Home / Colaboradores / Carlos Enrigue Zuloaga / Correos y Presidenciables, Planeados

Correos y Presidenciables, Planeados

Por Carlos Enrigue ZULOAGA

Tengo que dar contestación a correos retrasados de solitarios lectores a los que debo decir agradezco su fineza al tomarse la molestia de escribir y que además son los legítimos dueños de las buenas ideas que puedan aparecer en estos artículos. El señor Manuel Vázquez me cuestiona el por qué no se publican las fotografías de los delincuentes, lo que en su opinión serviría para identificarlos y créame que me hizo pensar.
Lo primero que se me ocurrió es que hay tantos delincuentes que necesitaríamos un libro, fíjese nada

más en la publicidad del partido oficial dice que súper Calderón ha detenido más de 60 mil delincuentes (sería interesante saber a cuántos han condenado) y eso que no contamos a los de la delincuencia desorganizada que deben ser más muchos. Sería interesante ver cuánto tiempo tardan en pasar, necesitaríamos una estación de televisión para estarlos pasando, aunque hablando de delincuentes, ahí está el canal del congreso, que nadie ve, y podría, al fin que Bierce dice que la política es el “medio de ganarse la vida preferido por la parte más degradada de nuestras clases delictivas”, usarse para darlos a conocer. No conozco ninguna disposición legal que prohíba mostrar los rostros aunque creo sería un espectáculo dantesco. Por otra parte parte, podía usarse el internet para quien le interese.
 A doña Marta Torres le parece que aunque la divierten los artículos considera que soy muy exagerado en mi descripción de la clase política, gracias por indicármelo, pero debo decirle que según yo me modero al expresar mis opiniones, pero trataré de ser más moderado, aunque la verdad está difícil, ya que exagerados o no, no pasa nada. 
Don Fernando Navarro me corrige y dice que me equivoqué de la fuga de los 53 delincuentes, que ésta no se dio en la cárcel de Zacatecas, como yo dije, que se llama la cárcel se Sacazetas. ¿Será?
 Opiné que el mal Gobierno, los políticos, las campañas, la selección y todas las instituciones son simplemente un reflejo de lo que somos como sociedad, quienes sí queremos que las cosas mejoren y doña Elda Blanco coincide conmigo y me escribe que pretender que las instituciones sin que mejoremos nosotros es como pretender que una pareja de caballos ponis tengan un hijo percherón. Es un muy buen ejemplo.
 Al ingeniero Mendoza, sin duda de clase premier entre mis solitarios lectores, le preocupa la rehabilitación de Lafayette, yo creo que lo de los pisos diferentes fue para ahorrar, comprando pedacera de mosaico (en algunos lugares se van a necesitar lentes oscuros para no encandilarse), pero el ingeniero le preocupa que aquello va a ser una pista de patinetas, lo que hará que los que no somos skatos estaremos arriesgando la vida si circulamos por ahí, por lo que el sitio se convertirá en un mercado de hippies.
Le parece además que la solución vehicular de esa zona es absolutamente inadecuada y se pregunta dónde harán el estacionamiento, dónde estarán las entradas y salidas, y si las van a hacer justo ahora que parecía terminado el paseo.
 Me pide que no anule mi voto. He escrito que no lo voy a hacer, aunque ganas me dan, pero considero que no lleva a nada, mejor me abstendría de ir a votar. Pero tratando de ser una persona consciente, aún contra mis tendencias y aun estando cierto de esta farsa electoral, me he propuesto investigar a la multitud de candidatos que corresponden en el distrito en que vivo para ver quiénes son y qué han hecho en su vida, son tantos que alguno será rescatable. He preguntado vía correo a la sucursal local del negocio electoral, los nombres y desde luego no me han contestado.
 Hace tiempo escribí que lo de las acciones aparentemente descocadas del señor gobernador eran un plan perfectamente planeado para llevar al jerarca estatal a la presidencia de nuestra nación, y lo menos que me dijeron es que estaba loco, el plan continúa y gracias a uno de sus generosos donativos hecho a favor de una televisora que no puedo decir su nombre, pero sus iniciales son Televisa, le armaron un foro junto con Peña Nieto y Ebrard, (que supongo hicieron similares contribuciones) en lo que les han de haber vendido como un pre posicionamiento como el futuro debate para llegar a la gran ubre.
Desde luego que por razones de mi salud mental no lo vi, pero que según los comentarios los tres dieron una verdadera cátedra de egolatría y perfección y González Márquez está hecho un verdadero estadista que ya miente con la frente en alto.
 Ahora sí yo creo que a los promotores del voto les salió en contra una opinión de peso, no crea que estoy hablando de presidentes de partidos o de los dueños del negocio llamado IFE. ¡No señor!, la que habló y muy claro acerca de la necesidad de votar fue nada menos que la Linda Martita, quien bajó del castillo amoroso que tiene con el ex presidente Vicente Fox Quesada.
Así es ella, no se mide en sacrificio y al ver nuestro extravío no duda en dejar su nidito de amor para venir; con esa gracia serrana que tiene y derramando su natural simpatía, a rescatarnos de nuestro marasmo, a acabar nuestras dudas. Dijo que hay que votar por un partido establecido y con esta recomendación considero se acabaron las dudas de quienes las tenían, yo creo que ya nadie anulará su voto. Martita locuta, causa finita.

Check Also

¿Para qué Escribir?

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Me puse a considerar cuál es la causa por la que …

‘La Unidad Popular’

Por Carlos ENRIGUE Yo siempre he creído que los mexicanos no necesitamos que nadie nos …

La Manzana de la Discordia

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA No lo digo por el director de Conade y amigo del …

Las Gestas de Gloria

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Mienten miserablemente quienes -fuera del congreso porque ahí es la casa …

Me he Estado Acordando

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Tradicionalmente los jacobinos han establecido que el sacramento de la confesión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *