Home / Colaboradores / Omar Andrade (Dash) / Cosas Veredes Mio Cid: Es Igual Atrás que en Ancas

Cosas Veredes Mio Cid: Es Igual Atrás que en Ancas

 Por Roberto MONTES VAZQUEZ

La cúspide de la retórica de César Nava concluye fulminante con el fruncimiento de la boca como trasero de gallina, que lo hace en su fuero interno sentirse dominador.

 ¡Aleluya! El PAN ha vuelto, es día de fiesta y de celebrar; como si todos los días no celebraran en los Pinos… Que esto, que lo otro…. ¡salud!

 Lo que pasa es que la última vez que hubo motivo, fue cuando el PRI sacó a flote a Calderón y le hizo buena la toma de protesta en el dos mil seis, ante el pasmado del Bajío.

 Dijo el chanate piojero arriba del buey: Andamos arando, y proclama los triunfos de Puebla, Oaxaca, y Sinaloa.

¿Andamos? Kemo saby,  inquiere Jesús Ortega, el de la convocatoria de tumultos que nuca ha llenado ni la glorieta Colón de seguidores.

 Esperemos el desgarriate cuando se haga la repartición de puestos en los gobiernos recién electos y se inicien las acciones de administración. ¿Con qué principios? Espurios, legítimos o de burdel.

 En la historia reciente los triunfos panistas fueron más repudios a los gobernantes anteriores que resultados de persuasión de principios.

 Cuando el filósofo de la barda Guillermo Cosío Vidaurri, no tocó baranda para salir defenestrado, por aquellas trágicas explosiones de las calles de Guadalajara, por gasolina vertida al drenaje y, por aquel techo corredizo de millones de pesos, del patio central del palacio de gobierno que nunca funcionó. Propició la aparición en la escena de Alberto Cárdenas Jiménez, que venía de la cultura de los “lapsus pendejus” que ya había instituido Fox y, que se ganó a pulso el mote del Burro en el Congreso.

 Le siguió Francisco Ramírez Acuña, el que tenía fama de duro, pero de la cabeza no de la mano y, que aumentó su fama por la impunidad con que protegió a su hermano José Cornelio, aquel que fue presidente municipal de Zapopan y que fue el precursor de René Bejarano, porque lo filmaron sacando de su escritorio kilos de dólares, que nunca explicó de donde venía y siguió tan campante.

 En ese orden de especímenes, llegó con olor a santidad,  meando agua bendita y predicando a mentadas Emilio Gonzáles Márquez, al que cada vez que aparece en público, la raza le saluda con afecto diciéndole: ¡Emilio Chinga veinte! De donde se desprende con certidumbre  que el próximo gobernador no será panista, porque al PAN en Jalisco, se le aplica lo que dice el Diccionario de la Lengua Española: Es culo de mal asiento, para decir que no es bien recibido.

 Ahora bien, en Puebla quien iba a votar por el delfín del marrano gobernador Mario Marín, ni los legionarios de Cristo que andan con el agua en los aparejos y las sotanas levantadas, por coincidir en gustos con Kamel Nacif, se dieron tiempo para apoyar al enano que sólo  les parece precioso a los pederastas.

 En la Antigua Antequera, en donde Macedonio Alcalá dijo en su hermoso vals: “Dios nunca muere”, se dio la oportunidad de cumplir el adagio de que no hay mal que dure cien años, ni enfermo que los aguante y, se desconoció la horda del sátrapa Ulises Ruiz.

 En Sinaloa dicen que no ganó ningún partido político, que los que ganaron fueron los organizados que refaccionan al triunfador para sus negocios de Beisbol,  empresas y espectáculos.

 Pido permiso primero para contarles de nueva cuenta lo que escribí hace algunos ayeres sobre EL ANIMA DE SAYULA

 A fines del siglo XIX en Sayula (un hermoso pueblo del sur de Jalisco)  Teófilo Pedroza escribió en verso una broma que las fuerzas vivas del pueblo,  ingeniosamente le habían jugado a un tal Apolonio Aguilar, que consistía en encontrarse a medianoche en el panteón con una ánima en pena, que le ofrecería dinero a cambio de ciertos servicios. Pero el fantasma resultó ser del bando del que madreó a Fabiruchis y después de terminado el lance, huyó por entre las tumbas demostrando que con un buen agujero, cualquier hilacho es jorongo y con éste como disfraz de fantasma cubriéndolo, dejó al ambicioso empinado y adolorido.

 De ahí nació la leyenda del Ánima de Sayula, que en aquellos recatados tiempos adquirió una fama de proscrita que la hizo circular más. Resulta que el autor urgido de dinero, la editó en un cuadernillo del tamaño de las publicaciones que venden afuera de las iglesias y ahí los vendedores, más largos que la cuaresma, la ofrecían como la novena del Anima De Sayula y al leerla las piadosas mujeres pusieron el grito en el cielo y le pasó lo que en esta época con los condones, que ya hasta las desairadas los compran por si las dudas.

 En la picaresca mexicana es una pieza literaria muy festejada. Y viene a cuento porque hace algunos años un diputado pasó  a ser inmortal, por una señal que hizo en el pleno de la Honorable Cámara, cuando los priístas festejaban el haber impuesto el IVA, Roque Villanueva que es el nombre del fonomímico, hizo la señal con los brazos doblados atrayéndolos hacia el cuerpo, con los puños apretados, como es de suponerse lo hiciera el Anima de Sayula, el ejecutar su acto de sodomía.

 Y ahora que los priístas les volvieron a hacer la Roqueseñal, les arde como cortada de carrizo y, la raza cervecera y mordaz dice que el chistoso César Nava, vestido de Gasparin, aprenda que de todos modos lucen igual atrás que en ancas.

 Malo juntar el hambre con las ganas de votar.

  

Check Also

Emilio, Juan Sandoval y el “Chicharito”

Por Santos URBINA (de la página electrónica Unidad)  Si al gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, le …

Re-Evolución: Candidatos Ciudadanos

* Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Una de las exigencias del poeta y escritor Javier Sicilia es …

Re-Evolución: Licencia de Paternidad

* Por Francisco JIMENEZ REYNOSO La licencia de paternidad tiene como objetivo otorgar un permiso de …

Re-Evolución: Clamor Social, que Regrese el Auditor

Pero los 10 millones… * Por Francisco JIMENEZ REYNOSO Hace unos meses, el polémico auditor …

Re-Evolución: Salud y Educación vs Narco

Por Francisco JIMENEZ REYNOSO  En virtud del recrudecimiento de la violencia que hemos padecido los últimos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *