Home / Colaboradores / Juan Cabello / Campañas y Presupuestos Participativos

Campañas y Presupuestos Participativos

Por: Juan CABELLO

Los candidatos en campaña recorren los barrios, las colonias y poblados con el objetivo de ganar la elección en la que participan, sin embargo el pararse y pedir el voto no es precisamente la mejor estrategia, por lo que recurren al argumento supremo de escuchar las necesidades de los pobladores y así se hace una dinámica que crea una sinergia, el candidato pide el voto a cambio de realizar las obras que le soliciten y los electores votan por el candidato para que les haga las obras solicitadas.

Hoy los patos les tiran a las escopetas, el mundo anda de cabeza desde hace un buen rato, podemos ver gracias a la magia de las redes sociales que los candidatos sólo prometen y si no me creen pregúntele a los comerciantes de la zona centro de Guadalajara, quienes apoyaron casi en secreto al hoy presidente municipal y éste les devolvió la cortesía persiguiéndolos y quitándoles sus fuentes de ingresos.

Ya tienen rato los candidatos favorecidos con el voto de los electores sufriendo una pérdida repentina de memoria a la hora de cumplir con lo prometido y de igual manera la recobran para ir a buscar a los votantes y pedirles el voto para ahora sí cumplirles con lo prometido.

Una vez comentado lo anterior procedo a analizar los tan de moda presupuestos participativos que no lo son pero que así los llaman para hacer creer a la gente que se hace lo que ellos dicen, en todos los estados de México el presupuesto es autorizado por el Congreso del Estado, los presupuestos participativos en Brasil y Bolivia son aprobados por los habitantes de cada barrio o comunidad, luego entonces el municipio le juega al vivo por la simple razón de no llamar a las cosas por su nombre.

Lo que los municipios hacen es una consulta (mal hecha), para saber qué obra prefieren que se haga y dan a escoger entre varias opciones (dadas por el gobierno municipal y no por los ciudadanos), por lo que se distan mucho de ser participativos en la elaboración de un presupuesto.

Lo que se puede deducir de todo lo anterior es que el tiempo de campaña política para aspirar a un cargo de elección debe ser reducido, porque no se justifica el tiempo de campaña si una vez en el ejercicio del cargo van a perder tiempo preguntando lo que ya deberían saber.

En conclusión se debe establecer un mecanismo que permita realmente a los ciudadanos elegir las obras que quieren que se realicen en su colonia, barrio o comunidad, no ponerle nombre de técnicas de gobierno ya establecidas por otros países y con sistemas de funcionamiento totalmente diferentes, reducir los tiempos de campaña y definir como prohibición el prometer obras que ya en el poder sometan a consulta popular, crear una dependencia de nivel estatal denominada consultoría general organizada con un jefe político por cada región y acabar de una buena vez con esa rancia costumbre de contratar asesores para todo.

No se puede ni se debe permitir el engañar para acceder al poder, aunque históricamente se ha dado de manera sistemática y prácticamente de manera ininterrumpida desde tiempos inmemoriales, los partidos políticos y los candidatos deben asumir con integridad su responsabilidad en la veracidad de las campañas políticas y tener la vergüenza y el coraje para dimitir cuando incurran en falsedad.

Para mejor entendimiento de lo anterior y con la intención de proporcionar claridad en los argumentos plasmados recomiendo la siguiente bibliografía: Aldous Huxley “Un mundo feliz” y Tomás Moro “La Utopía”.

 

Check Also

El PRI y las Razones de su Próxima Derrota

Por Juan CABELLO Conocer las razones por las que las personas militan en un partido …

El Fuero, el Desafuero y Otras Payasadas

Por: Juan CABELLO El circo no está instalado, es más, ni siquiera se ha anunciado …

Ellas Contra Ellos

Por Juan CABELLO Desde hace años, la mujer ha sostenido una lucha incesante por adquirir …

La Fuerza de uno

Por Juan CABELLO En los estados unidos se vive bien, se gana en dólares pero …

La Corrupción, un Asunto Inequitativo

Por Juan CABELLO La rendición de cuentas es un gran avance en la lucha anticorrupción, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *