Home / Colaboradores / Omar Andrade (Dash) / Cosas Veredes, Mio Cid: La Guerra de los Gansitos

Cosas Veredes, Mio Cid: La Guerra de los Gansitos

Por Roberto MONTES VAZQUEZ

Para que el Estado logre sus fines debe imponer normas jurídicas, y se hace necesario que se apoye de medios coercitivos para el cumplimiento de éstas, con el fin de mejorar el desarrollo de su población. El impuesto es una contribución obligatoria regida por el derecho público con que el Estado grava los bienes de individuos y empresas y su trabajo, para sufragar los gastos públicos. El artículo 31 fracción IV de la constitución Política de los Estados Unido Mexicanos establece que: Son obligaciones de los mexicanos, contribuir para los gastos públicos así de la Federación como del Estado y Municipio en que residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes. 


Comete el delito de defraudación fiscal quien con uso de engaños o aprovechamiento de errores, omita total o parcialmente el pago de alguna contribución u obtenga un beneficio indebido con perjuicio del fisco federal. La omisión total o parcial de alguna contribución a que se refiere el párrafo anterior comprende, indistintamente, los pagos provisionales o definitivos o el impuesto del ejercicio en los términos de las disposiciones fiscales.

Desde Puerto Vallarta, Jalisco, Felipe Calderón, al inaugurar el foro “Desde lo local”, dijo: “Si pagar impuestos es obligado para cualquier ciudadano, en términos de la justicia lo es más, más obligado para quien más tiene y más ha recibido, para las empresas que más ganan. Y si esto es obligado para las empresas que más ganan, es más obligado todavía para las empresas que más ganan y que rara, rara vez pagan impuestos en el país”: Hace dos semanas el Servicio de Administración Tributaria informó que 400 grandes consorcios, amparados en el régimen de consolidación fiscal, tributaron en 2008 una carga de ISR menor a 2% en promedio. 

 Por segundo día consecutivo el presidente Felipe Calderón reprochó a los grandes consorcios los nulos o bajos pagos de impuestos que realizan, Exigen al gobierno que recorte su gasto, y el gobierno lo recorta; exigen impuestos sobre alimentos y medicinas de la gente más pobre, pero a la hora de ver sus cifras, en promedio pagan 1.7% de impuestos. Esto ya no puede ser, Y le siguió la vasca al valiente de la mecha corta: “Y no estoy pidiendo sacrificios extremos, no le estoy pidiendo a las empresas de México que paguen más que lo paga un dentista o lo que paga un empleado. Estoy pidiendo que pongan su parte, aunque sea poquito, que cumplan con la ley; que está bien que tengan actividades filantrópicas y que patrocinen eventos deportivos y culturales, y que nos regalen equipos médicos, pero que también paguen, aunque sea una parte de los impuestos que necesitan los mexicanos”.

 Ya en el avión de la Isla de la Fantasía que lo llevaba a Singapur remató respecto a la negociación sobre la Ley de Ingresos, dijo: “El debate fue público y muy intenso. El sector empresarial fue muy crítico respecto del gobierno y descalificó ampliamente el paquete .La descalificación fue genérica, intensa y continua. La campaña en contra del paquete, impulsada de manera espontánea por muchos sectores y de manera deliberada por el sector privado organizado en México, debilitó mucho las posibilidades”.

 Tiempos hubo  en que se vivimos acatando el adagio de que con el chile, el tequila y el gobierno no se juega, pero ahora con tanto pucheros y súplicas ya suena como llamada a misa y todos nos preguntamos ¿para qué denuncias? si con aplicar la ley sin contemplaciones es suficiente. Pero se empeñan en darle a las acciones de gabinetito tintes de tragicomedia que nos recuerda aquel inefable Antonio López de Santa Ana, quien decretó una contribución de un real por cada puerta y cuatro centavos por cada ventana de las casas. Decretó, también, un impuesto de dos pesos mensuales por cada caballo frisón (robusto) y un peso por cada caballo flaco; además, un peso al mes por la posesión de cada perro. Por  los abusos en la calle, de los ejércitos de este singular personaje, que se la pasaba rodeado de ellos, Francia nos declaró La Guerra de los Pasteles y, como Don Lorenzo Servitje, miembro distinguido de las cúpulas empresariales, ya en alguna ocasión critico de Calderón pese a  ser su principal impulsor, seguro está incomodado por la declaraciones populistas en contra de los empresarios, ahora sólo falta que nos declaren la guerra de Los Gansitos.

Check Also

Emilio, Juan Sandoval y el “Chicharito”

Por Santos URBINA (de la página electrónica Unidad)  Si al gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, le …

Re-Evolución: Candidatos Ciudadanos

* Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Una de las exigencias del poeta y escritor Javier Sicilia es …

Re-Evolución: Licencia de Paternidad

* Por Francisco JIMENEZ REYNOSO La licencia de paternidad tiene como objetivo otorgar un permiso de …

Re-Evolución: Clamor Social, que Regrese el Auditor

Pero los 10 millones… * Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Hace unos meses, el polémico auditor …

Re-Evolución: Salud y Educación vs Narco

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO  En virtud del recrudecimiento de la violencia que hemos padecido los últimos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *