para votar a los mexicanos en el extranjero. Se necesita encontrar un documento especial oficial para ellos. La solución es que el gobierno mexicano otorgue un documento que sea funcional para los mexicanos que viven en el extranjero.

 La matrícula consular puede ser un medio que mediante un respaldo jurídico avale el documento.

 Sin embargo todo lo anterior será para una agenda en el futuro.

 Resalto dos aspectos que se eslabonan y sitúan el momento actual de la lucha por los derechos políticos de los mexicanos en el exterior: el coraje y frustración de los representantes de la CDPME que esboza el cauce de acciones pertinentes. 

Repasaron —“con dolor”, puntualizó Primitivo Rodríguez— el “hecho de que no pudimos lograr que el Congreso modificara la ley sobre el voto de la diáspora, o peor todavía, que no hayamos sido capaces al menos de que se analizara en las Comisiones designadas del Senado y la Cámara alguna de las ocho o nueve iniciativas de reforma que fueron presentadas por legisladoras/es panistas, priistas, perredistas y petistas”.

 Ante eso el encuentro no concluyó sin que se sopesara “la conveniencia/necesidad de hacer una demanda legal en México y/o en Cortes internacionales contra el Congreso por no haber reformado el voto en el extranjero, y las consecuencias que ello tiene sobre el ejercicio efectivo de derechos políticos por parte de mexicanas/os residentes en el extranjero”, apuntó Rodríguez.

 Con todo hay que subrayar que por encima de lo que no pudieron empujar estos activistas, está el ya señalado desinterés de los legisladores mexicanos, Rodríguez resume contundente: Ningún senador o senadora, diputado o diputada de las Comisiones dictaminadoras hizo algo serio, efectivo, para promover la reforma al sufragio a distancia. 

El legislador que más ignoró los diversos intentos por hablar con él sobre el tema fue el diputado Javier Corral, panista, presidente de la Comisión de Gobernación, a la que se turnaron las iniciativas de reforma. 

A Corral le propusieron —“en el único encuentro, de pasillo”— hacerle un pre dictamen de las distintas iniciativas sobre el voto en el extranjero que había recibido su Comisión. Dijo que sí, pero no abrió la puerta. Incluso, Corral canceló a última hora una comida que José Woldenberg (especialista ex consejero presidente del IFE) acordó con él para que con el citado Primitivo Rodríguez y Raúl Ross (ambos miembros fundadores de la CDPME) contemplaran cómo sacar adelante las reformas al voto. Encima ni siquiera los autores de iniciativas de reforma trabajaron para que se dictaminaran, las presentaron para el expediente y la foto, y hasta ahí, indicó Rodríguez.

 Tal es la circunstancia actual respecto a los derechos políticos de los mexicanos en el extranjero. Las/os migrantes ya no estamos de moda, dice Rodríguez… acaso aludiendo a cuando el IFE de Woldenberg proponía por lo menos seis vías factibles para activar el voto extraterritorial; cuando las remesas ya no podían disimularse como lo venían haciendo gobernantes y políticos históricamente; cuando surgía una efervescencia de organización política entre los migrantes en EU que figuraba como prometedora… tengo para mí que tal ímpetu se contuvo y se diluyó, ambas cosas por separado, por una parte se contuvo y absorbió por la eficiente mecánica burocrática del gobierno mexicano para no hacer nada y, por el otro lado, se diluyó en los movimientos y necesidad de participación política de los mexicanos de este lado de la frontera. Me explico: se contuvo de manera sibilina y convenenciera por medio del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) de la SRE, pues si lo observamos detenidamente caeremos en cuenta que a los emergentes líderes entre los inmigrantes los vacunaron con eso de ser consejeros del gobierno, les dieron viáticos de hospedaje y transporte, palmaditas del Ejecutivo en turno dos veces al año, y la promesa demagógica disfrazada de acuerdos de que sus propuestas e iniciativas serían tomadas en cuenta. Ojalá el gobierno y sus operadores fueran eficientes no para neutralizar sino para verdaderamente impulsar las buenas intenciones de sus compatriotas en el extranjero. Por la otra parte, la de la necesidad de este lado, el movimiento sigue pese a las incesantes embestidas de los antiinmigrantes, la meta de su lucha se la acaban de espetar al presidente Barack Obama en la convención de La Raza, exigiéndole que sí puede detener las deportaciones indiscriminadas. Pero ambos son tema de otro espacio. 

Sólo para ratificar lo apuntado expongo las respuestas de otro activista, éste de Chicago, donde realizan las más democráticas elecciones de los consejeros para el IME, las preguntas se las hice ex profeso a Jorge Mujica (vicepresidente de la Coalición México-Americana, mxac.org) quien precisamente estos días organiza las mencionadas elecciones.

 —¿A tu juicio el Instituto de los Mexicanos en el Exterior ha servido de algo? 

—Sí y no. Permite que se conozcan entre ellos una multitud de líderes, dirigentes, activistas y gente de las comunidades a nivel nacional en Estados Unidos, pero las cosas más útiles que resultan de ello son por fuera del IME, acciones entre los mismos consejeros. 

“Entre nuestros consejeros dos sí encontraron utilidad en el IME, Juan Carlos Diosdado en Educación, que se dio cuenta de que la UCLA controlaba las Becas IME, cobraba 250,000 dólares al año por administrarlas y se las daba a puros chavos en California. Lo peleó, se las quitó, se transfirieron al Chicago Comunity Trust, que cobrará 8,000 dólares al año por administrar y se repartirán a nivel nacional.

 “El otro fue Moisés Zavala, que logró que toda la red consular tenga ‘semanas de derechos laborales’ en septiembre, donde se informe a la gente sobre sus derechos en el lugar de trabajo, desde sindicalización hasta derechos a salario mínimo, vacaciones, etc.” 

—Las iniciativas y proyectos en cada nuevo periodo que los consejeros en turno proponen, ¿tienen desarrollo y seguimiento y apoyo del gobierno mexicano?

 —Generalmente no. La forma en que se redactan las recomendaciones de los consejeros llevan a que el IME las pase en un memo a la SRE, y la SRE turne el memo a otras dependencias, pero es muy difícil obligar a que se haga el seguimiento más allá de una ‘recomendacion’ de que se debe hacer tal o cual cosa. Es un monstruo burocrático… 

Ciertamente, las/os migrantes ya no estamos de moda, como dice Rodríguez, quien añade: “El Congreso, el Poder Ejecutivo y los gobernadores saben que pueden mandarnos por un tubo y no pasa nada, no hay costo o castigo político y electoral”. 

Hasta ahora. Las facturas permanecen. 

  Raúl Caballero es director editorial de La Estrella en Casa y La Estrella Digital en Dallas-Fort Worth, Texas.

Check Also

Muros y Puentes: Lo que Sigue

Por Raúl CABALLERO GARCÍA Lo tenaz refuerza lo obstinado en este momento en que apremia …

Muros y Puentes

El Mercury del Chimy en un zeppelinPor Raúl CABALLERO GARCÍA “El pájaro rompe el cascarón… …

Muros y Puentes: Nuestra Apuesta

Por Raúl CABALLERO GARCÍA Ahora se da en California. Hablo del fenómeno pocas veces visto …

Muros y Puentes

Daniel Berrigan, Apóstol de la No Violencia Por Raúl CABALLERO GARCIA “Escuchando NPR supe de …

Muros y Puentes

¡La Janis, la Janis y apaguen esa pinche luz!Por Raúl CABALLERO GARCIA Hace unos días …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *