Home / Colaboradores / Raúl Caballero García / Calidad del Aire, el Destino que nos Alcanzó

Calidad del Aire, el Destino que nos Alcanzó

Por Carlos OROZCO SANTILLÁN

Como sabemos, los humanos podemos vivir sin alimentos o agua algunos días, pero sin oxígeno tan sólo unos minutos. De lo cual deducimos que el oxígeno, como el elemento de mayor presencia en la biósfera que habitamos, es el principal nutriente para las funciones de nuestro organismo. De hecho, nuestro cuerpo está compuesto en un 65% de este elemento mientras que, de otros como el calcio, apenas del 1.38%. Y con otra dependencia vital: nuestro cuerpo no puede almacenar oxígeno, por lo tanto, requerimos abastecer a nuestras células en todos los instantes de existencia.

Es inevitable observar la trascendencia de una adecuada respiración y de la calidad oxigenal en el aire que respiramos. A menor calidad del aire menos oxigenación en las células de nuestro organismo que puede provocar, entre otros daños, déficit de concentración, modificación de la acidez corporal que influye sobre las funciones cerebrales, reproducción de los gérmenes que habitan en nosotros, mala digestión, estrés y efectos inmediatos como la agresividad o la falta de pericia al conducir. Y a mediano o largo plazo, enfermedades pulmonares como la tuberculosis provocada por el bacilo de Koch que se desarrolla sólo en condiciones anaeróbicas. De hecho, desde 1783 la ciencia médica descubrió el uso del oxígeno como recurso para contrarrestar lo que entonces se conoció como “tisis pulmonar”.

Más grave aún, el premio Nobel de Medicina en 1931 y Director del Instituto Max Planck de Fisiología Celular Otto Heinrich Warburg logró transformar células sanas en cancerosas con solo reducir la cantidad de oxígeno que éstas recibían.

Por otra parte, se ha comprobado que en ciudades polucionadas se puede llegar a disminuir hasta en la mitad la concentración del oxígeno atmosférico con las previsibles consecuencias en la salud pública, esto aún sin considerar muchos otros factores tóxicos ambientales como la adicción de fumar o la malsana e inexplicable subcultura de talar árboles por vecinos y autoridades en un Área Metropolitana como la de Guadalajara que continua por el derrotero de convertirse, irremediablemente, en una de las ciudades mas contaminadas de México y del hemisferio.

Por ello, resulta inexplicable la poca importancia con la que se enfrenta un problema tan grave para la ciudad de Guadalajara, que ya había sido señalada como líder en polución por ozono en el 2011 según publicó la página www.milenio.com/epaper, así como la escasa importancia que le han dado los medios de comunicación a los factores causales concentrándose solo en los efectos críticos. Por ejemplo, se dedicó más tiempo a la controversia entre el municipio de Tlajomulco y Semadet sobre el monitoreo eficiente, que a la impunidad del sistema de transporte colectivo, a la deforestación y a la anarquía en la intervención de vialidades para la obra pública mal programadas en su ejecución.

Otros factores, menos identificados tienen un impacto notable en la emisión de contaminantes por los vehículos automotores en nuestra ciudad, como la nula difusión del Artículo 51 del REGLAMENTO DE LA LEY DE LOS SERVICIOS DE VIALIDAD, TRANSITO Y TRANSPORTE DEL EDO. JALISCO en la que se establece el aseguramiento de unidades sólo cuando haya lesionados, personas fallecidas o daños patrimoniales públicos, por lo cual se deduce que mantener los vehículos estorbando en las vialidades del Área Metropolitana luego de un choque de menor cuantía, es una maniobra de las aseguradoras en la búsqueda de eximirse de la responsabilidad para no asumir los costos por daños contratados, con la anuencia de la SEMOV, a pesar de no proceder la infracción salvo casos de mayores consecuencias. Sin duda, un tema pendiente.

MTRO. CARLOS M. OROZCO SANTILLAN

ACADEMICO DE LA UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

carlosm_orozco@hotmail.com

Check Also

Muros y Puentes: Lo que Sigue

Por Raúl CABALLERO GARCÍA Lo tenaz refuerza lo obstinado en este momento en que apremia …

Muros y Puentes

El Mercury del Chimy en un zeppelinPor Raúl CABALLERO GARCÍA “El pájaro rompe el cascarón… …

Muros y Puentes: Nuestra Apuesta

Por Raúl CABALLERO GARCÍA Ahora se da en California. Hablo del fenómeno pocas veces visto …

Muros y Puentes

Daniel Berrigan, Apóstol de la No Violencia Por Raúl CABALLERO GARCIA “Escuchando NPR supe de …

Muros y Puentes

¡La Janis, la Janis y apaguen esa pinche luz!Por Raúl CABALLERO GARCIA Hace unos días …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *