Home / Colaboradores / Luis Alberto Alcaraz / De la Broncomanía a la Bronconeumanía

De la Broncomanía a la Bronconeumanía

Luis Alberto ALCARAZ/www.noticiasvallarta.com

La Broncomanía que en el 2015 puso de cabeza a Nuevo León podría convertirse en una Bronconeumonía para Nayarit el año entrante cuando el alcalde de San Blas se registre como el primer candidato independiente a la gubernatura de Nayarit.

Y es que entre Jaime Rodríguez e Hilario Ramírez hay un mar de diferencia, aunque ambos terminen igualados bajo el membrete de Candidato Independiente. En Realidad el famoso Bronco de Nuevo León no tiene nada de independiente, sobre todo si recordamos su pasado priista y la forma en que fue cobijado por el poder empresarial de ese estado norteño.

Aunque El Bronco presume que el éxito de su campaña se debió a un inteligente manejo de las redes sociales, en realidad su campaña costó mucho dinero aportado por los poderosos empresarios de Monterrey que decidieron buscar un gobernador más a modo, más independiente del gobierno federal pero más atento a los reclamos de los magnates locales.

Es posible que para el 2018 la Broncomanía ya se haya diluido bastante, pero durante las elecciones de este año y las del 2017 será una fuente de inspiración para infinidad de políticos dizque ciudadanos que ya se preparan para asumir el mote de Bronquitos.

Y en ese paquete entrará nuestro Bronco pata salada, el Layín de San Blas que ya anda en campaña recorriendo todo el estado con miras al 2017. Para su desgracia Layín no será el bronco de la contienda debido a su lenguaje cuidadoso de no atentar contra el gobernador Roberto Sandoval ni contra el presidente Enrique Peña.

Mientras que Jaime Rodríguez se hizo famoso arremetiendo contra el gobierno estatal y federal, el Layín de San Blas tiende puentes hacia el gobierno de Roberto Sandoval, a quien en público y privado le reitera lealtad y respeto, lo cual ha provocado que no pocos analistas estén convencidos de que el delfín del gobernador de Nayarit será precisamente el alcalde de San Blas.

Pero que nadie se alegre en el PRI, aunque Layín no usa un lenguaje agresivo en contra del gobierno estatal y federal, en lo cortito muestra un lenguaje que conecta perfectamente con el grueso del electorado nayarita, lo cual potencia su peligrosidad como adversario del PRI en la próxima contienda.

En un tiempo en que los políticos tradicionales están en crisis debido a su pésima imagen pública, los políticos emergentes, esos que dicen no ser políticos pero que evidentemente lo son, están jalando la atención porque hacen creer a los votantes que son iguales que ellos.

¿Después de todo quién no ha robado tantito en este país? Te robas tantito la luz con unos diablitos, te robas tantito el telecable con una mochada al técnico corrupto que te pone una instalación pirata, te robas tantito los derechos de autor al comprar películas piratas, te robas tantito al dar una mordida en lugar de pagar una multa.

En ese México real el alcalde de San Blas es el político ideal, el que nos da de comer sin enseñarnos a pescar, el que reparte puñados de monedas cada que aparece en público en lugar de generar empresas que resuelvan la economía del municipio, el que tiene más mujeres que Gabino Barreda.

A fin de cuentas no hay ninguna diferencia de fondo entre los populistas como Layín y los tecnócratas que presumen ser muy honestos y eficientes pero que en el fondo son harto corruptos y mediocres.

El verdadero peligro de Layín es que como candidato independiente romperá el esquema político tradicional de Nayarit al capitalizar miles de votos que anteriormente terminaban en manos de la oposición. Con Layín en la boleta la tradicional alianza PAN-PRD ya no entrará a la contienda en calidad de puntera, lo cual representa un grave problema para el proyecto de Antonio Echevarría García que sigue centrado en la alianza como primera opción para estar en la boleta.

Pero lo más terrorífico de Layín es que tiene posibilidades reales de ganar la gubernatura el año entrante, con lo cual el futuro inmediato de esta bella entidad estará terriblemente en riesgo, porque una cosas es un alcalde de San Blas populachero y dicharachero y otra muy distinta un gobernador fiestero.

Check Also

Jaime Cuevas Dinamita Alianza en Bahía

Por Luis Alberto ALCARAZ Mientras algunos operadores políticos de Bahía de Banderas se empeñan en …

Aristóteles, Cambiar Para Seguir Iguales

Por Luis Alberto ALCARAZ “El gobernador anuncia más cambios en su gabinete” dice la cabeza …

González Pimienta, el Plan B de Aristóteles

Por Luis Alberto ALCARAZ Siempre pensé que el gobernador Aristóteles Sandoval tiene un Plan B …

Héctor Gallegos y los Secretos del Mochilas

Por Luis Alberto ALCARAZ Dicen los amigos del Cepillo, también conocido como Arturo Dávalos, que …

PRI Vallarta: Sigue Siendo Iván

Por Luis Alberto ALCARAZ Pese a que el proceso de renovación del CDM del PRI …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *