Home / Colaboradores / Carlos Enrigue Zuloaga / Ayuntamientos Endrogados

Ayuntamientos Endrogados

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA

La semana pasada la temática principal refirió que la mayoría, por no decir todos, los ayuntamientos están superendrogados. Nada más no le deben al banco de sangre y porque no les presta, desde luego que en su momento todos justificaron el pedir el dinero, unos directamente y otros, por medios más sutiles, como por medio de figuras como los pps, pero llámenlo como lo llamen es billete que tiene que pagarse o posponerse; digamos que es una tradición en municipios, estados y por qué no decirlo, de la federación deber.

Si no me cree, en la cámara de diputados llevan una cuenta de la deuda neta, lo que demuestra que no es un problema municipal sino plenamente gubernamental, sólo que según la urraca es el copete ya que ni toda la deuda los ayuntamientos del país ni todos los estados juntos se asemejan a la deuda de la federación.

La deuda, cuando llega, es gozada por todos los que forman el gobierno, porque de alguna manera todos tienen que aceptar pedirlo –sin omitir los espectáculos que se dan por los partidos de “oposición”- y es muy útil cuando se trata de atacar al tlatoani en turno.

Todos llegan con las declaraciones más estentóreas posibles acerca de la austeridad, pero es cansado estar ahí y no gastar, por lo que a partir del segundo año les entra la urgencia de tener dinerito y lo más razonable es aplicar el viejo principio financiero de que el que venga atrás que arrié o sea reestructurarlo, lo que aún sin comisiones que son muy usadas, evita pagos inmediatos y permite el gasto.

Se ha publicado que Guadalajara es el municipio campeón en deuda y fíjese lo que es la vida, que a mí se me hace la más fácil de resolver, al tiempo que se resuelve el problema de que la ciudad se está despoblando, veamos, todos recordamos que el Ayuntamiento en tiempos de Petersen se compraron muy caros una bola de terrenos para la villa panamericana, aunque le jugaron chueco porque los dueños del juguete nunca pensaron que esa fuera buena idea, a la mejor esa compra fue parte de la deuda, pero el hecho es que ahí están los terrenos y se piensa que se va a poner una muy anunciada ciudad digital.

Me permito dudar que ésta tenga éxito de la misma forma que dudé que el proyecto de Petersen hubiera podido tenerlo, porque muy pocos van a escoger esa zona si pueden escoger otra con otros atractivos, pero me pregunto qué pasaría si se creara un atractivo como puede serlo un bosque, si, pero cómo hacerlo, pues que nuestro amado primer mandatario nos pase un dos al millar de su gran presupuesto, con lo que se pagaría la deuda tapatía, se crearía un bosque dentro de la ciudad, semejante en tamaño a Los Colomos y lo que sobre para la creación y cuidado del bosque.

Ahora imagine usted que, todos los terrenos colindantes van a adquirir un valor extraordinario y hay que decirlo que el gobierno no va a enseñar a los empresarios cómo hacer su negocio. Simplemente una construcción no atrae clientes de por si, un bosque urbano, si.

 

Check Also

¿Para qué Escribir?

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Me puse a considerar cuál es la causa por la que …

‘La Unidad Popular’

Por Carlos ENRIGUE Yo siempre he creído que los mexicanos no necesitamos que nadie nos …

La Manzana de la Discordia

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA No lo digo por el director de Conade y amigo del …

Las Gestas de Gloria

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Mienten miserablemente quienes -fuera del congreso porque ahí es la casa …

Me he Estado Acordando

Por Carlos ENRIGUE ZULOAGA Tradicionalmente los jacobinos han establecido que el sacramento de la confesión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *