Home / Colaboradores / José María Pulido / Condenados a Elegir: Solís Gadea

Condenados a Elegir: Solís Gadea

Para cada problema público “no existe una solución única ni verdadera, ni definitiva” sino que existe una lucha entre distintas opciones, “las cuales responden, en última instancia, a diferencias de índole filosófica sobre cuestiones últimas de valor y estamos condenados a elegir entre opciones que son diversas y contradictorias”.

Así lo señaló el rector del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, Héctor Raúl Solís Gadea, al hablar de “Isaiah Berlin y el arte de salir airoso en un mundo de tensiones” en la mesa sobre “Pensadores Judíos y la Crítica a la Modernidad”, en el marco del XXVII Encuentro Internacional de Ciencias Sociales que se realiza en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

En la misma mesa, Paul Mendes Flohr aportó sus ideas sobre Walter Benjamin, Martin Buber y Leo Strauss; Oliver Kozlarek, sobre Erich Fromm; y Judith Bökser Liwerant, con el tema “De la modernidad a las modernidades: el pensamiento sociológico se S. N.Eisenstadt”.

A decir de Solís Gadea, “ese es el panorama que la modernidad, como realidad actuante, trajo consigo, y que Berlin tuvo la lucidez y la valentía de reconocer. La modernidad pretendió resolver los conflictos valorativos mediante el uso de la ciencia y la razón, mediante la aplicación de una técnica universal y de aplicación general” y cayó presa de la ilusión de que existe una realidad única, general, universal en la que se aplica la razón y sus instrumentos.

Sin embargo, agregó, “no fue posible realizar el sueño de la Ilustración y su proyecto de reorganización científica de la realidad porque, antes bien, la modernidad también implicó el colapso de la tradición y, con ello, la ruptura de las creencias absolutas y únicas”.

Dijo que para Berlin “la modernidad es un espacio abierto a múltiples posibilidades, pero también a múltiples conflictos y colisiones. La modernidad pretendió encontrar soluciones únicas a proyectos únicos, pero se encontró con que no existe ni lo uno ni lo otro, sino un escenario plural, abierto, de irrupción constante de nuevos problemas, de aparición de nuevas contradicciones en el que, por definición, el monismo es imposible”.

Para tratar de hacer justicia el nombre de la mesa, “Pensadores judíos y la crítica a la modernidad”, Solís Gadea mencionó que Isaiah Berlin fue un pensador de origen judío y su vida estuvo marcada por esa circunstancia. Descendía de rabinos, aunque su familia inmediata formaba parte de un grupo de judíos asimilados a la cultura burguesa.

 

Check Also

Las Alternativas de Trump y Clinton

El Partido Republicano está quebrado en dos facciones, la que apoya a Donald Trump (blancos …

El Abuso de Poder

Poco ayudan, en la necesidad de alcanzar acuerdos políticos, amagar con la fuerza, como ocurrió …

El Desgaste de PMC en los Números del PAN

En los sondeos del Partido Acción Nacional, que la semana pasada les trajo como regalo …

Aporta SEDIS Recursos Para Beneficiarias del IJAS

Generar un acompañamiento y brindar una mejor atención al Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS) …

Nada Novedosa la Ideología de Trump

“Aunque en décadas recientes exhibir una ideología nativista se ha vuelto incorrecto políticamente y se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *